Kylie Jenner habla abiertamente de las inseguridades sobre su cuerpo tras haberse convertido en madre

LA NUEVA KYLIE

Kylie Jenner habla abiertamente de las inseguridades sobre su cuerpo tras haberse convertido en madre

La benjamina del clan Kardashian, que se ha convertido en madre primeriza a los 20 años, reconoce públicamente lo que ha sufrido tras su embarazo.

Kylie Jenner habla abiertamente de las inseguridades sobre su cuerpo tras haberse convertido en madre

Kylie Jenner es una de las celebrities más influyentes del mundo entero atesorando más de 110 millones de seguidores en su cuenta de Instagram. Y aunque lleva una vida de ensueño donde no le falta de nada, no todo es tan perfecto como parece. La realidad de Kylie Jenner ha cambiado completamente desde que se convirtió en madre con tal solo 20 años y, especialmente, la imagen perfecta de la que lleva viviendo desde adolescente.

Kylie Jenner luciendo vientre plano cuatro meses después de haberse estrenado como madreKylie Jenner luciendo vientre plano cuatro meses después de haberse estrenado como madre
La gente puso el grito en cielo cuando la hija de Kris Jenner compartió una fotografía 10 días después de dar a luz en la que lucía una figura que nada hacía pensar que acabase de ser madre. Y así continuó hasta la fecha. Pero ahora la empresaria ha decidido hablar claro en un vídeo de Youtube junto a su amiga Jordyn Wood en el que respondían a preguntas de los seguidores de Twitter y, entre otros temas, trato el tema de la maternidad desde la más pura sinceridad: "Siento que la gente piensa que me recuperé súper rápido después de tener a Stormi, cosa que creo que hice", reconoce: "Y yo hacía como: 'sí, todo es perfecto', pero la gente puede hacerse una idea equivocada de lo que ve en Instagram".

En sus propias palabras, tanto el embarazo como el post-parto fue todo un desafío emocional, mental y físico y que actualmente se siente muy acomplejada por su cuerpo y los cambios que hay en este: "Mis tetas son como tres veces más grandes, lo que es muy molesto", asegura: "Tengo también estrías. Mi vientre no es igual, mi cintura no es la misma, mi trasero es más grande, mis músculos también...". A pesar de todo ello, es consciente de todo lo que implica la maternidad y que no sería un camino fácil: "Es solo un cambio y, honestamente, estoy descubriendo que tengo que cambiar mi estilo un poco porque nada de lo que hay en mi armario me vale como antes", pero reconoce: "Es algo precioso, tuve un buen embarazo y parto y volvería a hacer esto otra vez". También reconoce que actualmente está completamente volcada en el deporte y que quiere cuanto antes recuperar su cuerpo porque no sé reconoce tal y como está, que sus músculos no son como antes.

La nueva Kylie Jenner

Pero estes no han sido los únicos cambios en el cuerpo de Kylie Jenner. Aunque todos los anteriores fueron involuntarios y provocados por el embarazo, hay uno que ha decidido ella misma y que no ha pasado desapercibido por sus seguidores: sus labios son mucho menos gruesos, como antes de someterse a las operaciones estéticas. Y así era. Ella misma lo reconoció en un comentario de una publicación: "Me he quitado el relleno de los labios". Al parecer, con la maternidad se ha dado cuetna de lo que realmente importante en la vida más allá de la propia apariencia física.

Te puede interesar