Pedro Sánchez, Leonardo DiCaprio, Hillary Clinton... los personajes que más titulares dieron en 2016

HAN DADO DE QUÉ HABLAR

Pedro Sánchez, Leonardo DiCaprio, Hillary Clinton... los personajes que más titulares dieron en 2016

2016 ha estado lleno de momentos que sin duda han sido protagonizados por algunos de los rostros más conocidos a nivel mundial.

Pedro Sánchez, Leonardo DiCaprio, Hillary Clinton... los personajes que más titulares dieron en 2016

Como al final de cada año, toca hacer una recopilación de las personas que más han dado de qué hablar durante los últimos doce meses. En algunas ocasiones, han sido las protagonistas de episodios o hazañas verdaderamente fantásticos que quedarán en la retina colectiva durante años. Sin embargo, en otras ocasiones los tintes dejan de ser tan coloridos y destacamos algunos rostros que han representado todo lo negativo y detestable para la sociedad. Victorias, en algunos casos merecidas y en otros no tanto, luchas, abandonos... todo esto es lo que han protagonizado los rostros más mediáticos de 2016, cuya trayectoria vaticina que 2017 no tendrá nada que envidiar al año que se marcha.

Este repaso pretende ser de lo más variado ya que todos y cada uno de los ámbitos de esta sociedad han tenido su momento de gloria y fama. Con el año recién acabado, este repaso viene cargado y dará para un buen rato. ¡Comencemos!

Donald Trump durante el segundo debate presidencialDonald Trump durante el segundo debate presidencial

Donald Trump

Es posible que mucha gente piense que Donald Trump está hasta en la sopa. Y lo cierto es que debe ser así porque si algo no se le puede negar al ya presidente de los Estados Unidos es su protagonismo total y absoluto a lo largo de 2016. Trump representa todo aquello que no debería colocarse en primer plano en nuestra sociedad: el racismo, la misoginia, la falta de educación y respeto hacia los demás... sin embargo, y aún no se sabe por qué, los "valores" del republicano han logrado calar hondo en la población americana que, de forma legítima, decidió que Trump sería su próximo presidente.

Son muchos los asuntos que han colocado a Donald Trump en el ojo del huracán a lo largo de estos últimos 12 meses. Sus deseos de construir un muro entre México y EE.UU cuyos gastos recaerían en manos del país vecino, sus declaraciones inadmisibles sobre las mujeres en las que aseguraba que su posición social y económica le permitía hacer lo que quisiera con ellas, sus calificativos hacia la que fuera su rival en las elecciones, Hillary Clinton... son tan solo algunos de los momentos pletóricos que ha protagonizado el republicano y que han encumbrado su persona o más bien su personaje a lo más alto de las listas de recopilación de 2016.

Además parece que tras su elección como Presidente de Estados Unidos, Donald Trump seguirá dando de qué hablar durante, al menos, 4 años más. No ha quedado demasiado claro cuál será el plan seguido por Trump durante su estancia en la Casa Blanca. Los más optimistas auguran a que no podrá llevar a cabo todas aquellas ideas descabelladas que tanto enloquecían a sus seguidores. Pero, a pesar de ello, Donald Trump es carne de reality show y sus acciones siempre se sitúan en el centro de la polémica de forma casi automática. Está claro que 2017 será un año cargado por parte del nuevo presidente y que sus objetivos, aunque sea de forma indirecta, estarán orientados a encabezar este tipo de listas en más de una ocasión.

Hillary Clinton tras su derrota electoralHillary Clinton tras su derrota electoral

Hillary Clinton

La excandidata del partido demócrata a la Casa Blanca durante las últimas elecciones es también, y a pesar de su derrota, uno de los rostros del año. Hillary Clinton ha estado presente en absolutamente todos los medios de comunicación durante meses. Todos ellos, y la gran mayoría del mundo, le otorgaban la victoria a Clinton ya que, según parecía, el exagerado y deslenguado Trump no era rival para una mujer preparada y curtida en el mundo de la política. Sin embargo, la veterana pasó de ser la próxima presidenta de los Estados Unidos a ser una mujer derrumbada que no era capaz de hacer frente a una derrota que ni ella misma creía posible.

Clinton ha sido a lo largo de este año muy amiga de las cámaras, unas grandes aliadas en la campaña electoral. Mítines, actos de propaganda, debates... todos ellos con el sello Clinton. Aunque no todos los espacios televisivos protagonizados por la exprimera dama han sido agradables ya que a lo largo de su campaña, Hillary Clinton se situó en el centro del huracán como consecuencia de un escándalo que aseguraba que la candidata había revelado información secreta a través de sus cuentas personales de correo. Fuera como fuera, lo que queda claro es que Clinton ha sido durante estos 12 meses uno de los apellidos más repetidos del mundo, tanto para bien como para mal.

