Bimba Bosé, la mujer valiente que luchó hasta el final y deja a una familia unida que jamás la olvidará

ADIÓS BIMBA

Bimba Bosé, la mujer valiente que luchó hasta el final y deja a una familia unida que jamás la olvidará

La modelo falleció a los 41 años a consecuencia de un cáncer de mama. Deja dos hijas, novio, madre, hermanos, tíos y primos, así como muchos amigos que siempre la recordarán.

Bimba Bosé, la mujer valiente que luchó hasta el final y deja a una familia unida que jamás la olvidará

La semana empezó de la peor manera. El lunes 23 de enero se anunciaba la muerte de Bimba Bosé. Tenía 41 años y murió tras una larga lucha contra el cáncer que comenzó cuando le diagnosticaron un tumor maligno en el pecho en 2014. Aunque fue fuerte como un roble y peleó hasta la extenuación, la enfermedad se extendió y terminó en una metástasis que le afectó a los huesos, el hígado y el cerebro. Esta mujer, que fue modelo, cantante, dj y todo lo que hiciera falta para ganarse la vida, falleció en el Hospital Ramón y Cajal de Madrid, pero vivió sus últimos meses alejada de todo en Sotogrande (Cádiz), acompañada por sus hijas Dora y June y su pareja, Charlie Centa, que se ha portado de forma inmejorable con su amor.

Hasta que no pudo más, Bimba Bosé luchó como una jabata contra el enemigo que se había instalado en su cuerpo. El martes 17, seis días antes de partir, se sintió mal y se trasladó a Madrid, donde fue ingresada en el Hospital Ramón y Cajal. El sábado ya sabía que su vida se apagaba, por lo que mandó varios mensajes a sus amigos, aunque no quiso informar de que el final era inminente e irremediable. No quiso hacer sufrir a los suyos más de los necesario. Y así, casi en silencio, pero rodeada de su familia, cerró los ojos para siempre en la mañana del lunes 23 de enero de 2017. Moría una mujer demasiado joven, con mucha vitalidad y ganas de hacer cosas, y a quien la gente recuerda con una sonrisa.

Miguel Bosé y su sobrina Bimba Bosé en la Gala contra el Sida de 2010Miguel Bosé y su sobrina Bimba Bosé en la Gala contra el Sida de 2010

Su familia, destrozada, envió un comunicado para anunciar la muerte de Bimba Bosé: "Con gran tristeza confirmo que Bimba Bosé ha fallecido esta mañana rodeada de sus seres queridos tras una larga, valiente y heroica lucha contra el cáncer. La familia solicita que sea respetada su privacidad en estos difíciles momentos y agradece profundamente las muestras de cariño recibidas en todo este tiempo. El deseo expreso de la familia es dar el último adiós a Bimba en la más estricta intimidad".

Las reacciones se sucedieron, y fueron muchas las caras conocidas y las anónimas que se despidieron de Bimba Bosé en las redes sociales, realizando un pequeño homenaje a la artista. La más destacada fue la que le dedicó su tío Miguel Bosé, con el que Bimba tenía una relación muy especial: "Buen viaje Bimba, mi cómplice, mi compañera, mi amor, mi hija querida. Guíame". El emocionado recuerdo del cantante provocó una catarata de condolencias, pero también algunos comentarios que denotan la poca humanidad de ciertas personas. Una de ellas fue Antonio Burgos, que respondió al tuit de Bosé con estas palabras: "Buen viaje ¿Dónde? Vaya con el laicismo de la moda 'donde quiera que esté". Evidentemente, su mensaje fue reprobado por muchos. Lo peor estaba por llegar, ya que algunos individuos emitieron mensajes muy desagradables en los que se faltaba al respeto tanto a Miguel Bosé, como a la fallecida. En vista de la gravedad de los hechos, la Fiscalía anunció que se iban a investigar los mensajes para dictaminar si se han cometido injurias y delitos de odio.

La familia de Bimba Bosé se ha despedido de ella en la capilla ardienteLa familia de Bimba Bosé se ha despedido de ella en la capilla ardiente

Pese a la existencia de personas sin sensibilidad, corazón, ni vergüenza, la mayoría de la gente se ha volcado con los Bosé. Los familiares y amigos más cercanos se trasladaron al Tanatorio de La Paz de Tres Cantos, que fue un ir y venir durante horas. Paola Dominguín tuvo el detalle de hablar con la prensa y manifestó que pese al intenso dolor que sentían, estaban muy agradecidos con todas las personas que les habían dado su pésame. Confirmó también que Bimba sería incinerada y que su hermano Miguel no llegaría a tiempo desde Panamá. Sin embargo llegó por sorpresa, feliz de haber aparecido para dar el último adiós, aunque destrozado ante la idea de que su querida sobrina se hubiera ido.

Los Bosé, una piña en lo bueno y en lo malo

Quien también estaba destrozado es David Delfín, que tenía en Bimba Bosé una musa, una amiga, una compañera, una confidente, una hermana... no se esperaba que fuera debido a su delicado estado de salud, pues tiene tres tumores cerebrales que han mermado sus capacidades. Sin embargo, allí estuvo, arropado por su novio Pablo Sáez, que se desvivió por el diseñador. Su figura recuerda a la de Charlie Centa, novio de Bimba Bosé, que pese a su juventud (24 años), ha cuidado a su pareja como nadie y se ha encargado de sus hijas, Dora y June, de 13 y 5 años respectivamente. Precisamente la mayor sorprendió al publicar en una red social un mensaje tras la muerte de su progenitora: "Muchísimas gracias a todos los que me apoyáis, y que sepáis que hoy NO es un día de tristeza, porque a mi madre es lo que menos le gustaba, la tristeza. Hoy es un día para estar contentos por todos esos momentos que hemos vivido y disfrutado con ella".

Parte de los Bosé disfrazadosParte de los Bosé disfrazados | Foto: Instagram

Todo apunta a que las niñas pasarán a vivir de forma permanente con su padre, Diego Postigo, que también ha llorado a mares por la muerte de la que fue su amor y que le dio lo más grande que tiene: sus dos hijas. Cuenta con una posición económica desahogada, pero se ha dicho que Miguel Bosé se habría ofrecido para ayudar. Bimba Bosé era como una hija para él, y por eso quiere lo mejor para sus sobrinas nietas. Y es que los Bosé son una piña, como han demostrado en las redes sociales, donde han compartido momentos de una reunión familiar en Brieva, lugar de residencia de la matriarca del clan, Lucía Bosé. Allí estuvo la italiana con sus hijas y varios de sus nietos, que como señaló Nicolás Coronado, después de llorar mucho han reído, como habría querido Bimba.

Te puede interesar