Así son y así se llevan Malú y José de Lucía, dos triunfadores de la música que siguen con el legado familiar

HERMANÍSIMOS

Así son y así se llevan Malú y José de Lucía, dos triunfadores de la música que siguen con el legado familiar

La cantante y el guitarrista no solo se llevan muy bien a nivel personal, sino que también forman el mejor equipo artístico en lo profesional.

Así son y así se llevan Malú y José de Lucía, dos triunfadores de la música que siguen con el legado familiar

No obstante, si Malú ha logrado permanecer activa e incluso aumentar su número de seguidores con el paso del tiempo, eso se debe también a su impecable estrategia televisiva. Es decir, durante toda la década del 2000 en adelante, la cantante ha aparecido esporádicamente en series, programas o concursos de la pequeña pantalla que le han permitido mantenerse en la actualidad nacional, llegando a su punto álgido con su participación en 'La Voz'. Fue en 2012 cuando Mediaset anunció que la artista se convertiría en coach de uno de los equipos en la que sería su primer edición del talent musical. Sin embargo, parece que a Malú le gusto la experiencia hasta el punto de haber estado en cinco de las seis ediciones hasta entonces emitidas.

Ahora bien, la autoexigencia que ella misma se ha reconocido y el estresante nivel de vida que durante años ha soportado le acabaron pasando factura en 2008. Por aquel entonces ella solo tenía 26 años y, sin embargo, vivió una de sus peores experiencias después de que se le rompiera la vesícula en plena gira de conciertos. "Creía que me iba a morir, me apagaba por minutos, estaba muy grave", le confesó a Bertín Osborne para su programa años más tarde, añadiendo que por suerte se recuperó y al mes ya estaba de nuevo sobre los escenarios.

Malú, en el centro, y parte de su equipo tras la operación de tobillo / Foto: TwitterMalú, en el centro, y parte de su equipo tras la operación de tobillo / Foto: Twitter
Sin embargo, este no ha sido el único tropiezo con el que ha tenido que lidiar la cantante, ya que en 2018 anunciaba que debía retrasar el inicio de la gira 'Oxígeno' tras fracturarse el tobillo durante los ensayos. En un principio parecía una lesión que con reposo se solucionaría, pero a principios de 2019 tuvo que ser finalmente operada. Sin duda, dos duros momentos en lo que a lo profesional se refiere que Malú tiene que sumar al miedo que la corroe antes de salir a los escenarios, algo que ella misma reconoce y que parece haber heredado del mismísimo Paco de Lucía.

En lo que respecta al plano personal, lo cierto es que la cantante ha hecho de la discreción su máxima. Apenas ha hablado de sus relaciones personales en público, de la misma forma que no alardea de ellas en las redes sociales, por lo que solo se han tenido noticias de ellas cuando los fotógrafos les han pillado por sorpresa. Primero mantuvo un romance con el actor Antonio Velázquez, pero parece que su escaso ánimo por hacer vida pública con él terminaron por ponerle fin en 2014. Más tarde, se la relacionó con Gonzalo Miró, con quien estuvo durante tres años hasta 2017, cuando ella misma decidió poner fin al que parecía un consolidado romance.

Albert Rivera, acompañado de Malú y su médico a la salida del hospital / Foto: TelecincoAlbert Rivera, acompañado de Malú y su médico a la salida del hospital / Foto: Telecinco

No obstante, en 2019 volvía al primer plano mediático, de nuevo por cuestiones del corazón. Y es que, la prensa agitó la actualidad española al afirmar que la cantante mantenía una relación con Albert Rivera, líder de Ciudadanos. Al principio ambos jugaron al despiste público, pero unos meses más tarde decidieron hacer de alguna manera oficial el romance cuando el político recibía el alta hospitalaria tras sufrir una gastroenteritis y lo hacía de la mano de Malú, ante la sorprendente mirada de los fotógrafos.