Después de que Donald Trump se alzara como próximo Presidente de Estados Unidos, la excandidata tardó varias horas en comparecer ante los medios para asumir que había perdido la carrera hacia el despacho oval y para felicitar, a duras penas, a un hombre que no se merecía estar ahí. Hillary Clinton, que había copado tantas y tantas portadas y espacios televisivos desaparecía casi de la faz de la tierra para enclaustrarse y meditar sobre los 'por qués' de esta derrota. Aunque poco se ha visto a la demócrata en los dos últimos meses, es innegable que su nombre ha estado en boca, no solo de los estadounidenses, sino de todo el planeta a lo largo de este 2016, un año que esperaba ver a una mujer convertirse, por primera vez en la historia, en presidenta de los Estados Unidos y que sin embargo se quedará con las ganas de celebrar tan histórico hito.

Pedro Sánchez dejando su acta de diputado del Congreso del grupo socialistaPedro Sánchez dejando su acta de diputado del Congreso del grupo socialista

Pedro Sánchez

Es innegable que Pedro Sánchez ha sido uno de los rostros más visibles en los medios de comunicación de nuestro país a lo largo de este 2016. El ya exsecretario general del PSOE ha protagonizado momentos verdaderamente polémicos y se ha convertido a lo largo de estos 12 meses en objeto de muchísimas críticas. Su papel en la oposición no ha sido el más adecuado y sus negativas constantes ante los distintos pactos que se le presentaban para evitar que el PP finalmente formase Gobierno han causado el naufragio de un liderazgo que se ha caracterizado por la debilidad.

Muchos aseguran que las intenciones de Pedro Sánchez se situaban mucho más cerca de un acuerdo con Podemos que con Ciudadanos, sin embargo, la fragilidad del por entonces secretario general impidió tal suceso. Pedro Sánchez se vio acorralado por unos compañeros de partido que poco a poco le iban retirando su favor y su apoyo. Tal fue así que 2016 será recordado por ser el año en el que el PSOE sufrió un auténtico cisma que miles de cámaras siguieron minuto a minuto desde la sede de Ferraz.

Tras varios días de incertidumbre en las que los militantes y la cúpula del partido se posicionaba en contra de Sánchez, el por entonces secretario general se vio obligado a renunciar a su cargo. El 1 de octubre se anuncio la noticia a los medios de comunicación y a finales de ese mismo mes Pedro Sánchez renunciaba también y entre lágrimas a su acta como diputado del PSOE. Sin embargo, abandonar la política no está ni mucho menos en sus planes ya que las intenciones de Sánchez se centran en recuperar el partido y presentarse a las elecciones primarias que elegirán a un nuevo secretario general. La polémica está servida en el PSOE para el año 2017 y parece que Pedro Sánchez aún no ha dicho la última palabra.

Leonardo DiCaprio recogiendo su Oscar 2016 a Mejor ActorLeonardo DiCaprio recogiendo su Oscar 2016 a Mejor Actor

Leonardo DiCaprio

DiCaprio ha sido sin duda una de las personas más importantes del año por motivos bastante distintos a los anteriores. Su gran hazaña ha sido ganar el tan ansiado y merecido Óscar en la categoría de mejor actor. Esta era la quinta nominación a la que se enfrentaba el actor y ya era hora de que le fuera recompensada en forma de estatuilla una trayectoria absolutamente brillante. Otros premios como los Globos de Oro, los Bafta o los Critics Choice ya habían elogiado la trayectoria de este actor al que, sin embargo, se le resistía el más cotizado de todos. Sin embargo, 2016 ha sido un año de éxitos para Leonardo DiCaprio ya que por fin el mundo entero pudo escuchar cómo Julianne Moore pronunciaba su nombre al anunciar el flamante ganador.

Su papel de Hugh Glass en 'El renacido', el alabado film de Alejandro G. Iñárritu, fue el que logró encumbrar a DiCaprio a lo más alto y evitó que, tras la ceremonia, se sucedieran los miles de memes de gente que se tomaba con humor y resignación que DiCaprio no estaba hecho para el Óscar. Sin embargo, nada más lejos pues a parte del merecido premio otorgado no solo a su última interpretación, sino a una completa y larga carrera cinematográfica, el actor deslumbró con un comprometido discurso en el que el cambio climático tuvo un papel más que principal. "El cambio climático es real y está ocurriendo ahora mismo; es la amenaza más urgente que afronta nuestra especie. Debemos apoyar a los líderes de todo el mundo y luchar por los indígenas, la gente sin privilegios y la gente sin voz" dijo DiCaprio ante los asistentes.

