'El Internado: Las Cumbres': oscura, algo tétrica y con la estela de 'El Internado: Laguna Negra'

'El Internado: Las Cumbres': oscura, algo tétrica y con la estela de 'El Internado: Laguna Negra'

El esperado reboot de la mítica serie 'El Internado: Laguna Negra' ha llegado con fuerza, aunque sin eclipsar la ficción original.

'El Internado: Las Cumbres': oscura, algo tétrica y con la estela de 'El Internado: Laguna Negra'

El calado que hizo 'El Internado. Laguna Negra' en los espectadores fue grande, puesto que fue una serie que consiguió que la ficción española diera un paso adelante, abogando por el misterio con cierto toque de terror en un lugar en el que los protagonistas son los niños y los adolescentes.

Pese a que la trama principal tenía a los adolescentes como protagonistas, los adultos también tienen sus tramas secundarias y fue una ficción que consiguió acaparar la atención de todos los públicos. A medida que avanzaba la historia, la trama comenzaba a ser más enrevesada, no obstante, y aunque en términos generales llegó a gustar, no hay que olvidar que muchos espectadores sintieron una clara decepción por el giro de los acontecimientos, por la inverosimilitud y porque algunos hechos no estaban bien conjugados.

Carla Riera y Asia Ortega en 'El Internado: Las Cumbres'/ Foto: Amazon Prime VideoCarla Riera y Asia Ortega en 'El Internado: Las Cumbres'/ Foto: Amazon Prime Video

La serie fue emitida de 2007 a 2010, y más de diez años más tarde acaba de ver la luz una serie que tiene muchos de esos elementos y que es una especie de reboot de la misma. Con esta nueva serie, renovada por el paso del tiempo y atendiendo quizás a los errores del pasado para no volver a cometerlos, se muestra un mundo muy parecido al que se pudo descubrir en 'El Internado: Laguna Negra', no obstante, la localización, los personajes y la historia detrás de los misterios son muy diferentes.

Otro aspecto a tener en cuenta es que el público ha cambiado desde entonces, y es que los adolescentes que disfrutaron de la producción del pasado ya son adultos, quizás más exigentes, o puede que estén envueltos por la nostalgia y que acepten una ficción que sea más o menos parecida a la de referencia.

Algunos de los personajes de 'El Internado: Las Cumbres'/ Foto: Amazon Prime VideoAlgunos de los personajes de 'El Internado: Las Cumbres'/ Foto: Amazon Prime Video

Pese a que inicialmente no tiene mucha fuerza, va ganando puntos a medida que va avanzando la historia. Puede que sea incluso más oscura que su predecesora, o que el tema que ofrece mayor misterio tenga esa oscuridad mucho más acentuada y lo hago todo mucho más tétrico. Sin embargo, no hay que olvidar que en 'El Internado: Laguna Negra' el mayor misterio es que dentro del colegio se llevaban a cabo experimentos de los nazis, y en este caso tampoco es que se hayan quedado atrás. En esta entrega hay misterio pero también un aire renovado, porque hay escenas de sexo más explícitas, tanto entre los adolescentes como entre los adultos.

Más de una diferencia con 'El Internado: Laguna Negra'

En cuanto a las diferencias, que es evidente que hay bastante, hay que partir de la base del tipo de adolescentes que están internados en este colegio, porque en 'El Internado: Laguna Negra' aceptaban a niños pertenecientes a familias con una buena posición económica, mientras que en 'El Internado: Las Cumbres' solo hay niños con problemas muy marcados. Más que un colegio, parece una cárcel para estos adolescentes problemáticos. Eso sí, las reglas están para romperse y es por eso que los castigos son desproporcionados.

