Gigi Hadid habla por primera vez sobre el parto natural de su hija: "Vi a Zayn, Bella y a mi madre aterrorizados"

PARA VOGUE

Gigi Hadid habla por primera vez sobre el parto natural de su hija: "Vi a Zayn, Bella y a mi madre aterrorizados"

La modelo se convirtió en madre el pasado mes de septiembre de 2020 y, desde entonces, es había mantenido muy reservada con el nacimiento de su hija.

Gigi Hadid habla por primera vez sobre el parto natural de su hija: "Vi a Zayn, Bella y a mi madre aterrorizados"

Gigi Hadid acaba de cumplir uno de sus grandes sueños profesionales: protagonizar en solitario la portada de la revista Vogue en su edición estadounidense, la dirigida por Anna Wintour. Y un hecho tan importante para ella solo podía venir acompañada de un reportaje único. En una extensa entrevista concedida en la granja familiar que tiene su madre a las afueras de Nueva York, la modelo ha hablado abiertamente y por primera vez sobre cómo fue el parto de su primera hija, Khai, fruto de su relación con Zayn Malik.

Ciento de incógnitas había en torno a este gran momento que Gigi Hadid ha mantenido como un secreto hasta ahora. Como se había rumoreado, este se produjo en la granja de su madre donde había estado pasado escondida los meses de gestación aprovechando el parón profesional que también supuesto la pandemia por el Coronavirus. La hermana de Bella Hadid confiesa a la revista que su idea era dar a luz en un hospital de Nueva York, pero el estar tan lejos de allí y las restricciones en la sala de partos por el Covid-19 que impedirían que su hermana y su madre estuvieran con ella en ese momento le hicieron cambiar de planes.

La idea la tomó del documental 'El negocio de nacer', del año 2008, en el que se aborda de forma crítica las intervenciones médicas durante los partos y resalta la parte positiva de dar a luz en casa. "Ambos [ella y Zayn] nos miramos y pensamos: 'Creo que esta es la decisión final'". Y así fue. Prepararon uno de los cuartos de la gran para el gran momento en el que la modelo daría a luz en una piscina hinchable gigante. "Lo que realmente quería de estar experiencia era que todo estaba bien, que era algo natural que las mujeres deben sentir", reconoce.

La banda sonora del gran momento, el audiolibro del cuento infantil 'El indio en el armario'. Recuerda con bastante nitidez cómo de nervioso estaba el futuro papá, a quien comparó con un león macho que habían visto tiempo atrás en un documental sobre partos en esa especie: "Z estaba en plan: '¡Me siento así! Impotente al ver sufrir a la persona que amas". La modelo logra entender ese sentimiento porque, a pesar de verse capacitada para hacerlo, reconoce que en algún momento debía de parecer "una loca". "Vi a Zayn, Bella y a mi madre atemorizados", confesó.

"Sabía que iba a ser el dolor más profundo de mi vida"

Gigi Hadid también era consciente que el dar a luz en casa implicaba no recibir ningún tipo de calmante durante todo el parto y que eso podía ser algo complicado en algún momento. "Sabía que iba a ser el dolor más profundo de mi vida, pero tienes que aceptarlo y decir: 'Esto es lo que es'. Me encantó". Asegura que la matrona y su propia madre, Yolanda Hadid, sirvieron de gran apoyo para sobrellevarlo mejor. "Hubo un momento en el que pregunté cómo habría sido dar a luz en un hospital con la epidural". Pero ya no había vuelta atrás: "Mi matrona me miró y dijo: 'Lo estás consiguiendo. Nadie puede ayudarte. De todos modos, ya has pasado el momento de ponerte la epidural, así que lo estás haciendo igual que lo harías en la cama de un hospital'".

Tras 14 horas de parto, por fin nació la pequeña Khai: "Ni siquiera sentí un clic en el momento en el que salió", confiesa: "Estaba tan exhausta que miré hacia arriba y allí él sosteniéndola en brazos. Fue tan bonito". Gigi Hadid asegura que llegó al mundo con varias semanas de retraso y, por ello, al momento de nacer ya no parecía una niña recién nacida. Asegura que durante todo el parto nunca tuvieron ningún momento de preocupación por su salud, algo que agradece eternamente: "Eso es lo que quería para ella, una llegada al mundo pacífica". Eso sí, la modelo recuerda que cuando se encontraba en el peor momento del parto, miró al cantante y pensó: "Creo que podemos esperar un poco para volver a pasar por esto", recuerda.

"Estoy cambiando hacia cosas más estables", dice sobre su carrera

Esta entrevista, que se realizó 10 semanas después de aquel gran momento en su vida, refleja también cómo es la modelo ahora como madre, bastante alejada de lo que se podría esperar de una celebridad de su calibre. Hadid no tiene niñera para su pequeña y asegura que todos los cuidados corren a cargo suyo, del padre o de su madre, quien siempre está cerca para ayudarle. De hecho, fue Yolanda Hadid quien se hizo cargo de ella cuando Gigi tuvo la sesión de fotos para Vogue. "Decidió cuidar al bebé completamente sola y eso creo que crea un vínculo muy importante", confiesa la feliz abuela. Respecto al gran logro profesional que acaba de conseguir, la que también fue modelo asegura que está muy orgullosa de ella, pero nada comparable con lo que vivió el pasado mes de septiembre: "Verla dar a luz es otro nivel de orgullo. Pasas de mirarla como una hija a mirarla como una compañera".

La maternidad ha supuesto para Gigi Hadid un gran cambio, sobre todo en lo que respecta a su trabajo. La modelo no se lo pensé dos veces cuando le ofrecieron la portada de Vogue apenas 10 semanas después de dar a luz: "Vale, pero no voy a tener una talla 0", fue lo que le dijo al equipo de la revista: "Y tampoco creo que se necesite ahora mismo", también matizó. Lo que si que va a cambiar es el ritmo de vida frenético que le exige su trabajo en otros aspectos: "Estoy cambiando de cara a cosas que son más estables que estar en un país diferente cada semana".

Te puede interesar