10 años del estreno de 'Cabeza de perro': el ascenso de Adriana Ugarte y el estancamiento de Juan José Ballesta

CARA Y CRUZ

10 años del estreno de 'Cabeza de perro': el ascenso de Adriana Ugarte y el estancamiento de Juan José Ballesta

Hace una década los actores Juan José Ballesta y Adriana Ugarte protagonizaron la película 'Cabeza de perro'. Después de aquello, Ugarte es una de nuestras actrices más aplaudidas pero Ballesta se quedó muy atrás...

10 años del estreno de 'Cabeza de perro': el ascenso de Adriana Ugarte y el estancamiento de Juan José Ballesta

Adriana Ugarte y Juan José Ballesta son dos de los actores patrios más conocidos. Puede que muchos no lo sepan, pero en 2006 ambos protagonizaron 'Cabeza de perro', una película del director Santi Amodeo. Paradójicamente, para Ugarte fue su trampolín a la fama pero para Ballesta fue una cinta más.

Ballesta era el niño bonito del cine español desde su papel en 'El Bola', por el que ganó el premio Goya al mejor actor revelación en el 2000 con tenía 13 años -antes de que la Academia decidiera excluir a los menores de 16 años de la carrera por conseguir el galardón-. La cara de Ballesta fue la imagen preferida por las adolescentes de los 2000 para forrar sus carpetas del instituto. Era una suerte de 'sex symbol de barrio' que volvía locas a todas con su sonrisa pícara, su ceja partida, las greñas y el deje de Parla.

De Ugarte se sabía menos. La también madrileña ya había hecho sus pinitos en la interpretación al participar en cortos independientes y en alguna serie española, pero su oportunidad llegó con la cinta de Amodeo. El papel de Consuelo en 'Cabeza de Perro' le hizo optar al Premio Goya a mejor actriz revelación en 2006, que no ganó pero llegar hasta ahí con su primera película significaba que Ugarte apuntaba maneras. Su magnetismo ante la cámara y su dulzura quitó todo el protagonismo a un rezagado Ballesta cuyo nombre copaba todo el cartel de la película y sin embargo era su compañera quien realmente brillaba en el film.

Adriana Ugarte es Consuelo y Juan José Ballesta es Samuel en 'Cabeza de perro'Adriana Ugarte es Consuelo y Juan José Ballesta es Samuel en 'Cabeza de perro'

Subrayada por la voz en off de Álex O'Dogherty como narrador, 'Cabeza de Perro' sigue la historia de Samuel (Juan José Ballesta), un chico de 18 años que padece una enfermedad neurológica que le provoca la pérdida de algunos sentidos de manera momentánea, e incluso a veces es incapaz de andar. Ello llevó a su familia a sobreprotegerlo, a mantenerlo aislado del resto. Pero, un día, Samuel decide salir afuera y acaba en Madrid. Allí conoce a Consuelo (Adriana Ugarte), una chica que con sus rarezas conquista a Samuel y entablan una relación.

Fue la primera película de Adriana Ugarte con 21 años y con ella ya se hizo un nombre en el cine español. Los papeles no dejaron de llamar a su puerta y su cara se convirtió en uno de los rostros más recurrentes en la televisión nacional al que todos llamaban ya 'La Señora'. Ella despegó y él se estancó, puede que su situación familiar influyera pero 'Cabeza de Perro' supuso un antes y un después, al menos para Ugarte.

Adriana Ugarte, la conquistadora

Dos años después estar nominada al Goya a mejor actriz revelación por 'Cabeza de Perro', Ugarte fue llamada a protagonizar la serie 'La Señora' de La 1 en el papel de Victoria Márquez. La ficción, ambientada a principios del siglo XX, relataba la historia de una mujer burguesa que se enamoraba de un hombre de una clase social inferior con el que la rigidez de la sociedad impedía que pudiera tener una relación amorosa. 'La Señora' duró dos años en emisión en La 1, fue líder indiscutible en las noches de su emisión e hizo que Ugarte ganara muchos premios, entre ellos, el Fotograma de Plata a mejor actriz de televisión en 2009.

Adriana Ugarte es Sira Quiroga en 'El tiempo entre costuras'Adriana Ugarte es Sira Quiroga en 'El tiempo entre costuras'

Esta serie confirió una gran popularidad a Ugarte que durante 'La Señora' también participó en 'El juego del ahorcado' con otros dos conocidos actores españoles: Clara Lago y Álvaro Cervantes. Aunque fue en 2011 cuando la actriz pudo desarrollar su vis cómica en 'Lo contrario al amor', en la que Ugarte quedó atrapada en un "polígono amoroso" con Hugo Silva, Álex Barahona y Rubén Sanz.

