El duro enfrentamiento de Mila Ximénez y María Lapiedra: "Yo no bailaba en hoteles de Sevilla"

BRONCA INCREÍBLE

El duro enfrentamiento de Mila Ximénez y María Lapiedra: "Yo no bailaba en hoteles de Sevilla"

La exconcursante de 'Supervivientes 2018' insinúa que Ximénez le tiene envidia por su juventud.

El duro enfrentamiento de Mila Ximénez y María Lapiedra: "Yo no bailaba en hoteles de Sevilla"

María Lapiedra volvió de Honduras con el rabo entre las piernas tras su decepcionante paso por 'Supervivientes 2018'. La que iba a ser una de los fichajes más importantes del concurso, resultó ser una verdadera estafa, como muchos han llamado. Por si eso fuera poco, María se fue con su historia con Gustavo González en lo más alto y con bastantes problemas con los colaboradores de 'Sálvame' debido a diferentes puntos de vista sobre cómo estuvieron gestionando su exposición en los medios.

Tras abandonar el concurso, a María Lapiedra le toca hacer frente a las voces que la han criticado y, por supuesto, unos de los primeros sitios donde debía hacerla fue en 'Sálvame', programa en el que colabora. Y el espacio de Telecinco no se lo puso fácil, pues en cuanto empezó, disfrazaron a Gustavo de David el Gnomo para poder llamar a Lapiedra "seta" debido a su dejadez en el concurso. Algo que a la exsuperviviente no le hizo ninguna gracia, pero apechugó como debía.

María Lapiedra y Gustavo González en 'Sálvame'. Foto: TelecincoMaría Lapiedra y Gustavo González en 'Sálvame'. Foto: Telecinco

Una de las personas que más ha atacado a María durante su estancia en el concurso ha sido Mila Ximénez. Pero los reproches de la colaboradora no vienen por su concurso, sino por las declaraciones que le hizo a Kiko Hernández, donde aseguraba que no le importaría tontear con otros chicos en 'Supervivientes' y poner celoso a Gustavo para que se hablase de ella desde aquí. Sobre estas imágenes, Carlota Corredera, presentadora del programa le decía: "Kiko Hernández no tenía constancia de que le estaban grabando, y si quieres le puedes preguntar a la dirección del programa", pero para María, aunque no tenía importancia, la traición por parte de Kiko estaba presente: "No me lo creo, pero bueno. Los directores pueden decir lo que quieran, aunque no me importa", decía muy desconfiada.

Al mismo entrar a plató, Corredera le preguntaba: "¿Qué sientes estando de nuevo en el plató?". Por su parte, Lapiedra contestaba: "Bien. Sé que hay gente a la que no le gusta que esté yo aquí y por eso estoy contenta de estar aquí", contestaba desafiante. La primera en replicar fue Gema López: "¿Quién no quiere que estés aquí?". María le contestaba muy directa: "Pues tú misma". Aunque Gema no quería caer en la provocación fácil e intentaba entender a Lapiedra: "Es honesto decir 'mira, me vengo porque no valgo para esto'. Pero, aun así, te veo con tristeza y arrepentida", a lo que María replicaba que todavía no se había podido centrar desde su vuelta, y que vino muy arrepentida de haber ido.

Mila Ximénez, por su parte, opinaba: "Como a esta chica se la bufa todo, vamos a hacer el programa que haríamos si nosotros no estuviéramos aquí pico pala, pico pala". La colaboradora imitaba, muy quita y rígida a Lapiedra y le preguntaba: "¿Te ha dicho alguien que si te contratan hay que hacer un trabajo? Te has estado riendo del programa y de todos nosotros en publicidad. Una vez dicho esto; a partir de ahora, ¿cuál es tu plan para pagar la penalización? A parte del parque, ¿qué vas a vender?". María, por su parte, le decía que haría todo lo posible por pagar.

En ese momento, Mila Ximénez saltaba: "Mientes. Tú viniste en el avión, muerta de la risa por tu penalización. No te importaba nada. Te fuiste a Supervivientes contando una milonga. ¿Lo estás pagando ahora a costa de qué? De hacer reportajes de gente a la que hay que proteger", decía la colaborada. Carlota contextualizaba el ataque de Ximénez: "Mila se está refiriendo a lo que salió hace unos días en un reportaje de María en un parque con ya sabéis quién. Hay gente que piensa que no era casualidad que los fotógrafos estuvieron ahí".

Pero ahí no quedó la cosa. Cuando Ximénez reprochaba las actuaciones de Lapiedra, esta saltó sin ningún filtro: "Prefiero tener mi tono de voz y no el tuyo, que es desagradable y no le caes bien a nadie. Por eso te ponen verde siempre en las redes sociales". Pero la bronca monumental no había hecho más que empezar: "¿Tú sabes la diferencia entre tú y yo?", preguntaba Mila, a lo que María contestaba: "Sí, que yo soy joven y guapa". En ese momento, todo el público se llevó las manos a la cabeza porque sabían que se avecinaba una grande y Ximénez repetía: "¿Sabes la diferencia entre tú y yo? Que yo cuando era joven y guapa no bailaba en hoteles por dinero en Sevilla", le reprochaba la colaboradora.

María Lapiedra, la seta de 'Supervivientes' Foto: TelecincoMaría Lapiedra, la seta de 'Supervivientes' Foto: Telecinco

Pero Lapiedra no estaba dispuesta a callarse y contestaba: "Prefiero ganarme el dinero bailando en hoteles que no aquí rajando de todo el mundo". En ese momento, Mila le contestaba: "¿Ah, que tú eres ahora corresponsal de informativos? Lo has vendido aquí todo. Y arréglate el ojo, que no sé para dónde miras. De guapa, poquito. Ya te gustaría estar a mi edad como estoy yo. No estás preparada para nada. Porque si piensas que vas a trabajar del cuerpo toda la vida, dentro de quince años te vas a comer una mierda", le decía Ximénez. Además, la presentadora le apuntillaba: "Si no lo pone en tu contrato te lo digo yo: aquí se nos paga por rajar". Por su parte, Mila Ximénez, lejos de enfadarse aún más, decidía dedicarle una croqueta a su enemiga y decirle: "mira lo que hago a mi edad".

El posible pacto con su exmarido

Otra de las preguntas que había sobre la mesa era el porqué de la ausencia de Marc Hamilton, el todavía marido de Lapiedra, de los platós en los que hace unos meses aparecía constantemente. Por su parte, María contestaba: "Él no quiere salir en la tele. Yo no sabía que no había hecho platós, me lo dijo Gustavo cuando llegué". Algo que Mila rebatió enseguida: "Mentira. Según gente muy cercana a ti, y creo que Gustavo lo ha contado, Marc y tu habéis hecho un pacto económico para que no apareciera en la tele", pero Lapiedra tenía preparada una respuesta que no convenció a nadie: "Si quieres puedes ver el contrato en el que firmamos que yo le pasaría dinero mientras estuviera en el concurso, pero para cuidar a las niñas", afirmaba. Sin duda, una de las tardes más oscuras y difíciles para Lapiedra.

Te puede interesar