Isabel Pantoja sufre un ataque de pánico por la oscuridad en 'Supervivientes 2019'

MUY ASUSTADA

Isabel Pantoja sufre un ataque de pánico por la oscuridad en 'Supervivientes 2019'

La tonadillera no pudo contener las lágrimas en plena noche porque no podía dormir y dio uno de los mejores momentos de la isla.

Isabel Pantoja sufre un ataque de pánico por la oscuridad en 'Supervivientes 2019'

Isabel Pantoja sigue siendo una de las grandes protagonistas de 'Supervivientes 2019'. La concursante ha dado momentos dignos de recordar y, cuando parecía que se había adaptado por completo a la supervivencia, ha llegado la noche en la isla de los abandonados y ha confesado que tiene pánico a la oscuridad. En medio de la noche, Pantoja se levantó asustadísima y llorando porque se le habían subido todos los cangrejos de la isla por encima.

La cantante se levantaba muy asustada y se sentaba en un tronco apoyada en un palo que le servía de bastón. Medio sonámbula medio despierta, Isabel Pantoja lloraba desconsolada sin saber muy bien lo que decía, asegurando que los cangrejos se le habían subido por encima: "Me pasaban cangrejos por todas partes y me da pánico. Me han pasado por encima. Me he despertado y casi me muero".

Colate apoyando a Isabel Pantoja | Foto: telecinco.esColate apoyando a Isabel Pantoja | Foto: telecinco.es

Estas palabras, escritas, parecen coherentes, pero lo cierto es que Isabel Pantoja no se percataba demasiado bien de lo que decía. Colate, que vio cómo la tonadillera se levantaba, no dudó en acercarse a ella para ver cómo estaba. "Túmbate que estás mejor", le decía su compañero. Ella se negaba en rotundo y le decía que no se veía nada, que no quería irse a dormir. Colate, con mucho humor, le aseguraba que él tenía infrarrojos en la vista y que había comprobado que los cangrejos se habían ido a dormir.

Dormida sentada

La pobre Isabel Pantoja no podía conciliar el sueño y seguía obsesionada con la oscuridad y los cangrejos que, supuestamente, le subían por encima. Colate decidió que se marchaba a dormir pero le dijo a su compañera que si necesitaba algo le avisara. Ella tan solo respondió: "Yo me voy a quedar aquí hasta que amanezca". La última imagen fue la de Isabel Pantoja dormida sentada con la cabeza apoyada en el palo que le servía de bastón.

Te puede interesar