La crisis que casi acaba con el matrimonio de Kim Kardashian y Kanye West: "No tengo mucho más que dar"

'KUWTK'

La crisis que casi acaba con el matrimonio de Kim Kardashian y Kanye West: "No tengo mucho más que dar"

Un nuevo capítulo de 'Keeping Up With The Kardashians' ha traído al presente una crisis hasta ahora desconocida por la posibilidad de mudarse a Chicago.

La crisis que casi acaba con el matrimonio de Kim Kardashian y Kanye West: "No tengo mucho más que dar"

Kim Kardashian siempre ha reconocido que se enamoró de Kanye West por su particular forma de ser y que no está dispuesta a cambiar nada de él. Pero esta aceptación plena no es tan sencilla y hasta la propia Kim K. tiene que lidiar con los problemas en los que se mete su marido. De hecho, uno de los últimos (y que recoge de forma íntegra un nuevo capítulo del reality familiar 'Keeping Up With The Kardashians') puso en jaque a férreo matrimonio de los Kardashian West. ¿El motivo? La idea de vivir toda la familia en un casa de una sola habitación.

Kim K. viendo el vídeo de Kanye W. anunciando que se mudaba | Foto: E!Kim K. viendo el vídeo de Kanye W. anunciando que se mudaba | Foto: E!

El rapero ha vuelto a entrar en contacto con las raíces con su Chicago natal durante el proceso creativo de su último disco. El volver a vivir entre las calles donde se crío hicieron renacer un sentimiento en él muy grande. Tanto que durante una pequeña charla con público en la ciudad hizo pública la noticia de que se se iba a mudar para volver a vivir allí. La gente enloqueció al enterarse. La propia Kim Kardashian también lo hizo, pero por enterarse de este cambio de rumbo en la familia a través de las propias redes.

Y fue entonces cuando el reality familiar mostró por primera vez en 16 temporadas una crisis de pareja entre el rapero y la empresaria. La hija de Kris Jenner se cogió un jet privado y viajó hasta Chicago para hablar con su marido: "¿Qué quiere hacer? ¿Quieres vivir en Chicago y que tengamos que hablar por videollamada?", pregunta verdaderamente preocupada. La cosa, por aquel entonces, no acabó muy bien y se mantuvieron separados durante unos días. "Necesitas prestarle más atención", le recomienda la momager a su hija.

"Este puede ser mi punt ode inflexión"

Pero Kim Kardashian tiene muchas cosas entre manos y esta 'irresponsabilidades' de su marido se le escapan de sus manos: "Mamá, tengo un millón de hijos. Tengo un millón de trabajos", se lamenta. "Kanye igual se esperaba más de lo que tú le das", un comentarios que no le hizo ni pizca de gracia: "No tengo mucho más que dar", responde con cierta preocupación. Durante uno de los confesionarios a cámara el programa, la situación se volvió realmente decisiva: "Tengo que tomar un millón de decisiones así que mudarme a Chicago tendría que ser una larga discusión y, sinceramente, este podría ser mi punto de inflexión".

Kim K. y Kanye W. teniendo una conversación para arreglar sus problemas | Foto: E!Kim K. y Kanye W. teniendo una conversación para arreglar sus problemas | Foto: E!

Pero la cosa no se iba a quedar así así que, como quien se coge un taxi, la influencer aprovechó un viaje familiar a Nueva York para hablar con su marido: "¿Qué quieres hacer?", pregunta Kim Kardashian. "Cuando fui a Chicago me sentí como en casa. Hubo muchas cosas que echo en falta por no haber estado ahí durante tanto, tanto tiempo". Tras llegar a varios puntos de entendimiento, finalmente la pareja acordó comprarse un hogar en la ciudad natal de rapero para poder viajar de forma más asidua pero manteniendo su vida en Los Angeles donde la empresaria tiene todos sus negocios y sus hijos van al colegio.

Te puede interesar