Lydia Lozano, sobre su operación: "El médico me ha enseñado el antes y el después y no doy crédito"

HA SIDO UN ÉXITO

Lydia Lozano, sobre su operación: "El médico me ha enseñado el antes y el después y no doy crédito"

La colaboradora está ingresada después de haberse sometido a una delicada operación de cervicales que le estaban ocasionando mucho dolor.

Lydia Lozano, sobre su operación: "El médico me ha enseñado el antes y el después y no doy crédito"

No ha hecho falta esperar mucho para ver a Lydia Lozano abandonando el hospital. La colaboradora ha recibido el alta el día 25 de febrero por la mañana y se ha marchado acompañada por su marido Charly. La colaboradora anunciaba hace unos días que tenía que pasar por quirófano como consecuencia de un problema en las cervicales. La propia colaboradora era la que contaba que llevaba un tiempo con un hormigueo en las manos, sintiendo que se le dormían y demás, problema que derivaba de las cervicales. Además, comentaba que el médico le había dicho que las cervicales apretaban la médula, algo que le asustó muchísimo.

Precisamente por esto, Lydia Lozano tuvo que pasar por quirófano sometiéndose a una delicada intervención quirúrgica con la que conseguir que esas cervicales dejaran de presionar la médula. La colaboradora estaba muy asustada porque, además, es una mujer de lo más aprensiva pero, por suerte y con la experiencia del profesional que la operaba, todo ha salido a pedir de boca. La operación fue más complicada de lo que esperaban pero todo fue bien y, prueba de ello, es que Lydia Lozano entró por teléfono en 'Sálvame' el día después de la misma.

Lydia Lozano y su marido Charly tras recibir el alta hospitalariaLydia Lozano y su marido Charly tras recibir el alta hospitalaria

Todos sus compañeros estaban deseosos por saber cómo se encontraba y ella explicaba la situación: "Cuando me vayan sacando la medicación voy a ir teniendo muchos dolores porque es que me he enterado cómo te operan y cuando me he enterado digo 'pero qué dolores tengo yo en la espalda'. Es que te cuelgan la cabeza con pesas, es una cosa tremenda. Hay una mesa especial donde tienes que tener colgada la cabeza y en la espalda te cuelgan pesas. Es una operación bastante complicada", explicaba la colaboradora.

Toca recuperarse en casa

Lydia Lozano ha contado que ha alucinado con el antes y el después de la operación: "Acaba de estar el médico aquí, me ha enseñado el antes y el después en radiografías y no doy crédito. No entendía cómo aguantaba los dolores y la verdad que yo estaba en el programa y no me lo notaba pero estaba tocándome los dedos todo el rato. Estaba destrozada y todavía no se me ha ido el hormigueo". "He pasado la noche fatal. Me doparon tanto que por la noche estaba súper despierta y con dolores", relataba.

Lydia Lozano llegando al hospital para la intervención de cervicalesLydia Lozano llegando al hospital para la intervención de cervicales

Sus nervios pudieron jugarle una mala pasada pero los médicos no lo permitieron: "Me dieron una pastilla para antes de ir al quirófano porque yo estaba muy nerviosa y me dijeron que así no me podían operar porque tenía que estar súper quieta. Se me caían las lágrimas en la cama y movía las piernas diciendo 'no puedo, no puedo'. Estuve durante todo el día durmiendo, me reactivé por la noche". En cuanto a la recuperación comentaba: "La recuperación me han dicho que voy a tener dolores, que voy a hacer vida normal, que camine todos los días al menos media hora, que haga gestos. Que no coja nada de peso".

Lo que tiene claro Lydia Lozano es que no va a tardar demasiado en volver a la televisión porque, como todo el mundo sabe, es algo que le apasiona: "Mis cervicales estaban todas pegadas y me han metido cosas entre cervical y cervical. Me ha dicho que haga mi vida normal. Yo en cuanto pueda vuelvo. Para estar sentada en mi casa estoy sentada ahí. Tienen que ver mi evolución". Ya con la recuperación en casa todo será más sencillo.

Te puede interesar