De tal palo, tal astilla: la Reina Letizia, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía, un trío inseparable

LAZOS REALES

De tal palo, tal astilla: la Reina Letizia, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía, un trío inseparable

Descubre las muestras de cariño, los guiños personales y las aficiones compartidas por la monarca y sus dos pequeñas.

De tal palo, tal astilla: la Reina Letizia, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía, un trío inseparable

Sin ir más lejos, el 18 de mayo de 2019, el festival de Eurovisión, junto a Miki y su canción 'La Venda', conseguía colarse en el salón de La Zarzuela para hacer bailar y disfrutar tanto a la Reina Letizia y sus hijas como a Telma Ortiz, hermana de la Reina, y su hija Amanda. Una celebración especial para auténticas eurofans. Aunque más allá de la música, parece que las dos pequeñas y Doña Letizia también comparten otro tipo de aficiones. Una de ellas es la moda, habiendo sido vistas no hace mucho por las calles de Madrid disfrutando de una tarde de compras, concretamente en Mango.

La Reina Letizia sonríe al lado de la Princesa Leonor y la Infanta Sofía en la puerta del hospitalLa Reina Letizia sonríe al lado de la Princesa Leonor y la Infanta Sofía en la puerta del hospital

Por otro lado, hay que destacar también el gran amor que comparten por el teatro. Fue a finales de 2018 cuando madre e hijas se dejaron ver acudiendo al Teatro Real juntas para disfrutar de la función de 'Un réquiem alemán' del Ballett am Rhein de Düsseldorf, acompañadas también por Paloma Rocasolano, madre de la Reina. Asimismo, y también arropadas por el mismísimo Rey Felipe VI, también fue posible ver a la familia al completo en un cine de Madrid en noviembre de 2018 disfrutando de la película 'Superlópez' sin ningún tipo de privilegios. Una fuerte unión familiar que se refleja, a la perfección, en cada uno de sus actos.

Una vida protocolaria

Desde el nacimiento de sus hijas, en 2005 y 2007 respectivamente, la vida de los entonces Príncipes de Asturias dio un auténtico giro de 180 grados. Llegaba el momento de hacer frente a la paternidad y transmitir a sus dos hijas una educación basada, en su totalidad, en signos protocolarios. No se trataba de dos niñas cualquiera, sino dos personas que, en un futuro, tomarían un papel fundamental dentro de la Monarquía española. Así, y para hacerles el camino mucho más fácil y llevadero, parece que el papel de madre, ejercido por la Reina Letizia, ha servido mucho para que las pequeñas sepan cumplir con las normas establecidas por la Corona en multitud de actos públicos.

La Princesa Leonor y la Infanta Sofía, muy contentas junto a la Reina Letizia en el Día de la Hispanidad 2017La Princesa Leonor y la Infanta Sofía, muy contentas junto a la Reina Letizia en el Día de la Hispanidad 2017

No obstante, uno de los que, hasta el momento, ha llamado más la atención es el día de la proclamación de Felipe VI como Rey de España, en el que tanto la Princesa Leonor como la Infanta Sofía supieron dar la talla. Algo en lo que tuvo que ver -y mucho- la figura de la Reina, quien desde siempre se ha mostrado bastante implicada en corregir y proyectar la mejor de las imágenes de sus hijas. Así, fue en ese mismo acto en el que madre e hijas se intercambiaron alguna que otra mirada cómplice para saber cómo debían de actuar o reaccionar, durante las más de tres horas que duró la proclamación. Además, también hubo lugar para ciertas correcciones de posturas -aunque en pocas ocasiones- y momentos en los que también doña Letizia procuró que el pelo de sus hijas se viera perfecto.

Pero más allá de este acto en concreto, hay que destacar que la actuación de ambas siempre ha sido lo suficientemente correcta como para alcanzar el sobresaliente. Así, al menos, es como lo han ido mostrando, a lo largo de todos estos años, en cada una de sus apariciones en eventos públicos, en los que siempre han tendido la mano a quienes han querido saludarlas, han posado con su mejor sonrisa ante los medios y, también, han sabido respetar lo que marcaba el protocolo en cada momento, haciendo las correspondientes reverencias tanto a sus padres como a sus abuelos. De igual modo, otro de los acontecimientos en el que pudimos ver, en este caso, a la Princesa Leonor mostrando una de sus actuaciones más correctas fue durante la imposición de la insignia del Toisón de Oro, el primer acto oficial en el que la Princesa de Asturias fue la auténtica protagonista.

La Infanta Sofía, muy sonriente en su Comunión junto a la Princesa LeonorLa Infanta Sofía, muy sonriente en su Comunión junto a la Princesa Leonor

La Infanta Leonor y la Infanta Sofía, dos hermanísimas

Dejando a un lado las diferencias protocolarias que pueda haber entre la Infanta Sofía y la Princesa Leonor, resulta imposible no evidenciar la buenísima relación que comparten ambas hermanas. Y uno de los rasgos a favor que puede haber potenciado ese gran lazo familiar es la edad, ya que la diferencia entre ellas es de apenas año y medio. Más que hermanas podríamos decir que la Princesa Leonor y la Infanta Sofía son incluso mejores amigas, mostrándose siempre respetuosas la una con la otra y compartiendo públicamente muestras de cariño y complicidad entre ellas.

La Infanta Sofía y la Princesa Leonor en el posado de verano 2016La Infanta Sofía y la Princesa Leonor en el posado de verano 2016

Además, dejando a un lado lo puramente familiar, también es importante destacar la afición que estas dos hermanas comparte por la música, inclinándose por un instrumento tan complejo como es el violín. Ambas disfrutan acudiendo a las clases impartidas en su colegio, Santa María de Los Rosales, en el que también creció y estudio durante su niñez el Rey Felipe VI. Por otro lado, también les encanta disfrutar del cine, el teatro y la música en compañía, acudiendo junto a sus padres a diferentes funciones de teatro a lo largo del año. Pero si hay algo que ha impresionado en los últimos años a estas dos hermanas ha sido el gran fenómeno OT, mostrándose fans absolutas de Alfred García, quien llegó incluso a invitarles a uno de sus conciertos.

Te puede interesar