Rosalía sobre la apropiación cultural: "Los artistas siempre se han visto influenciados por muchas culturas"

BILLBOARD

Rosalía sobre la apropiación cultural: "Los artistas siempre se han visto influenciados por muchas culturas"

La catalana ha protagonizado una nueva polémica en la comunidad latinoamericana tras ganar los Grammy Latino siendo europea.

Rosalía sobre la apropiación cultural: "Los artistas siempre se han visto influenciados por muchas culturas"

"El increíble viaje de Rosalía dede el flamenco al superestrellato". Este era el titular que ponía The New York Times Magazine en su portada dedicaba a la cantante catalana Rosalía. Y es que la joven, en menos de un año, pasó de ser casi una completa desconocida en España a convertirse en una auténtica estrella a nivel mundial con millones de reproducciones en sus vídeos de Youtube y seguida por celebridades del calibre de Kylie Jenner o el mismísimo Barack Obama. Pero su camino hasta la cima no estuvo exenta de polémicas.

La que más se ha repetido en este tiempo ha sido la de apropiación cultural, es decir, aprovecharse de una cultura que no es la que le pertenece para aspirar a mayores éxitos. Primero ocurrió con el flamenco y las canciones de su segundo disco 'El mal querer', fuertemente criticado por la comunidad gitana; y ahora ha sido la comunidad latina la que ha puesto el grito en el cielo tras haber ganado por Grammy Latino. Según los críticos, Rosalía nunca debió de entrar en esta categoría ya que en Estados Unidos el concepto latino se restringe a las identidades culturas de origen latinoamericano, mientras que Rosalía es Europea y eso le da muchas más facilidades para destacar por encima de los propios artistas latinos.

Polémica por ganar dos Grammy Latino siendo europea

Ahora ha sido la propia Rosalía la que ha querido explicar su versión en toda esta polémica aprovechando su entrevista para la revista Billboard como parte del especial 'Latin Power Players', una lista de los cantantes más relevantes de la música latina. "Primero que nada, nací hablando español. Mi padre es de Asturias, mi abuelo es cubano, mi madre es catalana. Crecí hablando catalán y español en casa y siempre he escuchado música en inglés. Así que es natural para mí cantar en esos idiomas", explica. "Hago música en español porque el flamenco es mi gran inspiración [estudio Intepretación del Flamenco (modalidad Cante Flamenco) bajo la tutela del cantaor José María Vizcaya 'El Chiqui'], pero hace unos meses grabé una rumba catalana ['Millonària']. Canté en inglés con James Blake porque tenía una canción preciosa, 'Barefoot in the Park'. Los idiomas son como los colores musicales, como instrumentos que puedes elegir. Hoy en día, las barreras musical, tal y como los géneros, están tan diluidos que realmente no existen".

Por eso el concepto de 'apropiación cultural' en los tiempos de la globalización le parece que cada vez está más descontextualizado: "Siempre trato de hablar de las referencias culturales que me han inspirado. Los artistas siempre se han visto influenciados por muchas culturas. Hoy en día todas las culturas están conectadas y es algo precioso que merece ser celebrado", y añade: "Vengo de una generación que nació con la globalización e internet. Eso lo ha cambiado todo". Aunque también especifica que esto mismo, respaldado por la propia historia, hace que lo límites estén aún más diluidos: "El flamenco y mi país siempre han estado conectados con Latinoamérica. Los cantes de ida y vuelta flamencos son un reflejo de eso: las milongas, la guajira, la comobiana. Son géneros considerados parte de la tradición flamenca, pero puedes sentir la presencia latinoamericana en ellos".

Te puede interesar