Harvey Weinstein, hospitalizado tras ser declarado culpable de agresión sexual y violación

EL DÍA DESPUÉS

Harvey Weinstein, hospitalizado tras ser declarado culpable de agresión sexual y violación

Se esperaba que el productor ingresase en la enfermería de la prisión de Rikers Island el mismo lunes por la noche tras ser condenado.

Harvey Weinstein, hospitalizado tras ser declarado culpable de agresión sexual y violación

El 24 de febrero de 2020 pasará ya a la historia del movimiento 'Me Too' por ser el día que Harvey Weinstein, cuyas acusaciones por violación y abuso sexual fueron el germen del mismo, pasó a ser declarado un violador por la justicia culpable de dos cargos de acto sexual criminal en primer grado y violación en tercer grado. No obstante, quedó absuelto de otros tres cargos, dos de conducta "depredadora" y por los cuales podría haber sido condenado a cadena perpetua. Tras recibir el veredicto del jurado popular, el propio Harvey Weinstein reaccionó con un: "¡Pero soy inocente! ¡Cómo puede ocurrir esto en Estados Unidos!" y posteriormente tuvo que ser atendido por los servicios médicos y trasladado al hospital Bellevue de la ciudad de Nueva York.

Harvey Weinstein llegando a la Corte de Nueva York en el día 11 del juicio contra élHarvey Weinstein llegando a la Corte de Nueva York en el día 11 del juicio contra él

Según informó su propia abogada, Donna Rotunno, a varios medios locales tras la hospitalización, el exproductor de cine estaba bajo vigilancia médica por hipertensión y palpitaciones cardíacas. Este ingreso hospitalario hacia que no pudiese entrar ese mismo día en la prisión de Rikers como estaba estipulado. Tampoco se conoce si esto ocurrirá la mañana del martes 25 tras una mejoría del condenado o si todavía seguirá bajo vigilancia médica.

Tampoco será hasta el próximo 11 de marzo que se conozca la codena definitiva aunque si se sabe que la pena máxima sería de 29 años de prisión: entre 5 y 25 años por acto sexual criminal en primer grado por practicarle sexo oral a la fuerza a la ayudante de producción Mimi Haley en el año 2006; y un máximo de 4 años por violación en tercer grado a la aspirante a actriz Jessica Mann en un hotel en Manhattan en el año 2013.

Harvey Weinstein llegando a los juzgados de Nueva York para conocer el veredicto de su juicioHarvey Weinstein llegando a los juzgados de Nueva York para conocer el veredicto de su juicio

Más allá de estos, quedó absuelto de otros tres cargos. Dos de ellos por conducta "depredadora" y por los cuales podría haber sido condenado a cadena perpetua tras ser desestimada la acusación de la actriz Annabelle Sciorra, quien aseguró haber sido violada por Weintein en 1993, así como el centenar de denuncias pública de otras mujeres que ha indo saliendo a la luz desde que se conoció el caso. También consiguió esquivar los otros hasta 25 años por acto sexual criminal en primer grado a Jessica Mann.

"La lucha no ha terminado"

Pero parece que los abogados de Harvey Weinstein no están dispuesto a perder esta batalla legal. Al menos por ahora. Ha sido la principal abogada e la defensa, Donna Rotunno, la que ha asegurado a Hollywood Reporter que "Harvey apelará el veredicto", y juró que "la lucha no ha terminado". "Es absolutamente horrible para mí ver a mi cliente arrestado, no nos sentimos bien con esto en absoluto". Rotunno asegura, esta vez a través de un comunicado, que su equipo partió en desventaja ya que "los miembros del jurado llegaron sabiendo todo lo que se podría saber sobre el caso", y que "no pudimos encontrar a un miembro que nunca hubiese oído hablar de Harvey Weinstein".

Los otros problemas de salud de Weinstein

Este no es el único problema de salud al que se enfrentó Harvey Weinstein desde que fue puesto en vías judiciales. El 12 de diciembre de 2019 fue sometido a una operación de espalda por varias dolencias tras sufrir un accidente automovilístico durante el mes de agosto. Tras pasar por quirófano, la imagen del magnate de Hollywood fue la de un hombre 67 años venido a menos que necesitaba de un andador para poder caminar hasta el banquillo de los acusados. Una imagen que poco o nada tenía que ver con la de aquel señor robusto que pocos meses atrás decía ante los medios ser merecedor "de una palmadita en la espalda" (nunca mejor dicho) por todo lo que había hecho por las mujeres en la industria del cine.

Rosanna Arquette y Rose McGowan junto a otras denunciantes de Weinstein a las puertas de la Corte de Nueva YorkRosanna Arquette y Rose McGowan junto a otras denunciantes de Weinstein a las puertas de la Corte de Nueva York

Annabella Sciorra: "Mi testimonio fue doloroso pero necesario"

Annabelle Sciorra, cuyo testimonio fue una de las pruebas de la acusación durante el juicio, hizo un comunicado público compartiendo su alegría por el veredicto: "Mi testimonio fue doloroso pero necesario. Hablé por mi misma y con la fuerza de las más de 80 víctimas de Harvey Weinstein en mi corazón. Si bien esperamos resultados continuos y justo que consigan una justicia absoluta, nunca podemos arrepentirnos de romper el silencio. Porque al decir la verdad, allanamos el camino para una cultura más justa, libre del flagelo de la violencia contra las mujeres".

Te puede interesar