Además de incluir su punto reivindicativo y luchador, DiCaprio no quiso olvidarse del hombre que le había ayudado a llevarse a casa la cotizada estatuilla y le dedicó unas palabras a Alejandro González Iñárritu que momentos antes se había llevado el premio a mejor director. "Estás haciendo historia del cine. Gracias a ti y al 'Chivo' Lubezki por rodar experiencias cinematográficas trascendentes" agradeció DiCaprio. Sin duda, una de las imágenes que quedarán grabadas en nuestras retinas y que formarán parte de la historia, en este caso del cine, será la de Leonardo DiCaprio en el famoso Dolby Theatre levantando su más que merecido Óscar. Seguramente que este actor también dará mucho de qué hablar en años venideros pues entre sus pensamientos no se encuentra, ni mucho menos, el de abandonar la interpretación.

Mireia Belmonte con la medalla de oro de los 200 metros mariposa en Rio 2016Mireia Belmonte con la medalla de oro de los 200 metros mariposa en Rio 2016

Mireia Belmonte

Mireia Belmonte es sin duda un ejemplo y un orgullo del deporte español. Rara es la competición de la que la nadadora se va con las manos vacías pues su entrega y su dedicación a aquello que ama le están dando una merecida recompensa. Concretamente, este año Mireia Belmonte logró brillar en lo más alto durante la celebración de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. La catalana se alzó con la medalla de oro en los 200 metros mariposa tras imponerse a la australiana Groves por 3 centésimas. "Al final he sufrido mucho en los últimos metros. Decidí seguir adelante sin mirar lo que tenía al lado, aunque no veía gran cosa. Seguir adelante y picar piernas lo más que pudiera para tocar la pared" decía una emocionada Mireia después de alzarse con la victoria.

Esta no solo fue la primera medalla de Belmonte durante esta competición, sino que además fue la primera de la delegación española donde se recibió entre elogios y vitores. Sin embargo, las fuerzas de Mireia Belmonte aún daban para más y tan solo unos días más tarde se alzó con un bronce en la categoría de 400 metros femeninos. Estas dos medallas han catapultado a la catalana a lo más alto del deporte español y la han colocado entre los deportistas con mayor número de triunfos pues, aunque en 2016 podamos destacar estos 2, no se debe olvidar que Mireia Belmonte lleva en lo más alto mucho tiempo.

Los triunfos de esta nadadora son fruto, nada más y nada menos, que de un duro trabajo al que la catalana no ha renunciado en ningún momento. A pesar de su fracaso en la final de 200m mariposa de los Juegos de Londres, Mireia Belmonte decidió no rendirse ni lamentarse, sino aprender de los errores. Varios años de preparación física y entrenamiento le han otorgado lo que muchos auguraban, un oro olímpico que no solo la ha encumbrado a ella a lo más alto, sino al deporte español del que tan orgullosos estamos.

Cristiano Ronaldo en la entrega del Balón de Oro 2015Cristiano Ronaldo en la entrega del Balón de Oro 2015

Cristiano Ronaldo

Cristiano Ronaldo es siempre uno de los rostros más importantes del año. En algunas ocasiones es gracias a sus logros futbolísticos, en otras es su vida privada la copa todas las portadas. Pero este año ha sido un tema totalmente distinto el que ha encumbrado al futbolista a lo más alto de los titulares, su dudosa honestidad fiscal. La página web Football Leaks acusó a lo largo de este año a varias personas relacionadas con el mundo del fútbol de no haber cumplido correctamente con sus obligaciones fiscales y de tratar de rentabilizar su dinero en paraísos fiscales. Cristiano Ronaldo no se ha quedado fuera de este ajo y su, hasta ahora, intachable currículum se ha visto empañado por unas acusaciones bastante graves.

Según la nombrada página, el madridista habría ocultado desde el año 2009 un total de 150 millones de euros, procedentes de sus derechos de imagen, en varias empresas de las Islas Vírgenes Británicas, un paraíso fiscal situado en el Caribe. Según confirmaron los medios españoles El Mundo y El Confidencial, Ronaldo solo habría pagado al fisco español 5,6 millones por sus ingresos publicitarios, menos del 4% del total. Las empresas que se verían implicadas en este escándalo fiscal funcionan supuestamente de manera opaca en un esquema propio de sociedades instrumentales sin actividad real, sin empleados y que operan a través de testaferros profesionales.