José de Lucía

Hermano de la cantante, el arte también corre por las venas de José Manuel Sánchez Benítez, aunque en su caso lo expresa a través de la guitarra. Nació en Madrid, pero dado el origen andaluz de sus padres, confiesa tener el corazón dividido entre ambos lugares. Desde que comenzara en el mundo de la música ha sido conocido por ser 'el hermano de', 'el hijo de' o 'el sobrino de', pero tal y como él ha confesado, lo es para lo bueno y para lo malo. Desde los dieciséis años trastea en este mundillo que poco a poco le ha ido dejando demostrar su talento. Su gran oportunidad le llegó en 2011, cuando una discográfica le permitió sacar al mercado su primer álbum.

José de Lucía (a la derecha de la imagen), junto a su hermana y otros miembros del equipo artístico en una de sus giras / Foto:InstagramJosé de Lucía (a la derecha de la imagen), junto a su hermana y otros miembros del equipo artístico en una de sus giras / Foto:Instagram

"Dónde me llevará esto, no lo sé, si se hacen, genial", confesaba el guitarrista por aquel año sobre si el disco le permitiría hacer o no una gira. Y lo cierto es que en ellas se mueve estupendamente, ya que desde hace años acompaña a su hermana en sus conciertos por España, demostrando que trabajo y familia hay veces en las que sí son una buena mezcla.

La relación entre Malú y su hermano

Aunque la relación entre la intérprete de 'Ni un paso atrás' y su padre no es ni mucho menos la idónea, sobre todo tras el divorcio de sus padres, esta ruptura no ha salpicado al resto de sus miembros. José de Lucía es, junto a su madre, el mejor apoyo de Malú y por ellos la cantante suele romper en ocasiones su habitual discreción para proclamar a los cuatro vientos tanto en citas públicas, como a través de las redes sociales, la predilección que siente por ellos.

"Muchísimas felicidades a una de las personas mas importantes de mi vida @JoseDeLucia Te quiero hermano!!!", escribía la artista en su perfil de Twitter, o "Por veintiún años más repartiendo alegría e ilusión por los escenarios del mundo. Feliz cumpleaños hermana", publicaba en el suyo el guitarrista. Y es que no hay, duda la buena sintonía que tienen los dos hermanos, hasta el punto de haberse convertido en el tandem ideal sobre los escenarios. José de Lucía no solo la acompaña en sus giras, sino que durante la participación de su hermana como coach en 'La Voz', este accedió a dar unas pequeñas lecciones magistrales y ayudar a la cantante con sus alumnos.

No obstante, si Malú ha logrado permanecer activa e incluso aumentar su número de seguidores con el paso del tiempo, eso se debe también a su impecable estrategia televisiva. Es decir, durante toda la década del 2000 en adelante, la cantante ha aparecido esporádicamente en series, programas o concursos de la pequeña pantalla que le han permitido mantenerse en la actualidad nacional, llegando a su punto álgido con su participación en 'La Voz'. Fue en 2012 cuando Mediaset anunció que la artista se convertiría en coach de uno de los equipos en la que sería su primer edición del talent musical. Sin embargo, parece que a Malú le gusto la experiencia hasta el punto de haber estado en cinco de las seis ediciones hasta entonces emitidas.

Ahora bien, la autoexigencia que ella misma se ha reconocido y el estresante nivel de vida que durante años ha soportado le acabaron pasando factura en 2008. Por aquel entonces ella solo tenía 26 años y, sin embargo, vivió una de sus peores experiencias después de que se le rompiera la vesícula en plena gira de conciertos. "Creía que me iba a morir, me apagaba por minutos, estaba muy grave", le confesó a Bertín Osborne para su programa años más tarde, añadiendo que por suerte se recuperó y al mes ya estaba de nuevo sobre los escenarios.

Malú, en el centro, y parte de su equipo tras la operación de tobillo / Foto: TwitterMalú, en el centro, y parte de su equipo tras la operación de tobillo / Foto: Twitter
Sin embargo, este no ha sido el único tropiezo con el que ha tenido que lidiar la cantante, ya que en 2018 anunciaba que debía retrasar el inicio de la gira 'Oxígeno' tras fracturarse el tobillo durante los ensayos. En un principio parecía una lesión que con reposo se solucionaría, pero a principios de 2019 tuvo que ser finalmente operada. Sin duda, dos duros momentos en lo que a lo profesional se refiere que Malú tiene que sumar al miedo que la corroe antes de salir a los escenarios, algo que ella misma reconoce y que parece haber heredado del mismísimo Paco de Lucía.

