Rocío Carrasco cuenta cómo descubrió el motivo de los terrores nocturnos de su hija Rocío Flores

CRUELDAD SUPINA

Rocío Carrasco cuenta cómo descubrió el motivo de los terrores nocturnos de su hija Rocío Flores

Rocío Carrasco ha narrado cómo su hija sufría de niña pensando en que su madre podía desaparecer en cualquier momento por la noche.

Rocío Carrasco cuenta cómo descubrió el motivo de los terrores nocturnos de su hija Rocío Flores

Una vez Rocío Carrasco y Antonio David Flores se separaron, fue en 2001 cuando él pidió la custodia de sus hijos, y fue en ese momento cuando exigió que a la hija de Rocío Jurado se le hiciera un informe psicosocial ante la Audiencia Provincial, informe al que también acudieron sus dos hijos. Fue a través de él por el que se analizó a Rocío Carrasco y se concluyó que era una madre responsable, que atendía y vigilaba a sus hijos y a que a su vez se preocupaba de lo que los niños pudieran oír de ella y de su padre de cara al momento en el que crecieran.

Rocío Jurado con su nieta Rocío Flores Carrasco durante un conciertoRocío Jurado con su nieta Rocío Flores Carrasco durante un concierto

Pero mientras ella se centraba en que sus hijos fueran felices y en que no formaran parte de la batalla legal que habían establecido sus padres, Rocío Carrasco descubrió algunas cosas por las que se dio cuenta de que todo estaba cambiando y también de la gravedad del asunto.

Otra de las cosas de las que ha hablado en su serie documental ha sido de los terrores nocturnos que su hija Rocío Flores sufría cuando era una niña por lo que su padre le llegaba a decir sobre su madre. "Yo empiezo a notar, cuando Rocío y David volvían de estar con su padre el fin de semana, que la niña salía al pasillo por las noches y empezaba a chillar. Gritaba: "¡Mamá, mamá! ¿Dónde estás? Y yo la cogía y me metía con ella en la cama", ha comenzado diciendo.

Rocío Flores a su llegada a Madrid desde MálagaRocío Flores a su llegada a Madrid desde Málaga

"Una de las noches Rocío me pidió dormir con su hermano en la habitación y yo les dejé 15 minutos juntos. Cuando fui a apagar la luz, me dijo que no la apagara, ni cerrara la puerta y me senté con ella a los pies de la cama y le pregunté que qué le pasaba. Ella me dijo: 'Mamá, es que papá me ha dicho que, cuando tú me acuestas, Fidel y tú os vais de casa y nos dejáis solos'", ha dicho sobre cómo se enteró de lo que pasaba.

"Fue de una crueldad supina"

Fue en ese momento cuando se percató de la gravedad del asunto: "Cuando salí de la habitación me puse a llorar como nunca en mi vida porque me parecía una crueldad decirle eso a una niña de 5 años, de una crueldad supina, cuando los niños pequeños tienen tanto miedo a la noche. Ahí empecé a notar que todo estaba cambiando".

Te puede interesar