Las Azúcar Moreno se abren con Bertín Osborne: "Una a la otra se compensa"

DIVINAS DE LA MUERTE

Las Azúcar Moreno se abren con Bertín Osborne: "Una a la otra se compensa"

Las hermanas Salazar cambiaron la manera de mirar a los gitanos, y se convirtieron en todo un fenómeno dentro y fuera de España.

Las Azúcar Moreno se abren con Bertín Osborne: "Una a la otra se compensa"

Las invitadas de esta noche en el programa de Telecinco 'Mi casa es la tuya' presentado por Bertín Osborne han sido las hermanas Salazar Encarna y Toñi, quienes juntas formaron hace más de treinta años el grupo Azúcar Moreno.

Comenzaron haciendo los coros de sus hermanos cuando eran muy pequeñas, acompañando a Los Chunguitos a la televisión para comenzar a darse a conocer. Fue en 1983 cuando se les ocurrió cantar a instancias de sus hermanos formando el grupo que debe su nombre a la canción 'brown sugar' de los Rolling Stones.

Las Azúcar Moreno actuando/ telecinco.esLas Azúcar Moreno actuando/ telecinco.es

Su primer disco, 'Con la miel en los labios', salió a la venta en el año 1984 y en el año que comenzó a venderse consiguieron vender más de 50000 copias. También acudieron al programa 'La edad de oro' para darse a conocer por el país y sacaron canciones muy famosas como 'Debajo del olivo' o 'Carne de melocotón'. Su música fue revolucionaria porque mezclaban el pop con su carácter flamenco y gitano, propio de su familia.

Triunfando por el mundo

Conquistaron Zagreb cuando acudieron en 1995 a Eurovisión a representar a España con la canción 'Bandido'. Aunque el sonido falló, no les impidió alcanzar en quinto puesto en dicho certamen musical.

Las hermanas Salazar grabando un disco/ telecinco.esLas hermanas Salazar grabando un disco/ telecinco.es

También fueron las primeras españolas en poner música a una película de Hollywood, y poco a poco sus giras traspasaron las fronteras. América del Sur cayó a sus pies, y también Asia, aunque ser tan explosivas no era muy bien aceptado en países como China o Japón. La comunidad gitana también tuvo reparos en aceptarlas tan 'destapadas', y fueron objeto de críticas.

Aportaron un toque latino e internacional a lo que estaban haciendo para mantenerse en lo más alto. Revolucionaron el mundo gitano, porque sus estilismos comenzaron a adoptarse entre dicha población. Son un referente de la música española, tanto que sus canciones siguen sonando. 'Bandido' y 'Solo se vive una vez' son sus canciones más famosas y las que más han triunfado.

Encarna en una actuación/ telecinco.esEncarna en una actuación/ telecinco.es

La peor época que vivió el dúo hermanas se centra en los años 2007 y 2008, cuando primero Encarna luchó contra el cáncer, y después se separaron por problemas con el marido de Toñi, quien también era el manager de 'Azúcar moreno'. 25 años quedaron reducidos a la nada, hasta que en el año 2014 se reconciliaron sacando el disco 'Punto de partida'.

Una charla más

Para ellas esta entrevista con Bertín Osborne ha supuesto abrirse en canal para contar cosas que hasta ahora se desconocían. Según Encarna, fue una charla amena: "Para mí no fue una entrevista, fue una reunión de amigos". Por su parte, Toñi Salazar ha dicho: "A mí me encantó recordar mi infancia, porque fue muy bonita. El recuerdo que tengo es precioso". Ha sido una de las entrevistas en las que más cómodas han estado, porque se han mostrado como profesionales, como personas, y como hermanas.

Toñi y Encarna hablando de sus sensaciones/ telecinco.esToñi y Encarna hablando de sus sensaciones/ telecinco.es

El presentador se ha trasladado hasta la casa de una de las integrantes del dúo musical, Toñi, quien ha sido la primera en charlar abiertamente. Marcadas por pertenecer a una familia de artistas, sus hermanos fueron los primeros en conseguir dinero para salir de la pobreza en la que vivían. Toñi Salazar ha desvelado por qué sus hermanos se llaman Los Chunguitos, y no es por otra cosa porque su padre decía que eren unos chungos, aunque en un principio se iban a llamar Los peligrosos.

La infancia de las hermanas fue difícil, sobre todo porque sus padres tenían 9 hijos que mantener. Nacieron en Badajoz, pero pronto se trasladaron a Vallecas, donde construyeron una chabola con pocos recursos. Las niñas empezaron a vender lotería en la Puerta de Sol para sacarse un dinerito y poder seguir hacia delante.

Toñi hablando con Bertín/ telecinco.esToñi hablando con Bertín/ telecinco.es

La muerte ha acechado sus vidas, y también la enfermedad. Uno de los integrantes de Los Chunguitos falleció cuando tenía 24 años por un tumor, siendo un duro palo para la familia y sobre todo para la matriarca, que en cierto modo murió en vida. Dos años más tarde fallecía ella en el hospital mientras sus hijas dieron un concierto frente al Hospital de la Paz. Dos años más tarde un infarto se llevó a su padre, aunque la pena por la muerte de su mujer también influyo. Por otro lado, una hermana y dos hermanos han fallecido jóvenes.

