Kim Kardashian y Kanye West se convertirán en padres por cuarta vez en mayo de 2019

EN MAYO

Kim Kardashian y Kanye West se convertirán en padres por cuarta vez en mayo de 2019

Nada más nacer Chicago en enero de 2018 ya comentaron que querían redondear la familia con un cuarto bebé que parece llegará en mayo de 2019.

Kim Kardashian y Kanye West se convertirán en padres por cuarta vez en mayo de 2019

Nada más nacer su hija Chicago, que el 15 de enero celebrará su primer cumpleaños, Kim Kardashian y Kanye West comentaron que les gustaría tener un bebé más puesto que para la celebrity cuatro hijos es la familia perfecta. Una idea que quizá ella misma adquirió durante su niñez puesto que eran cuatro en casa hasta que llegaron las pequeñas Kendall y Kylie Jenner.

Una idea que fueron madurando a lo largo del año, comentando incluso durante el verano que les gustaría que el embrión que tenían congelado se desarrollase en el vientre de la misma mujer que engendró a la pequeña Chicago. Pero lo cierto es que no era posible puesto que, tras el nacimiento de su hija, la gestante se había quedado embarazada, por lo que era inviable. Entonces Kim Kardashian comentó que tendrían que buscar a otra mujer que quisiera engendrar a su bebé.

Ver esta publicación en Instagram

Merry Christmas ?

Una publicación compartida de Kim Kardashian West (@kimkardashian) el

Un bebé del que ya conocerían el sexo puesto que ya en su día se comentó que el embrión que tenía la pareja congelada correpondería a un varón. Ahora los medios estadounidenses confirman la noticia de la cuarta paternidad de la pareja asegurando que ese niño vendrá al mundo en mayo de 2019.

Los problemas de Kim Kardashian durante sus embarazos

De confirmarse la noticia, en primavera Kim Kardashian verá su sueño cumplido de ser madre de cuatro hijos. Un sueño que va a poder cumplir gracias a la gestación subrogada puesto que el médico desaconsejó a la celebrity que se quedara embarazada por una tercera vez después de todos los problemas de salud que sufrió durante las gestaciones de North y Saint a consecuencia de la placenta accreta que sufre, una dolencia que complica los embarazos y pone en peligro tanto su vida como la de los bebés.

Te puede interesar