'#Yomequedoencasa', la campaña de famosos italianos como Laura Pausini o Chiara Ferragni para frenar el coronavirus

RIESGO DE CONTAGIO

'#Yomequedoencasa', la campaña de famosos italianos como Laura Pausini o Chiara Ferragni para frenar el coronavirus

Muchos rostros conocidos italianos han querido pedir a la ciudadanía que no salga de sus casas por la epidemia.

'#Yomequedoencasa', la campaña de famosos italianos como Laura Pausini o Chiara Ferragni para frenar el coronavirus

La campaña 'Yo me quedo en casa' promovida por celebridades italianas puede que muy pronto se traslade a España. Tras la llegada del coronavirus al país italiano, el Gobierno ha decidido mantener un aislamiento completo con el fin de que el contagio esté más controlado y cesen las muertes. Rostros conocidos como Chiara Ferragni o Laura Paisini están promoviendo que la gente no salga de sus casas como medida de protección.

El objetivo es detener los contagios en Italia del coronavirus, que ya suma cerca de 400 víctimas mortales y de 6.000 contagios, sobre todo en el norte del país. El Ministro de Sanidad, Roberto Speranza, ha pedido expresamente a la ciudadanía que evite salir de sus casas en la medida de los posible y ha aplaudido la campaña '#iorestoacasa' (yo me quedo en casa) lanzada por las redes sociales. Por lo pronto, además de cerrase escuelas y universidades, se ha hecho lo propio con teatros, cines, museos o discotecas, para paliar esta epidemia.

El cineasta Paolo Sorrentino, que ganó un premio Oscar por 'La Grande Bellezza', ha sido una de las personas que ha pedido a través de las redes sociales que la ciudadanía se quede en casa. Es más, pidió que le sugieran series, libros o música y él hizo lo mismo para animar a las personas que están al otro lado de la pantalla.

Del mismo modo lo hizo el cantante Tiziano Ferro, que publicó un vídeo en su cuenta de Instagram versionando la canción 'Someone you loved'. Además, ha añadido unas palabras, escribiendo: "Escuchemos las directivas. No es fácil pero la situación es crítica en todo el mundo. Demostremos a todos que aún en un momento tan triste sabemos construir #Todoirábien".

Y a esta campaña se han unido otros más como Lorenzo Jovanotti, el cómico Rosario Fiorello o el rockero Ligabue, que decía: "La cosa es seria, chicos. Ayudémosles a contener el contagio". Otro de los cantantes italianos más internacionales, Filippo Neviani, más conocido como Nek, pidió a los más jóvenes que fueran responsables con este asunto para evitar contagiar a los más mayores, los más vulnerables de la población en lo que se refiere a ese virus. "Quedaos dentro, cuidaos a vosotros y a vuestros seres queridos", decía.

Por otro lado, Laura Pausini, la cantante italiana tan conocida en España animaba a lo mismo, haciendo hincapié en la gravedad del asunto: "Muchos han recibido esta historia como unas vacaciones pero no es así, debéis comprenderlo. Quedaos en casa, chicos, no os mováis si no es indispensable".

Donaciones para la investigación

Y una de las influencers más importantes del país, Chiara Ferragni, tampoco se quedó de brazos cruzados, pidiendo a sus seguidores que hicieran el sacrificio, puesto que ella lo estaba haciendo tras cancelar eventos y trabajos. Junto a su marido, el rapero Fedez, han lanzado una recogida de fondos con el hospital San Raffaele de Milán, una de las ciudades en las zonas aisladas por el coronavirus, para reforzar los cuidados intensivos. Y una campaña muy parecida promocionada a través de las redes sociales ha hecho Alice Campello, la modelo de Venecia, aunque ella vive en España con su familia.

En cuanto a las ayudas económicas, todo resulta insuficientes, por eso el diseñador de moda Giorgio Armani, también italiano, ha decidido donar 1,25 millones de euros para así contribuir al freno de esta crisis sanitaria. Y es que las instalaciones de cuidados intensivos del país se encuentran saturadas y sometidas a una enorme presión debido al número de muertes que continúa aumentando. Esta donación del diseñador se repartirá entre dos hospitales con sede en Milán, Luigi Sacco y San Raffaele, y dos fundaciones, el Istituto dei Tumori de Milán y el Istituto Lazzaro Spallanzani de Roma. Por otro lado, la compañía ha anunciado el cierre durante unas semanas de sus centros de producción en el norte de Italia, así como sus oficinas centrales de Milán.

Domenico Dolce y Stefano Gabbana también han hecho una donación a dos universidades con sede en Milán para apoyar a las investigaciones. Versace, por su parte, también ha donado 125.000 euros a la Cruz Roja china para aliviar la escasez de suministros médicos en el país.

Te puede interesar