En lo que respecta al plano personal, lo cierto es que la cantante ha hecho de la discreción su máxima. Apenas ha hablado de sus relaciones personales en público, de la misma forma que no alardea de ellas en las redes sociales, por lo que solo se han tenido noticias de ellas cuando los fotógrafos les han pillado por sorpresa. Primero mantuvo un romance con el actor Antonio Velázquez, pero parece que su escaso ánimo por hacer vida pública con él terminaron por ponerle fin en 2014. Más tarde, se la relacionó con Gonzalo Miró, con quien estuvo durante tres años hasta 2017, cuando ella misma decidió poner fin al que parecía un consolidado romance.

Albert Rivera, acompañado de Malú y su médico a la salida del hospital / Foto: TelecincoAlbert Rivera, acompañado de Malú y su médico a la salida del hospital / Foto: Telecinco

No obstante, en 2019 volvía al primer plano mediático, de nuevo por cuestiones del corazón. Y es que, la prensa agitó la actualidad española al afirmar que la cantante mantenía una relación con Albert Rivera, líder de Ciudadanos. Al principio ambos jugaron al despiste público, pero unos meses más tarde decidieron hacer de alguna manera oficial el romance cuando el político recibía el alta hospitalaria tras sufrir una gastroenteritis y lo hacía de la mano de Malú, ante la sorprendente mirada de los fotógrafos.

José de Lucía

Hermano de la cantante, el arte también corre por las venas de José Manuel Sánchez Benítez, aunque en su caso lo expresa a través de la guitarra. Nació en Madrid, pero dado el origen andaluz de sus padres, confiesa tener el corazón dividido entre ambos lugares. Desde que comenzara en el mundo de la música ha sido conocido por ser 'el hermano de', 'el hijo de' o 'el sobrino de', pero tal y como él ha confesado, lo es para lo bueno y para lo malo. Desde los dieciséis años trastea en este mundillo que poco a poco le ha ido dejando demostrar su talento. Su gran oportunidad le llegó en 2011, cuando una discográfica le permitió sacar al mercado su primer álbum.

José de Lucía (a la derecha de la imagen), junto a su hermana y otros miembros del equipo artístico en una de sus giras / Foto:InstagramJosé de Lucía (a la derecha de la imagen), junto a su hermana y otros miembros del equipo artístico en una de sus giras / Foto:Instagram

"Dónde me llevará esto, no lo sé, si se hacen, genial", confesaba el guitarrista por aquel año sobre si el disco le permitiría hacer o no una gira. Y lo cierto es que en ellas se mueve estupendamente, ya que desde hace años acompaña a su hermana en sus conciertos por España, demostrando que trabajo y familia hay veces en las que sí son una buena mezcla.

La relación entre Malú y su hermano

Aunque la relación entre la intérprete de 'Ni un paso atrás' y su padre no es ni mucho menos la idónea, sobre todo tras el divorcio de sus padres, esta ruptura no ha salpicado al resto de sus miembros. José de Lucía es, junto a su madre, el mejor apoyo de Malú y por ellos la cantante suele romper en ocasiones su habitual discreción para proclamar a los cuatro vientos tanto en citas públicas, como a través de las redes sociales, la predilección que siente por ellos.

"Muchísimas felicidades a una de las personas mas importantes de mi vida @JoseDeLucia Te quiero hermano!!!", escribía la artista en su perfil de Twitter, o "Por veintiún años más repartiendo alegría e ilusión por los escenarios del mundo. Feliz cumpleaños hermana", publicaba en el suyo el guitarrista. Y es que no hay, duda la buena sintonía que tienen los dos hermanos, hasta el punto de haberse convertido en el tandem ideal sobre los escenarios. José de Lucía no solo la acompaña en sus giras, sino que durante la participación de su hermana como coach en 'La Voz', este accedió a dar unas pequeñas lecciones magistrales y ayudar a la cantante con sus alumnos.

Te puede interesar