En 2013 Antena 3 decidió adaptar a la televisión la novela y best seller de María Dueñas, 'El tiempo entre costuras' y para su papel protagonista, la cadena no pudo hacer elección mejor. Adriana Ugarte fue elegida para ser Sira Quiroga, una joven modista que en los años 30 viaja a Marruecos por amor pero acaba convirtiéndose en un desengaño amoroso que deja a Sira sola y endeudada. Fue todo un éxito de audiencia con una producción y ambientación realmente espectaculares. La actuación de Ugarte también fue magnífica y, por ella, se llevó el Ondas a Mejor intérprete femenina de ficción nacional en 2014.

El resto de su carrera se resume en títulos como 'Palmeras en la nieve' y, la más reciente, 'Julieta'. Esta última hizo de Ugarte la nueva chica Almodóvar en el papel de Julieta Arcos de joven. Todo un drama maternofilial que, aunque con polémica incluida y algún que otro desencuentro con su compañera Emma Suárez, se llevó el aplauso de la crítica. Actualmente Ugarte y las chicas de Almodóvar pasean Julieta por los festivales de cine internacionales mientras que la actriz escribe post de su vida en su blog para la revista InStyle y es una de las habituales en los front row de las semanas de la moda.

Juan José Ballesta, el canalla incesante

"¿Juan José Ballesta?", "Sí, sí el Bola"... Seguro que esa situación se ha dado muchas veces porque si por algo es recordado este actor es por haber sido Pablo en la película 'El Bola'. Fue su debut como actor con tan solo 13 años y ese mismo año ganó el Goya a mejor actor revelación. Juan José Ballesta tenía algo y conquistó a todos con su primer éxito. Después vinieron otros títulos como 'El embrujo de Shanghai' donde un adolescente Ballesta se puso a las órdenes del mismísimo Fernando Trueba. Sin embargo, fueron cintas de directores más desconocidos, 'Planta 4ª' y '7 Vírgenes' las que le regalaron de nuevo un momento de gloria. Aunque había un patrón común: en todas hacía del canalla del barrio, papel que le va al dedillo pero del que es difícil que uno se desencasille. Precisamente, por esta última Juanjo Ballesta ganó la Concha de Plata en el Festival de Cine de San Sebastián en 2005.

Juan José Ballesta en 'El Ministerio del Tiempo' como uno de Juan José Ballesta en 'El Ministerio del Tiempo' como uno de "los últimos de Filipinas"

Vinieron más películas, entre ellas 'Cabeza de perro'. La crítica no alabó su labor en esta película, en cambio si hubo muchas voces que saltaron en su favor. La razón fue que el característico deje de Ballesta al hablar, quedó casi neutralizado en este film para interpretar el papel de un "chico de clase alta". Sin embargo, Adriana Ugarte eclipsó en gran medida su actuación. Hubo un pequeño parón en su vida en medio de todo esto. Con solo 18 años, Ballesta ya tenía una mujer y un hijo en camino pero eso no impidió que en 2010 volviera, esta vez para aparecer en los televisores españoles con la serie 'Hispania' para Antena 3 en el papel de Paulo. Ese mismo año protagonizó 'Entrelobos' un film de Gerardo Olivares inspirado en la historia real de un niño que pasó doce años viviendo con una manada de lobos. Y después vino 'Bruc, el desafío'.

Es una carrera bastante prolífica, Juanjo Ballesta no se puede quejar, pero también es bastante irregular. Después de protagonizar 'El nombre de la rosa' en el teatro, últimamente ha aparecido en 'Splash' y en el concurso de baile 'A Bailar!' junto a su mujer Verónica Rebollo a la que él llama "La Vero", también de Parla como él y de quien está profundamente enamorado. Parecía un pequeño bache, pero Ballesta reapareció en la exitosa serie de La 1 'El Ministerio del Tiempo'. Fueron solo dos capítulos, pero pudo dar vida a uno de "los últimos de Filipinas", un grupo de 57 soldados españoles en la Guerra entre España y Estados Unidos en 1898 que quedaron en el Sitio de Baler. Allí siguieron luchando en lo que creían que era la colonia española de Filipinas, pero ésta ya había sido entregada a Estados Unidos en el tratado de París.

Hay mucho que escribir de Juanjo Ballesta pero lo cierto es que él sigue siendo el mismo chico humilde de barrio, pero con todo el peso de la fama a sus espaldas que ha sabido llevar de una forma admirable. El éxito le llegó cuando era muy pequeño, quizás no llegó a saborearlo del todo pero su imagen sigue evocando a aquél chaval conflictivo y con problemas familiares que enamoró a medio país y que seguirá siendo su mejor papel.

Te puede interesar