Otro de los puntos diferenciadores es el vínculo que hay entre los aparentes protagonistas, porque no hay un grupo definido, se unen o desligan en función de las circunstancias y las tiranteces son más marcadas porque viven en un claro ambiente hostil. Y aunque hay personajes que salen más que otros, a veces este aspecto se desdibuja de forma que incluso resulta haber poco tiempo para enseñar un poco de cada uno. Son demasiados los jóvenes que interactúan y que al final terminan formando parte de un misterio que no está tan escondido como en 'El internado' inicial. Y no está demás añadir que la serie de referencia se convirtió en una cantera de jóvenes estrellas pero aquí no se aprecia.

Cada personaje esconde muchos misterios/ Foto: Amazon Prime VideoCada personaje esconde muchos misterios/ Foto: Amazon Prime Video

Aquí que pasa algo grave es un secreto a voces, no existe tanto secretismo y los personajes tampoco es que tengan miedo a ser descubiertos, por el hecho de que los protagonistas han acabado en dicho centro por su rebeldía. Del mismo modo, coger cariño a uno de sus personajes es complicado, igual que empatizar o sentirse más o menos identificado. Las evidentes tensiones entre ellos dificultan que el espectador sienta algo positivo sobre alguno de ellos.

Quizás una de las mayores diferencias es que esta serie no profundiza tanto en los sentimientos positivos, sino en los claros rencores que les empujan a que quieran huir cuanto antes de este colegio. Poco o nada se sabe de la historia que hay detrás de cada uno de ellos, o por qué han acabado allí. Este tipo de cuestión se pasa demasiado por alto atendiendo al hecho de que sin duda alguna el espectador quiere conocer el motivo fuera de lo común que ha hecho que los protagonistas acaben en una especie de prisión para adolescentes.

Los vínculos entre los personajes son muy superficiales/ Foto: Amazon Prime VideoLos vínculos entre los personajes son muy superficiales/ Foto: Amazon Prime Video

Eso sí, con el resto de cosas es claramente directa. Si crees que un personaje permanecerá muchos capítulos, quizás no sea así, por lo que consigue crear bastante intriga. Y no hay que olvidar que los adultos se encuentran en un segundo plano, el grueso de las acciones es de los adolescentes, aunque evidentemente sirven para guiar los actos de los protagonistas. Sea como fuere, si has visto la serie seguro que piensas que lo mejor está aún por llegar y queda mucho or descubrir de esta trama que, de una manera u otra, atrapa.

Un cameo descafeinado

Para sorpresa de muchos en el primer capítulo se anunció a través de los créditos que habría una colaboración especial de Yon González y Blanca Suárez, los actores que dieron vida a Iván y Julia. Y aunque en un primer momento haga ilusión, la aparición de estos personajes no es que haya sido como se esperaba.

Yon González en su cameo en 'El Internado: Las Cumbres'/ Foto: Amazon Primer VideoYon González en su cameo en 'El Internado: Las Cumbres'/ Foto: Amazon Primer Video

Los dos participan en una secuencia de esta ficción en la que retoman sus papeles junto a la colaboración de Sandra Sabatés, periodista que se interpreta a sí misma. Gracias a esta aparición se conoce cómo les ha ido, que siguen juntos y que además son padres de una niña llamada Carol. Y en esta secuencia aparecen a través de un programa de televisión en el que presentan un libro hablando sobre los sucesos que tuvieron lugar en el internado Laguna Negra.

Un mix de localizaciones

Un monasterio ubicado en la montaña es el lugar en el que se ubica el internado, sin embargo, no se ha grabado en un único sitio y han sido muchos los que han ido completando los escenarios. El grueso de las grabaciones se ha llevado a cabo en el Monasterio de Iratxe, un conjunto histórico del siglo XI ubicado en el País Vasco. El exterior y el claustro en sí se han grabado aquí, pero los interiores se hicieron en un gran plató. El Palacio del Infantado, de Lazkao, es otro de los lugares donde se han desarrollado algunas escenas, igual que la iglesia que se encuentra en Oiartzun. Y el bosque de Artikutza ha sido donde se han rodado las escenas en plena naturaleza, un lugar que sin ningún lugar a dudas da paso al misterio.

Te puede interesar