El futbolista no se ha quedado callado ante tales acusaciones y, a pesar de que sus cuentas están siendo investigadas por la Agencia Tributaria, asegura no tener nada que esconder. "Quien no debe, no teme" decía de forma rotunda Cristiano Ronaldo. Sin embargo, el hecho de Hacienda esté detrás de ti no es en absoluto agradable por lo que el madridista tuvo que reconocer que todo este asunto había empañado su victoria del Balón de Oro, un galardón que ha recibido este año por cuarta vez. 2017 traerá muchas cosas para este jugador y quién sabe si una de ellas será un problema con la justicia.

Pablo Ráez se fotografía en el hospitalPablo Ráez se fotografía en el hospital

Pablo Ráez

Pablo Ráez se ha convertido en uno de los rostros más comprometidos, solidarios y luchadores de este año que se marcha. El joven malagueño de 20 años ha transformado su leucemia en una especie de campaña para concienciar a los ciudadanos sobre la necesidad de donar médula. Y sus gestos no solo han llamado la atención de la gente, sino que además han logrado resultados asombrosos ya que gracias a sus mensajes, las donaciones se han disparado en la Comunidad de Andalucía llegando casi a duplicarse.

Día tras día, Pablo Ráez documenta a través de las redes sociales los avances del tratamiento al que se somete para poder curarse del todo y volver a su vida normal. El joven sufre leucemia desde 2015 y la lucha contra la enfermedad no está siendo nada fácil. En primera instancia, Pablo Ráez se sometió a un agresivo tratamiento de quimioterapia y a un transplante de médula ósea de su padre, compatible un 50%. Sin embargo los peores presagios se cumplieron y el malagueño recayó, teniendo que buscar un nuevo donante que apareció en el mes de noviembre. Pablo Ráez se sometió a una nueva intervención y, tal y como él mismo ha contado en sus últimas publicaciones, aún quedan resquicios de la enfermedad por lo que es necesario ser cauto.

A pesar de las dificultades, Pablo Ráez no se rinde y mucho menos abandona la lucha que ha acompañado a su batalla contra la leucemia ya que espera concienciar hasta al último habitante de la necesidad de donar médula. Bajo el hastag "Siempre fuerte" Ráez constituye un verdadero ejemplo de superación para el que el miedo no es una opción. Su optimismo ha llenado, no solo las redes sociales, sino también los corazones de tantas personas que de forma directa o indirecta tienen que atravesar situaciones tan difíciles como la suya. Por todo esto y por lo bueno que le deparará este 2017, Pablo Ráez es, y de forma más que merecida.

Bob Dylan durante su actuación en festival de Jazz de Nueva OrleansBob Dylan durante su actuación en festival de Jazz de Nueva Orleans

Bob Dylan

El mes de octubre traía consigo los nombres de aquellas personas que recibirían los flagrantes Premios Nobel y el de Bob Dylan brilló en la categoría de literatura, para sorpresa de muchos y para alegría de otros tantos. El cantante ha sido considerado durante año como un verdadero artista para el que música y poesía iban de la mano por lo que era necesario premiar unas letras que constituían un relato en sí mismas. "Si miramos miles de años atrás, descubrimos a Homero y a Safo. Ellos escribieron textos poéticos para ser escuchados e interpretados con instrumentos. Sucede lo mismo con Bob Dylan. Puede y debe ser leído" agregó Sara Daniues, la encargada de comunicar los nombres de los ganadores.

Sin embargo, después de conocer que él sería quien recibiría el galardón, Bob Dylan tardó demasiado en pronunciarse, creando así una enorme polémica sobre si aceptaría o no el premio de la Academia sueca. La institución había tratado de ponerse en contacto con el estadounidense en repetidas ocasiones, todas ellas sin éxito. Sin embargo, y tras varios días de incógnitas e incertidumbres, fue el propio Dylan el que respondió que para él era todo un honor recibir el Premio Nobel de Literatura. También quiso añadir que "La noticia sobre el Premio Nobel me dejó sin palabras" pero que sin duda alguna haría todo lo que estuviera en su mano para recoger el premio.

Dylan mostraba por fin su agradecimiento a la Academia por tan nombrado reconocimiento a su carrera y, en especial, a sus letras. A pesar de que su trabajo poco convencional no es a lo que estamos acostumbrados en este tipo de ceremonias, nadie puso en duda que el cantante era más que merecedor del Nobel. 2016 le ha traído a Bob Dylan uno de los pocos premios que faltaban para completar una carrera brillante que, sin duda alguna, será recordada a lo largo de los años por las generaciones venideras.

Te puede interesar