Los grandes ausentes en el funeral del Duque de Edimburgo

ADIÓS A PHILIP

Los grandes ausentes en el funeral del Duque de Edimburgo

La despedida del Príncipe Felipe contó con 30 personas debido a la pandemia. Hubo muchas ausencias, aunque algunas marcaron más que otras.

Los grandes ausentes en el funeral del Duque de Edimburgo

El Duque de Edimburgo no fue despedido en un funeral de Estado, pero si en uno ceremonial con todos los honores. El propio Príncipe Felipe organizó su despedida y tuvo claro lo que quería y lo que no quería para su último adiós. Una vez fallecido, la Reina Isabel se encargó de que se cumplieran todos los deseos de su consorte, y lo cierto es que lo consiguió. Además, el funeral contó con la presencia de 30 personas de la familia, frente a las 800 que hubieran acudido de no haber habido pandemia. Esto ayudó a que su funeral fue más discreto, como le hubiera gustado al Duque de Edimburgo, que siempre huía de alborotos cuando el protagonista era él, y de todos modos su último adiós no perdió ni un ápice de emoción y solemnidad. Todo salió a la perfección.

El féretro con los restos mortales del Duque de Edimburgo durante su funeral en Windsor CastleEl féretro con los restos mortales del Duque de Edimburgo durante su funeral en Windsor Castle

Se habló de los presentes, de esa lista de 30 invitados que se anunció en su momento y que se pudo ver en Windsor Castle el sábado 17 de abril de 2021, pero no tanto de los ausentes, los que podrían haber ido en otras circunstancias y que se quedaron sin su lugar debido a la pandemia. Quizás algunos sintieron no ir, y otros quizás no tanto. Eso queda para ellos. El primero que señaló que no iría para dejar sitio a la familia fue el Primer Ministro, que de otro modo hubiera estado presente para honrar al consorte que más años sirvió a la Corona. También representantes de las entidades con las que colaboró o del Premio Duque de Edimburgo se quedaron fuera. A lo largo de siete décadas de servicio, fueron muchas las personas con las que trabajó y las que conoció. Algunas de ellas hubieran estado encantadas de dar el último adiós al Príncipe Felipe pero se quedaron con las ganas.

Dentro de la Familia Real Británica, la ausencia más sonada vino de la mano de Meghan Markle. El Príncipe Harry tuvo claro desde el primer momento que iba a volver a Reino Unido para despedir a su querido abuelo. Sin embargo, la Duquesa de Sussex, embarazada de su segundo hijo, se quedó en California con Archie. Los médicos le desaconsejaron viajar, y lo cierto es que teniendo en cuenta las tensiones familiares, ella misma optó por permanecer en Estados Unidos. Ya habrá tiempo para el reencuentro.

Los Duques de Sussex presentando a su hijo Archie Harrison a la Reina Isabel, el Duque de Edimburgo y Doria RaglandLos Duques de Sussex presentando a su hijo Archie Harrison a la Reina Isabel, el Duque de Edimburgo y Doria Ragland

Por otro lado, la presencia del Príncipe Harry sirvió para provocar un acercamiento con el Príncipe Guillermo y Kate Middleton. A la salida del funeral se vio a los tres hablando. Primero fueron la Duquesa de Cambridge y el Duque de Sussex los que charlaron, después se unió el Duque de Cambridge, y finalmente se quedaron solos los dos hermanos. Se abre así una esperanza para la reconciliación.

Otros de los que no acudieron fueron la Duquesa de Gloucester, la Duquesa de Kent, así como el Príncipe Michael y la Princesa Michael de Kent. Las dos primeras son esposas de los primos de la Reina Isabel, pero ha sido el Príncipe Michael el único primo que se quedó sin sitio. Además, los Kent son primos hermanos de la Reina, así como sobrinos segundos del Duque de Edimburgo. Pero hubo que elegir. También faltaron las divorciadas, es decir, Sarah Ferguson, Autumn Kelly y Lady Serena Armstrong-Jones. La Duquesa de York, que no ha sido nunca la nuera favorita del Príncipe Felipe, vive con el Príncipe Andrés, pero al estar divorciada ha perdido una plaza que ha permitido la presencia de otros. Lo mismo ha pasado con la exmujer de Peter Phillips y con la del Conde Snowdon, hijo de la Princesa Margarita.

La Reina Isabel y el Duque de Edimburgo charlan con los Reyes Felipe y Letizia en la cena de gala en Buckingham PalaceLa Reina Isabel y el Duque de Edimburgo charlan con los Reyes Felipe y Letizia en la cena de gala en Buckingham Palace

La familia del Duque de Edimburgo estuvo representada con tres parientes alemanes. Las cuatro hermanas del Príncipe Felipe se casaron con príncipes alemanes, y a pesar de todo, ha seguido manteniendo contacto con algunos de ellos. Quería tener representación, y por eso se invitó a asistir al Príncipe Philipp de Hohenlohe-Langenburg, nieto de la Princesa Margarita de Grecia y Dinamarca, Bernhard, Príncipe Heredero de Baden, nieto de la Princesa Teodora de Grecia y Dinamarca, y al Príncipe Donato de Hesse, que no es sobrino pero sí pariente del Príncipe Felipe y representante de la Casa de Hesse, con la que emparentaron sus hermanas Cecilia y Sofía y a la que el propio Duque de Edimburgo pertenecía por línea materna. Hasta ahí bien, pero se echó de menos la presencia de los Hannover. Al enviudar, la Princesa Sofía se casó con Jorge Guillermo de Hannover, hermano de la Reina Federica de Grecia, madre a su vez de la Reina Sofía. De no haber pandemia, seguro que algún Hannover (Ernesto de Hannover está claro que no), habría acudido con gusto.

los Mountbatten fueron representados por Lady Penelope Knatchbull, Condesa Mountbatten de Birmania, esposa de Norton Louis Philip Knatchbull, tercer conde Mountbatten de Birmania y sobrino segundo del Príncipe Felipe. Hasta ahí bien, pero como única prima superviviente del Duque de Edimburgo, a la incombustible Lady Pamela Mountbatten, hija de Lord Mountbatten le habría gustado ir, como también a George Mountbatten, IV marqués de Milford Haven y representante de esta rama familiar.

Constantino de Grecia saluda a la Reina Isabel y al Duque de Edimburgo en su 70 cumpleañosConstantino de Grecia saluda a la Reina Isabel y al Duque de Edimburgo en su 70 cumpleaños

Y por supuesto, aunque la realeza no pudo acudir y hubiera ido gustosa, los que más han sentido su ausencia, a los que de verdad se echa de menos, es a los Reyes Felipe y Letizia, que sentían mucho aprecio por su tío Philip, y sobre todo a la Reina Sofía, sobrina segunda y al mismo tiempo prima tercera del Duque de Edimburgo. Al mismo tiempo, Constantino y Ana María de Grecia, o quizás Pablo de Grecia en lugar de su padre debido a su delicada salud, habrían viajado a Reino Unido para despedir a su pariente. Además de estar emparentados y de representar a la dinastía en la que nació el Príncipe Felipe, los Reyes de Grecia mantuvieron una relación muy cercana con la Reina Isabel y el Duque de Edimburgo durante las décadas que vivieron en Reino Unido durante su exilio. Les acogieron y les trataron con todo el cariño, y eso nunca se olvida.

Te puede interesar