Eurovisión les cambió la vida en el plano económico, pero no en el personal, porque a pesar de que empezaran a ganar mucho dinero y se proyectaran internacionalmente, no fueron más felices que cuando no tenían nada. Toñi Salazar ha dejado muy claro lo que piensa respecto a los cambios: "Yo no quiero perder mi esencia, lo que yo soy".

Los hermanos Salazar/ telecinco.esLos hermanos Salazar/ telecinco.es

Son la noche y el día, pero siempre han sabido complementarse muy bien. Según sus hermanos Los Chunguitos, Toñi es la locura y Encarna es la calma, y a pesar de chocar mucho porque la convivencia no es fácil, no pueden estar la una sin la otra.

La vida de Toñi ha estado protagonizada por episodios complicados, y es que siendo gitana se convirtió en madre soltera con tan solo 20 años. No tuvo reparos en afrontar la maternidad en soledad, pero teniendo claro que no iba a seguir los principios gitanos de la época. Se casó, pero sin someterse a la prueba del pañuelo, y ha dicho: "Si el mundo se enfada, pues que se enfade". Ha salido con chicos payos, sin importarle el 'qué dirán', y en ningún momento tuvo a su familia en contra, porque siempre han respetado lo que ha hecho tanto una como la otra.

Uno de los momentos más complicados que tuvo que afrontar fue enterarse de que su hermana Encarna tenía cáncer. La acompañó durante un año a la quimio, y fue un trago que costó mucho superarlo, sobre todo cuando comenzó a perder el cabello: "Fue duro, yo la llevé a cortarse el pelo, no he llorado más en mi vida. Ver cómo rapaban a esa mujer tan guapa, para mí fue...", ha confesado muy emocionada, y más teniendo en cuenta el pelazo que gastan las gitanas.

Los tres divirtiéndose en la cama de Toñi/ telecinco.esLos tres divirtiéndose en la cama de Toñi/ telecinco.es

Estuvieron separadas durante muchos años, entre 2008 y 2014, justo después de que Encarna superó el cáncer. Las dos lo han contado, y la enfermedad tuvo mucho peso porque el mundo se le vino encima a Toñi al imaginarse sin su hermana tanto en lo personal como en lo profesional. Sus respectivas parejas tuvieron mucho que ver, y es que los enfrentamientos en las familias son inevitables, pero hay que respetar los límites. Que gestionara su carrera alguien de la familia obstaculizó su relación y creó muchas desavenencias.

Según Encarna Salazar, reconciliarse ha sido clave para ellas: "Hemos renacido de nuevo, todo empieza de cero, estamos con mucha energía". Mientras Toñi se ha marchado a la compra, Encarna se ha confesado, y ha recordado aspectos que ya ha mencionado Toñi. Contarle a su hija que estaba enferma fue difícil, pero siempre la tuvo al lado.

Los tres han tenido momentos divertidos, se han paseado por la casa, han estado en el vestidor viendo el vestido de novia de Toñi, quien ha reconocido que volvería a casarse solo por comprarse uno nuevo. También se han tumbado los tres en la cama y entre broma y broma, a las dos no les importaría hacer un trío con Bertín.

Encarna se confiesa/ telecinco.esEncarna se confiesa/ telecinco.es

La pinche de la cocina es Encarna, porque Toñi no sabe hacer absolutamente nada, más o menos lo mismo que Osborne. En el amor es Toñi la que anda escasa, porque está soltera, pero no ha perdido la oportunidad para tirarle los trastos a Bertín, eso sí, manteniendo las distancias porque está casado.

A la hora de definirse ha comenzado Toñi diciendo: "Es muy noble, muy inocente. Todo se lo caya, se lo come y eso le hace sufrir y ella tiene que aprender que las personas tienen que hablar y comunicarse. Yo soy para fuera y ella es para dentro", en contra Encarna ha contestado: "Es una persona legal, dice todo, pero eso le crea muchos problemas". Toñi no se arrepiente de nada de lo que ha hecho salvo de haber estado distanciada de su hermana.

Una experiencia inolvidable

Se han despedido agradecidas porque la audiencia ha podido conocer más en profundidad a dos mujeres que a a pesar de ser gitanas han salido romper algunos mitos y demostrar que son cultas, que tienen una opinión formada y que tienen corazón, algo que puede mover el mundo. Encarna se ha emocionado porque ella misma ha dicho: "Si no tienes salud no vas a ningún lado".

Bertín Osborne y Toñi Salazar divirtiéndose en la cocina/ telecinco.esBertín Osborne y Toñi Salazar divirtiéndose en la cocina/ telecinco.es

Ha crecido como persona a lo largo de los años y ha podido disfrutar de cosas que nunca hubiese imaginado. La música les ha dado todo, la vida que tienen hoy en día, pero no olvidan su esencia y de donde vienen, a las personas que han perdido por el camino y a las que se han llevado de esta experiencia. Por el momento parece que continuarán creciendo juntas y que hay Azúcar Moreno para rato.

Te puede interesar