Meghan Markle sufrió un aborto: "Sabía, mientras abrazaba a mi primogénito, que estaba perdiendo al segundo"

ABORTO ESPONTÁNEO

Meghan Markle sufrió un aborto: "Sabía, mientras abrazaba a mi primogénito, que estaba perdiendo al segundo"

La Duquesa de Sussex ha revelado que sufrió un aborto espontáneo y perdió el segundo hijo que esperaba junto al Príncipe Harry.

Meghan Markle sufrió un aborto: "Sabía, mientras abrazaba a mi primogénito, que estaba perdiendo al segundo"

El Príncipe Harry y Meghan Markle han perdido el hijo que esperaban. La triste noticia no se ha conocido en un comunicado, sino a través de una columna que la Duquesa de Sussex ha escrito en The New York Times, en la que ha contado cómo una mañana de julio de 2020 sintió que algo no iba bien con respecto a su segundo embarazo.

Meghan Markle y Archie en SudáfricaMeghan Markle y Archie en Sudáfrica

"Era una mañana de julio que comenzaba como cualquier otro día: prepara el desayuno. Da de comer a los perros. Toma vitaminas. Encuentra ese calcetín perdido. Recoge la cera rebelde que rodó debajo de la mesa. Me hago una coleta antes de sacar a mi hijo de la cuna", comenzó Meghan Markle. "Después de cambiarle el pañal, sentí un fuerte calambre. Me dejé caer al suelo con él en mis brazos, tarareando una canción de cuna para mantenernos a ambos tranquilos. La alegre melodía contrastaba con la sensación de que algo no estaba bien. Sabía, mientras abrazaba a mi primogénito, que estaba perdiendo al segundo", manifestó.

El dolor del Príncipe Harry y Meghan Markle

"Horas más tarde, yacía en una cama de hospital, sosteniendo la mano de mi esposo. Sentí la humedad de su palma y besé sus nudillos, mojados por nuestras lágrimas. Mirando las frías paredes blancas, mis ojos se pusieron vidriosos. Traté de imaginarme cómo nos curaríamos. Recordé un momento del año pasado cuando Harry y yo estábamos terminando una larga gira por Sudáfrica. Yo estaba agotada. Estaba amamantando a nuestro hijo y tratando de poner buena cara ante los ojos del público", prosiguió la Duquesa de Sussex en su columna.

El Príncipe Harry y Meghan Markle en la Casa de Canadá en LondresEl Príncipe Harry y Meghan Markle en la Casa de Canadá en Londres

"'¿Estas bien?' me preguntó un periodista. Le respondí con sinceridad, sin saber que lo que decía resonaría tanto. Mi respuesta improvisada pareció dar permiso a la gente para decir su verdad. Pero no fue responder honestamente lo que más me ayudó, fue la pregunta en sí. "Gracias por preguntar", dije. "No mucha gente me ha preguntado si estoy bien", comentó Meghan Markle, haciendo referencia a la pregunta que le hizo Tom Bradby para el documental 'Harry & Meghan: An African Journey'.

"Sentada en una cama de hospital, viendo cómo se rompía el corazón de mi esposo mientras trataba de sostener los pedazos rotos del mío, me di cuenta de que la única forma de comenzar a sanar es preguntar primero: '¿Estás bien?'", prosigue la Duquesa de Sussex. "Perder un hijo significa cargar con un dolor casi insoportable, experimentado por muchos pero del que pocos hablan. En el dolor de nuestra pérdida, mi esposo y yo descubrimos que en una habitación de 100 mujeres, de 10 a 20 habrían sufrido un aborto espontáneo. Sin embargo, a pesar de la asombrosa similitud de este dolor, la conversación sigue siendo tabú, plagada de vergüenza (injustificada) y perpetuando un ciclo de duelo solitario", añade.

Meghan Markle en su mensaje de graduación a las alumnas del colegio donde estudióMeghan Markle en su mensaje de graduación a las alumnas del colegio donde estudió

"Cuando era adolescente, me senté en la parte trasera de un taxi que atravesaba el ajetreo y el bullicio de Manhattan. Miré por la ventana y vi a una mujer con un teléfono llorando. Estaba parada en la acera, viviendo un momento privado muy públicamente. En ese momento, la ciudad era nueva para mí y le pregunté al conductor si deberíamos detenernos para ver si la mujer necesitaba ayuda. Explicó que los neoyorquinos viven su vida personal en espacios públicos. "Amamos en la ciudad, lloramos en la calle, nuestras emociones e historias están allí para que cualquiera las vea", recuerdo que me dijo. "No te preocupes, alguien en esa esquina le preguntará si está bien", recordó Meghan Markle.

"Ahora, todos estos años después, en aislamiento y encierro, sufriendo la pérdida de un hijo, la pérdida de la creencia compartida de mi país en lo que es verdad, pienso en esa mujer de Nueva York. ¿Y si nadie se detuvo? ¿Y si nadie la veía sufrir? ¿Y si nadie ayudaba?", comentó Meghan Markle.

Te puede interesar