Alberto de Mónaco reaparece con sus sobrinos Andrea Casiraghi, Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo en Mónaco

LOS GRIMALDI

Alberto de Mónaco reaparece con sus sobrinos Andrea Casiraghi, Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo en Mónaco

El Príncipe de Mónaco, Andrea Casiraghi, Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo salieron del confinamiento para un evento de Ferrari celebrado en Monte-Carlo.

Alberto de Mónaco reaparece con sus sobrinos Andrea Casiraghi, Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo en Mónaco

Europa camina hacia el desconfinamiento total tras unas semanas muy duras debido a la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus. Mónaco no ha vivido ajena esta triste realidad y el país tuvo que confinarse para cortar los contagios y salvar vidas. A pesar de las medidas decretadas se contagiaron 98 personas, de las que 4 murieron.

Alberto de Mónaco reaparece en un acto de FerrariAlberto de Mónaco reaparece en un acto de Ferrari

Una de las personas que sufrió la enfermedad fue el Príncipe Alberto, que permaneció en aislamiento en el Palacio Grimaldi. Afortunadamente logró recuperarse y se trasladó a Roc Agel, residencia de la Familia Principesca en la que le esperaban la Princesa Charlene y sus hijos, el Príncipe Jacques y la Princesa Gabriella de Mónaco, con los que se confinó mientras continuaba trabajando de forma telemática.

Una vez ha comenzado el desconfinamiento, para el que el pequeño país ha tomado el modelo de Francia, algunos de los Grimaldi se han dejado ver públicamente. Ha sido con motivo del evento de Ferrari 'It was a date', que ha llenado el vacío provocado por la cancelación del Gran Premio de Fórmula 1 que se celebra cada año en Monte-Carlo y que no se ha disputado en 2020 por la pandemia.

Andrea Casiraghi reaparece en Mónaco tras el confinamientoAndrea Casiraghi reaparece en Mónaco tras el confinamiento

Allí se ha visto a Alberto de Mónaco, que llevaba mascarilla y estaba encantado con el evento. Hizo fotos con su móvil y en un momento se colocó la gorra de la que hubiera sido la LXXVIII edición del Gran Premio de Mónaco. Junto a él estuvieron John Elkann, presidente del grupo Fiat Chrysler y heredero de su abuelo, el legendario Gianni Agnelli, y el piloto Charles Leclerc.

Pero además, el Príncipe de Mónaco se rodeó de parte de su familia. Andrea Casiraghi reapareció después de una larga ausencia para ver la exposición y de paso dejarse ver él mismo acompañando a su tío. Hizo gala de un estilazo casual en el que no faltó una mascarilla con los colores de la tradicional indumentaria militar.

Beatrice Borromeo reaparece en Mónaco tras el confinamientoBeatrice Borromeo reaparece en Mónaco tras el confinamiento

Otro miembro de la familia que acudió fue Pierre Casiraghi, que estuvo acompañado de su esposa, Beatrice Borromeo. La pareja llevaba también mascarilla y no se la quitó ni para la foto que les tomó el Príncipe Alberto a las puertas del Hotel de París Monte-Carlo. El hijo de Carolina de Mónaco optó por un estilo más formal que su hermano mayor y portó traje y corbata. Por su parte, la periodista se enfundó un blazer azul marino y unos pantalones blancos, así como una camiseta con lema feminista que señala 'Sisterhood is global' (La hermandad es global).

Sin noticias de Carolina de Mónaco

Después de esta reaparición falta ver a Carolina de Mónaco, de la que no se sabe nada desde que se canceló el Baile de la Rosa y que estaría en el Principado con su hija menor, Alexandra de Hannover. Por su parte, Carlota Casiraghi permanece confinada con Dimitri Rassam y sus hijos en Francia, mientras la Princesa Estefanía y sus hijos han pasado el encierro en Mónaco. Su primogénito, Louis Ducruet, con su mujer, Marie Chevallier, y sus hijas Pauline Ducruet y Camille Gottlieb, con ella en su casa de Mónaco. En el caso de la Princesa Estefanía sí se ha sabido de ella durante el confinamiento debido a que concedió una entrevista en abril de 2020 coincidiendo con el 15 aniversario de la muerte de su padre, el Príncipe Rainiero III de Mónaco.

Te puede interesar