El Príncipe Harry saca su instinto paternal en presencia de Meghan Markle durante su viaje a Irlanda

VISITA A IRLANDA

El Príncipe Harry saca su instinto paternal en presencia de Meghan Markle durante su viaje a Irlanda

Los Duques de Sussex han realizado con éxito una visita oficial a Irlanda, la primera como pareja fuera de Reino Unido.

El Príncipe Harry saca su instinto paternal en presencia de Meghan Markle durante su viaje a Irlanda

La Casa Real Británica decidió que el primer viaje al extranjero del Príncipe Harry y Meghan Markle como Duques de Sussex sería Irlanda. Aunque su labor oficial va a estar muy centrada en los territorios de la Commonwealth, nada mejor que empezar por el país vecino, una Irlanda con la que las relaciones nunca han sido fáciles, pero que ahora están más suavizadas.

El Príncipe Harry y Meghan Markle acarician a los perros del Presidente de IrlandaEl Príncipe Harry y Meghan Markle acarician a los perros del Presidente de Irlanda

Los Duques de Sussex comenzaron su periplo siendo recibidos por el Primer Ministro, Leo Varadkar, que se volcó con tan ilustre visita. Posteriormente se encontraron en Áras an Uachtaráin con el Presidente de Irlanda, Michael Higgins, y con la Primera Dama, Sabina Coyne, aunque su reunión fue eclipsada por la presencia de sus perros, dos boyeros de Berna que lograron enamorar al Príncipe Harry y Meghan Markle, que les acariciaron en presencia de sus dueños, y de las cámaras.

El Príncipe Harry y Meghan Markle se pusieron deportivos, aunque no literalmente, para desplazarse a Croke Park, donde se encuentran la sede de la Asociación Atlética Gaélica. Allí no solo vieron deporte, sino también mostraron su instinto paternal con los niños, sobre todo el hijo menor del Príncipe de Gales, que hizo varias monerías a un pequeño que se encontraba en las instalaciones.

El Príncpe Harry y Meghan Markle en la fiesta en la residencia del Embajador de Reino Unido en IrlandaEl Príncpe Harry y Meghan Markle en la fiesta en la residencia del Embajador de Reino Unido en Irlanda

A lo largo de su periplo irlandés hubo también tiempo para el esparcimiento, como durante la fiesta de verano que se ofreció en su honor en Glencairn House, residencia del Embajador de Reino Unido en Irlanda. Allí, la Duquesa de Sussex triunfó con un vestido negro de cóctel firmado por Emilia Wickstead, la misma que acusó a Givenchy de haber plagiado su vestido. Al llevar uno de sus diseños, se ha firmado la paz.

Un paseo por Dublín

Durante su paso por Dublín se acercaron al Trinity College, una maravilla que esconde e Libro de Kells, que tiene más de mil años, y contemplaron el Famine Memorial, monumento levantado para recordar a las víctimas de la Gran Hambruna de la segunda mitad de los años cuarenta del siglo XIX, que diezmó a la población irlandesa.

El Príncipe Harry y Meghan Markle visitan DogPatch LabsEl Príncipe Harry y Meghan Markle visitan DogPatch Labs

Para terminar, los Duques de Sussex se desplazaron a DogPatch Labs, un espacio de trabajo en el que se interesaron por las actividades empresariales que se desarrollan allí. Fue la guinda a un viaje perfecto.

Te puede interesar