Duques de Cambridge: 5 años de matrimonio del Príncipe Guillermo y Kate Middleton en 5 momentos

EL AMOR DE LOS DUQUES DE CAMBRIDGE

Duques de Cambridge: 5 años de matrimonio del Príncipe Guillermo y Kate Middleton en 5 momentos

Los Duques de Cambridge celebran el primer lustro de su matrimonio convertidos en felices padres aunque con una imagen pública no tan inmaculada como en aquel lejano abril de 2011.

El 16 de noviembre de 2010, Clarence House anunció el compromiso matrimonial entre el Príncipe Guillermo y Catherine Middleton. La pedida tuvo lugar en octubre durante un viaje de la pareja a Kenia. En su comparecencia pública, la joven enseñó el anillo de zafiro de 18 quilates que el Príncipe Carlos entregó en su momento a Lady Di, y que tuvo a bien entregar a su primogénito para adornar el dedo de su enamorada. Cinco meses después se celebraría la gran boda del siglo protagonizada por una pareja de ensueño para la realeza británica.

1.- Una boda para la historia

El 29 de abril de 2011 medio mundo se despertó con ganas de boda. A las 10:15 horas de ese viernes de primavera, el Príncipe Guillermo entró por la Gran Puerta Oeste en la Abadía de Westminster de Londres luciendo el uniforme de coronel de la Guardia Irlandesa. Lo hizo junto a su hermano y padrino, el Príncipe Harry. Mientras llegaba y no la novia, los 1900 invitados tomaban posición, entre ellos la Reina Sofía y los entonces Príncipes de Asturias, Don Felipe y Doña Letizia. Los penúltimos fueron la Reina Isabel, el Duque de Edimburgo, el Príncipe de Gales y la Duquesa de Cornualles, que entraron en el templo justo antes de que lo hiciera la novia.

Foto oficial de la boda de los Duques de CambridgeFoto oficial de la boda de los Duques de Cambridge

Puntual y magnífica hizo su aparición Kate Middleton, espectacular con un traje de Sarah Burton para Alexander McQueen, la diseñadora de cabecera desde entonces de la Duquesa de Cambridge, y con una tiara de Halo Cartier que le prestó Isabel II para la ocasión. La novia caminó hasta el altar del brazo de su padre, Michael Middleton, mientras sonaba 'I was Glad" Hubert Parry. Allí le esperaba el Príncipe Guillermo, que instantes antes se había colocado en el lugar principal de la Abadía de Westminster junto a su padrino. Detrás de Catherine Elizabeth desfilaban su hermana y dama de honor, Pippa Middleton, que se convirtió en toda una celebrity tras la boda, y los pajes elegidos por la pareja: Lady Louise Windsor, hija de los Condes de Wessex, Margarita Armstrong-Jones, Grace van Cutsem, Eliza Lopes, William Lowther-Pinkerton y Tom Pettifer, que desempeñaron su papel a la perfección.

Una vez en el altar, comienza la boda. La pareja pronuncia sus votos, el Príncipe Harry le pasa al arzobispo de Canterbury la alianza, que este bendice antes de entregárselo al Príncipe Guillermo, que colocó en el dedo de Kate Middleton. Una vez realizado el trámite, los ya Duques de Cambridge, título que la Reina Isabel otorgó a su nieto con ocasión de su enlace, firmaron el registro de matrimonio en la capilla del templo.

El beso de Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton el día de su bodaEl beso de Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton el día de su boda

Mientras suenan la música, los campanas y los aplausos de los ciudadanos, los ya marido y mujer salen de Westminster Abbey para coger el coche de caballos 1902 State Landau para recorrer las calles del centro de Londres y saludar a la multitud que jaleaba a la pareja de moda de la realeza. Finalmente llegó el tradicional saludo desde el balcón principal de Buckingham Palace, desde el cual la pareja se besó con efusividad ante los aplausos de los ciudadanos que observaban la alegría de la pareja de recién casados. De ahí, al banquete en Buckingham Palace y a comenzar una nueva vida.

2.- De Anglesey a Kensington Palace y Anmer Hall

La residencia oficial de los Duques de Cambridge es el Palacio de Kensington, donde ocupan uno de los lujosos apartamentos destinados a los miembros de la Familia Real Británica. Sin embargo, tras su boda se instalaron en la isla de Anglesey, en Gales, donde el Príncipe Guillermo trabajaba como piloto de rescate de la RAF. Desde allí viajaban a Londres o cualquier lugar que dictaminara su agenda oficial, aunque tenían una vida más tranquila y alejada de los usos y costumbres palaciegos. Posteriormente se mudaron a Kensington Palace habiendo nacido ya su primer hijo, el Príncipe Jorge, y allí se quedaron durante un año.

