Sigue el juicio contra Harvey Weinstein: testifica la denunciante a la que presuntamente violó 2 veces

#METOO

Sigue el juicio contra Harvey Weinstein: testifica la denunciante a la que presuntamente violó 2 veces

Miriam 'Mimi' Haley es una de las dos mujeres que consiguió sentar al exproductor de cine en el banquillo de los acusados.

Sigue el juicio contra Harvey Weinstein: testifica la denunciante a la que presuntamente violó 2 veces

Este lunes 27 de enero arrancaba la segunda semana del juicio contra Harvey Weinstein. El exproductor de cine llegaba a primera hora de la mañana a los juzgados de Nueva York para asistir al testimonio de una de las dos mujeres que había conseguido sentarle en el banquillo de los acusados y cuyas palabras podrían llevarle a una condena de cadena perpetua de ser declarado culpable. Miriam 'Mimi' Haley denunció haber sido violada hasta en dos ocasiones en 2006 cuando tenía 28 años y era ayudante de producción.

Harvey Weinstein saliendo de los juzgados de Nueva York ayudado por un andadorHarvey Weinstein saliendo de los juzgados de Nueva York ayudado por un andador

Weinstein y Haleyi (este es el apellido que tenía por aquel entonces la joven) se conocieron en 2004 durante el estreno en Europa de la película 'The Aviator' y no volvieron a coincidir hasta 2006 en el Festival de Cannes. Después de esto, Weinstein ya intentó un primer acercamiento invitándola a su hotel y pidiéndole un masaje, algo que ella se negó a hacer. Posteriormente fue contratada para un programa de televisión que este producía, 'The Project Runway', y siguió intentando tener un momento íntimo con ella haciéndole ofertas como asistir juntos a un desfile en París. Ofertas que ella siguió rechazando.

Haley: "Solo pensaba: 'Me están violando'"

Tal era la insistencia que Weinstein llegó a presentarse por sorpresa en su casa. Ya en ese momento la joven le hizo saber que había escuchado rumores sobre su "terrible reputación con las mujeres", algo que le ofendió mucho, decía Haley desde el estrado y a apenas unos metros del exproductor. La noche que ocurrió la primera violación la denunciante aseguró que este le había puesto un chófer para que acudiese a su apartamento de el Soho (Manhattan) para lo que ella creía que era una reunión de trabajo. Pero no fue así. Mientras hablaban en el sofá, este se abalanzó sobre ella intentando besarla. Esta intentó escaparse pero el por aquel entonces magnate de Hollywood la agarró y la llevó hasta una habitación, la inmovilizó y comenzó a realizarle sexo oral. La joven reconoció en su declaración que le insistió para que parase, incluso le informó de que estaba menstruando, pero este siguió adelante. "Me están violando", asegura Haley que era lo único que se le venía a la cabeza en ese momento.

Harvey Weinstein junto a su abogado en el juicio del 30 de mayo en la Corte de Nueva YorkHarvey Weinstein junto a su abogado en el juicio del 30 de mayo en la Corte de Nueva York

La segunda violación tuvo lugar apenas una semana después, cuando se reunió con Weinstein en un hotel de Tribeca (Manhattan). La denunciante testificó que en cuanto entró por la puerta este la llevó a la cama y comenzó a violarla. Ella estaba "paralizada", reconoció, mientras el productor la violaba y le llamaba "zorra y puta". Haley rompió a llorar tras relatar los hechos y aseguró sentirse "idiota" porque se había prometido no volver a reunirse a solas con él tras la primera agresión de la cual también dijo "no me sentí culpable"; pero que luego la segunda vez no dejó de reprocharse que "tenía que haber peleado lo suficiente".

Donna Rounno, defensa de Weinstein, apuntó que este relato que había dado en el juicio se alejaba mucho de la actitud que había tenido Haley en 2008, dos años después de las supuestas violaciones, tras haberle mandado unos mensajes al productor en los que se interpretaba mucho afecto hacia él por su parte. A esta acusación, la presunta víctima reconoció que nunca quiso actuar de forma desagradable ni perder el trato con él por si en un futuro surgían oportunidades profesionales.

Una amiga de Haley, también testigo del jucio

Al día siguiente, martes 28 de enero, la que testificaba en el juicio fue Elizabeth Entin, una amiga de Miriam Haley y que compartía piso con ella en los años que ocurrió todo. Esta aseguró que "nunca he escuchado de su boca nada sobre sexo consentido con Harvey Weinstein" ante la insistencia de la defensa del productor. La testigo contó que la noche que ocurrió la primera violación, Haley entró en su habitación "nerviosa y ansiosa" y le dijo que el empresario le había realizado sexo oral a la fuerza. "Me contó que la agarró de los hombros y la intentó besar. Ella decía: 'No, no', pero él no paraba. Le dijo que estaba menstruando y él contesto: 'Me da igual'. La empujó, le quitó la ropa interior, el tampón y empezó a violarla mientras ella seguía diciendo que no", aseguraba ante la atenta mirada de Harvey Weinstein. Entin aseguró que en su momento le recomendó poner esto en conocimiento de alguien: "Le dije: 'Eso suena a violación, ¿por qué no llamas a un abogado?'. Parecía angustiada, temblaba".

Harvey Weinstein entregándose en la Policía de Nueva YorkHarvey Weinstein entregándose en la Policía de Nueva York

Ante estas palabras, la defensa de Weinstein le recrimino su intención de llamar a un abogado en lugar de recomendable ponerlo en conocimiento de la Policía. "Pensé en un procedimiento penal, algo a lo que tiene derecho todo el mundo que ha sido víctima de una agresión sexual", fue su respuesta. La testigo también contó como fue su único encuentro con Weinstein, que tuvo lugar en el verano de 2006 y antes de que se produjesen las presuntas violaciones. Este tuvo lugar en un restaurante italiano en el barrio del Soho de Nueva York, el Cipriani's: "Vino hasta nosotras, me estrechó la mano y a ella le pasó el brazo por detrás, la atrajo hacia él y dijo: 'Esta es la mujer más sexy que conozco'. Ella estaba intentando ser educada, pero se le veía incómoda".

Declararán más supuestas víctimas

Las declaraciones de Miriam Haley se suman así a las de Annabella Sciorra, la actriz de 'Los Soprano', que fue la primera víctima de Harvey Weinstein que testificó en el juicio el pasado jueves 23 de enero. Ambas declaraciones están en concordancia con la forma de actuar del productor quien también se abalanzó sobre la actriz mientras mantenían una conversación en el sofá y luego la inmovilizó para violarla. La acusación intenta conseguir con este juicio establecer un patrón de actuación por parte del agresor y así ser declarado culpable por parte del jurado popular. De ser así, Weintein podría enfrentarse a cadena perpetua. Tras las declaraciones de estas dos presuntas víctimas, este mismo miércoles 29 de enero es el turno de subirse al estrado de Tarela Wulff, otra supuesta víctima del productor.

Te puede interesar