Ariadne Artiles cuenta las complicaciones de su parto gemelar: "Me asusté y pedí que las cogieran rápido"

NO FUE FÁCIL

Ariadne Artiles cuenta las complicaciones de su parto gemelar: "Me asusté y pedí que las cogieran rápido"

La modelo ha contado cómo vivió la experiencia de convertirse en mamá por partida doble a través de una cesárea programada.

Ariadne Artiles cuenta las complicaciones de su parto gemelar: "Me asusté y pedí que las cogieran rápido"

Ariadne Artiles está viviendo una etapa muy dulce después de que fuera mamá por segunda vez y por partida doble, pero no todo ha sido fácil y por eso se ha sincerado sobre las complicaciones que vivió en el parto, además hay que tener en cuenta que sus hijas llegaron antes de tiempo y fueron prematuras.

Su mensaje ha llegado después de que haya sentido que haber dado a luz mediante cesárea no es parir y también llegó con motivo de que abril ha sido el mes de la concienciación de la cesárea. "Quiero celebrar que exista hoy en día esa puerta grande que hoy puede salvar nuestras vidas y la de nuestros hijos. Algunos aún se atreven a decir que dar a luz mediante una cesaría no es parir a un hijo... No voy a negar la pena que me dio enterarme de que no podría parir naturalmente a María y Julieta, pero enseguida entendí que no siempre se puede elegir, que la vida ya me había regalado bastante con tremendo milagro".

"Entendí que hay que aprender a aceptar los cambios y fluir con ellos, este era sólo el principio del gran aprendizaje que nos esperaba. Naturalmente todos solemos idealizar este momento, es normal. Con Ari a pesar de los 3 días de parto conseguí lo que quería y parir naturalmente fue maravilloso. Con María y Julieta ha sido imposible por motivos médicos como la placenta previa oclusa, una placenta pegada al utero, esta era una cesárea de mucho riesgo para las tres", seguía diciendo sobre cómo ha vivido esta experiencia.

Desde el principio fue consciente de los hechos a los que debía enfrentarse, por lo que quiso planificar su cesárea de la mejor manera posible: "Esto no había manera de cambiarlo pero todo el equipo médico me ayudó a planificar la mejor cesárea que podría imaginar. Tanto los pediatras como el doctor Barber me tranquilizaron, me dijeron que podría hacer piel con piel si todo salía bien y sería una cesárealo más parecida a un parto natural. Tenía todo el apoyo del mundo y estaba tranquila".

Un parto gemelar algo complicado

Pero cuando la modelo dio a luz no se sintió cómoda porque se mareó porque no paraba de perder sangre como ha contado: "En la práctica cuando nacieron las niñas no conseguí más que unos minutos con ellas encima haciendo piel con piel porque enseguida me fui a desmayar debido a que estaba perdiendo 3 litros de sangre y no podía abrir los ojos. Me asusté y pedí que las cogieran rápido. Solo recuerdo preguntar al doctor si habíamos conseguido salvar el útero. Aún me preocupaba si podría o no tener más hijos. Obviamente estaba perdiendo mucha sangre y no sabia lo que decía".

Por suerte las cosas comenzaron a ir a mejor y sus hijas nacieron sanas: "Todo salió bien aunque ese día no pude moverme de la cama y no fui a ver a mis hijas. Os cuento esto para que no nos hagamos demasiadas expectativas, no nos juzguemos, vivamos el momento y aceptemos que ya traerlos al mundo es un milagro sea de la manera que sea. No todas las cesáreas son malas ni todos los partos son buenos, cada experiencia es única y será solo nuestra".

Te puede interesar