Casa de Anmer Hall de los Duques de CambridgeCasa de Anmer Hall de los Duques de Cambridge

La pareja gastó en torno a 5,4 millones de euros para poner a su gusto el apartamento 1A de Kensington Palace, sin embargo, los paparazzi no hacían más que rondar a la pareja, y sobre todo a su hijo, el Príncipe Jorge, objeto de deseo de los avispados fotógrafos que se pasean por el entorno real. Los Duques de Cambridge querían intimidad, campo y tranquilidad, asi que en verano de 2014 dijeron adiós a Kensington para mudarse a Sandringham, Norfolk, donde la Reina Isabel regaló una propiedad a su nieto cuando cumplió 30 años. La vivienda de Anmer Hall les viene a la mil maravillas, ya que aparte de sus deseos de paz y tranquilidad para la familia, el Príncipe Guillermo se colocó como piloto en el East Anglia Ambulance Service, para el que trabaja a media jornada.

Para acomodarse en el campo también hubo que invertir en obras; se habla de casi dos millones de euros, pero en esta ocasión pagados con su propio dinero. Con 10 habitaciones, piscina, invernadero y amplias zonas ajardinadas y convenientemente valladas para evitar curiosos y posibles amenazas, los Duques de Cambridge siguen viviendo en la actualidad en tan agradable lugar junto a sus dos hijos, el Príncipe Jorge y la Princesa Carlota; en el caso de ella, solo ha vivido permanentemente en Anmer Hall, pues nada más nacer, sus padres se la llevaron lejos de Londres.

3.- Sus dos hijos, el Príncipe Jorge y la Princesa Carlota

Como suele ocurrir tras una boda real, no tardan en surgir rumores de embarazo, más seguramente por las ganas de que nazca un nuevo príncipe o princesa. El ingreso hospitalario de Kate Middleton en diciembre de 2012 motivo que se tuviera que anunciar antes de lo previsto que los Duques de Cambrigde esperaban su primer hijo. La causa fue una hiperémesis gravídica que afectó a la consorte.

El Príncipe Jorge jugando en su primer acto oficialEl Príncipe Jorge jugando en su primer acto oficial

Finalmente, a las 16:24 horas del 22 de julio de 2013 nacía en el Hospital St. Mary de Londres un bebé llamado George Alexander Louis, que se convirtió al nacer en Alteza Real, Príncipe de Cambridge y pasó a ocupar el tercer lugar en la línea de sucesión al Trono Británico. Un día más tarde se pudo ver por primera vez al Príncipe Jorge un niño que tiene ya 2 años y 9 meses y que ha conquistado a todo el que ha conocido, incluso al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y a la Primera Dama, Michelle, que le saludaron el pasado 22 de abril cuando fueron invitados a cenar con los Duques de Cambridge y el Príncipe Harry en Kensington Palace.

El Príncipe Jorge es todo un terremoto que no podía quedarse solo. De nuevo, la hiperémesis gravidica hizo de las suyas y atacó a la Duquesa de Cambridge, que volvió a ser ingresada poco después de quedarse embarazada, aunque con menos fuerza que en su primera gestación. Así se conoció en otoño de 2014 que habría nuevo 'royal baby' para primavera de 2015. El segundo hijo de los Duques de Cambridge fue una niña nacida a las 08:34 de la mañana del 2 de mayo de 2015.

El Príncipe Guillermo y Kate Middleton felicitan la Navidad 2015 con sus hijos Jorge y CarlotaEl Príncipe Guillermo y Kate Middleton felicitan la Navidad 2015 con sus hijos Jorge y Carlota

El bebé nació en la misma clínica que su hermano, pero fue todo tan rápido que horas después, la niña, llamada Carlota Isabel Diana, se fuera con sus progenitores al Palacio de Kensington. Allí la familia esperó la visita de la Reina Isabel II, y una vez tuvo lugar, se marcharon a Anmer Hall, donde residen los Cambridge. La niña es una pequeña damita que se deja llevar por su hermano, pero que ha salido menos trasto que el pillo de Jorge.

4.- Sus viajes oficiales por el mundo

Debido a que el Príncipe Guillermo no es heredero, sino heredero del heredero, sus compromisos oficiales no son tantos, y por eso puede compaginar sus compromisos institucionales con el desempeño de otras funciones en el ejército. Sin embargo, si son varios los viajes oficiales que la Reina Isabel ha encargado a quien algún día ocupará su lugar, destacando los que ha realizado sobre los países que en el pasado pertenecieron a la Corona Británica o que siguen teniendo a Isabel II como su Jefa del Estado.

