Rosanna Arquette y Rose McGowan junto a otras denunciantes de Weinstein a las puertas de la Corte de Nueva York