La seriedad de la Reina Isabel en su primera aparición tras la renuncia del Príncipe Harry y Meghan Markle

MÁXIMA PREOCUPACIÓN

La seriedad de la Reina Isabel en su primera aparición tras la renuncia del Príncipe Harry y Meghan Markle

La Reina Isabel se ha dejado ver por primera vez dos días después de que los Duques de Sussex enviaran un comunicado anunciando que renuncian a forma parte de la Casa Real Británica.

La seriedad de la Reina Isabel en su primera aparición tras la renuncia del Príncipe Harry y Meghan Markle

Máxima preocupación en la Casa Real Británica. Cuando la Reina Isabel creía que no podían darle más disgustos los miembros de su familia, recibió la noticia de que los Duques de Sussex acababan de enviar un comunicado para anunciar de forma unilateral que renunciaban a formar parte de la Casa Real Británica. Desde ese preciso momento toda la maquinaria se puso en marcha, primero para decir públicamente que esa decisión iba a ser milimétricamente estudiada para definir su nuevo papel institucional y, en segundo lugar, para poner en marcha un gabinete de crisis para resolver la situación lo más rápido posible.

Una situación que tiene a Isabel II de Reino Unido profundamente preocupada. La Reina no termina de creerse la decisión que ha tomado su nieto el Príncipe Harry junto a su mujer Meghan Markle. Decisión, además, de la que se enteró de forma precipitada y sin previo aviso. Es más, se enteró por televisión como el resto de los británicos, algo que le ha provocado un dolor todavía más profundo. De hecho, cuando horas antes de que a las 18:30 del miércoles 8 de enero se enviara el comunicado de prensa, los Duques de Sussex retomaron su agenda oficial tras varias semanas de vacaciones en Canadá con su habitual sonrisa y sin poder intuir nada de lo que iba a ocurrir.

La Reina Isabel acudiendo a una cacería tras la renuncia de los Duques de SussexLa Reina Isabel acudiendo a una cacería tras la renuncia de los Duques de Sussex

La Reina Isabel todavía está tratando de digerir esa decisión, pero ha optado por no trastocar sus planes de permanecer, como cada año, hasta principios de febrero en su residencia de Sandringham, donde se instala a mediados de diciembre para disfrutar allí de la Navidad. Allí la Monarca ha decidido evadirse por unas horas del gran problema familiar e institucional al que se enfrenta la Casa Real disfrutando de una de sus grandes aficiones, la caza.

La Reina se evade de los problemas en una cacería

Los paparazzi han captado la imagen de la Reina conduciendo su propio vehículo a la salida de su casa de Norfolk llevando en la parte trasera del todoterreno a uno de sus perros. Con semblante muy serio, Isabel II no puede evitar reflejar en su rostro que la repentina -aunque meditada de forma privada por ellos como han manifestado- decisión de los Duques de Sussex ha puesto en jaque la institución. "Las discusiones con el Duque y la Duquesa de Sussex están en una fase inicial. Entendemos su deseo de adoptar un enfoque diferente, pero se trata de cuestiones complicadas que llevará un tiempo resolver", indicaba el comunicado enviado por el gabinete de la Monarca para calmar los ánimos tras el bombazo.

El Príncipe Harry y Meghan Markle reaparecen tras su descanso de 6 semanasEl Príncipe Harry y Meghan Markle reaparecen tras su descanso de 6 semanas

Las próximas semanas serán decisivas para configurar el papel del Príncipe Harry y Meghan Markle, que han expresado su deseo de "seguir cumpliendo con nuestros deberes respecto a la Reina, la Commonwealth y las organizaciones de nuestro patronazgo" viviendo a caballo entre Reino Unido y Norteamérica. Pero la cosa no es tan sencilla como la presentan y por delante hay semanas de muchas reuniones con los gabinetes tanto de la Reina Isabel como del Príncipe Carlos e incluso del Príncipe Guillermo de Inglaterra.

Te puede interesar