Los Duques de Cambridge, cariñosos en Prince Edward IslandLos Duques de Cambridge, cariñosos en Prince Edward Island

Entre el 30 de junio y el 8 de julio de 2011, cuando solo habían pasado dos meses desde su enlace, los Duques de Cambridge visitaron Canadá. Era sin lugar a dudas la prueba de fuego de Kate Middleton, que hasta entonces había participado en unos pocos actos oficiales. Allí participaron en numerosos actos, incluso mostraron su cara más deportiva jugando al hockey, representando a la Corona en eventos de alto rango y se vieron las caras con ciudadanos de a pie. Pese a las protestas antimonárquicas de los separatistas de Quebec, el viaje fue todo un éxito.

En 2012, tras la celebración de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Londres, donde la pareja tuvo un importante papel de representación, los Duques de Cambridge viajaron a Singapur, Malasia, Salomón y Tuvalu, en una gira realizada con motivo del Jubileo de Diamante de la Reina Isabel II. Una vez fue todo un éxito de imagen y diplomático pese al escándalo de su desnudo que Kate Middleton tuvo que borrar a base de sonrisas.

El Príncipe Jorge recibe un wombat de peluche junto a los Duques de Cambridge en SydneyEl Príncipe Jorge recibe un wombat de peluche junto a los Duques de Cambridge en Sydney

Los dos últimos viajes más trascendentales de los Duques de Cambridge sucedieron en 2014 y 2016. El de primavera de 2016 les llevó a Australia y Nueva Zelanda, países que tienen a Isabel II como su Reina. La particularidad de este desplazamiento vino de la mano del Príncipe Jorge, a quien decidieron llevar en su gira por los dos países de Oceanía y que se convirtió en el auténtico protagonista de todos los actos en los que acompañó a sus progenitores.

En abril de 2016, cuando solo faltaban días para su quinto aniversario de boda, el Príncipe Guillermo y Kate Middleton tuvieron que partir rumbo a La India y Bhutan con el fin de estrechar los lazos entre Reino Unido y la potencia asiática y el reino del Himalaya.

Los Duques de Cambridge dan el biberón a unos elefantes en La IndiaLos Duques de Cambridge dan el biberón a unos elefantes en La India

Lamentablemente, la pareja pensó que sus hijos Jorge y Carlota deberían quedarse en Anmer Hall al cuidado de su niñera española María Teresa Turrión Borrallo. Como era de esperar, el traslado fue un nuevo éxito de la Corona Británica, si bien es cierto que surgieron voces discordantes que criticaron el desorbitado gasto que supuso el viaje en comparación con los beneficios que traería, así como la actitud del Príncipe Guillermo, que pidió tiempo libre para disfrutar de su mujer como si de un viaje de placer se tratara.

El desnudo de Kate Middleton, el gran escándalo

Cuando Guillermo y Kate se casaron, su imagen pública era intachable, y así siguió siendo durante más de un año. Al margen de las evidentes críticas que siempre va a cosechar una pareja famosa, y más si es de la realeza, los Duques de Cambridge eran queridos y respetados por los ciudadanos a los que representan. Mientras, ellos se quejaban de los paparazzi, a los que nunca han tenido cariño, quizás recordando la trágica muerte de Lady Di en 1997.

Kate Middleton en toplessKate Middleton en topless | Portada Closer
Sea como fuera, todo cambió en septiembre de 2012 cuando se publicaron unas imágenes de Kate Middleton en topless. Tras un intenso verano ocupado entre el Jubileo de Diamante y los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Londres, los Duques de Cambridge tuvieron que esperar a septiembre para irse de vacaciones y coger fuerzas antes de su gira por Asia-Pacífico. Para hacerlo escogieron La Provenza francesa, donde David Armstrong-Jones, Vizconde Linley, hijo de la difunta Princesa Margarita y tío segundo del Príncipe Guillermo tiene una casa.

Ajenos a la presencia de los paparazzi, Kate Middleton se desprendió de la parte superior de su bikini para tomar el sol, momento inmortalizado en unas imágenes que dieron la vuelta al mundo y que fueron prácticamente silenciadas en Reino Unido. La Duquesa de Cambridge manifestó su indignación y disgusto, pero poco se podía hacer ya ante el escándalo montado. Como suele pasar en estos casos, pronto pasó el chaparrón y se olvidó un tema espinoso que a Kate Middleton nunca se le irá de la cabeza. Pese a todo, y entre muchas otras críticas, el balance que los Duques de Cambridge pueden hacer de sus cinco años de matrimonio es más que positivo.

Te puede interesar