Una presunta víctima testifica contra Weinstein: "Me dijo: 'No te preocupes, no puedo tener hijos' y me violó"

#METOO

Una presunta víctima testifica contra Weinstein: "Me dijo: 'No te preocupes, no puedo tener hijos' y me violó"

La sexta jornada del juicio contra el magnate de Hollywood contó con el testimonio de dos presuntas víctimas más.

Una presunta víctima testifica contra Weinstein: "Me dijo: 'No te preocupes, no puedo tener hijos' y me violó"

Como cada día desde el pasado miércoles 22 de enero, Harvey Weinstein llegaba a la Corte Penal de Manhattan en la ciudad de Nueva York para sentarse en el banquillo de los acusados por 4 delitos sexuales sobre 2 mujeres y cuya pena puede llega a la cadena perpetua. A pesar de ello, el que fue el productor de cine con mayor poder en Hollywood durante más de 30 años llega cada mañana más sonriente que la anterior y en mejor forma física aunque casi siempre ayudado por su ya mítico andador con las pelotas de tenis en sus patas traseras como si del abuelo de 'UP' se tratase.

En esta sexta jornada del juicio, Weinstein tendría que escuchar el testimonio de otra dos mujeres que declararon haber sido víctimas suyas y con cuyos casos la acusación pretende demostrar un patrón "depredador" por parte del exproductor que consistía en ejercer abuso de poder sobre jóvenes mujeres que pretendían hacer carrera en el mundo de la interpretación y a las que prometía grandes proyectos a cambio de favores sexuales. La primera en subir al estrado fue Dawn Dunning, quien tuvo su primer encuentro con Harvey Weinstein en 2005 en una habitación de hotel donde se estaba rodando una película. El productor le dijo que se sentase en la cama para hablar y ella no desconfió de él porque "había gente al lado", reconoce.

Harvey Weinstein saliendo de los juzgados de Nueva York ayudado por un andadorHarvey Weinstein saliendo de los juzgados de Nueva York ayudado por un andador

Pero debería haberlo hecho. En un momento de la conversación el productor de cine le metió la mano debajo de la falda e intentó penetrarla. "No hubo ninguna señal precursora". La joven, que por aquel entonces tenía 25 años, se levantó de la cama para frenar aquella situación. Weinstein se excusó y le reconoció que eso nunca volvería a pasar. Mintió. La testigo reconoció que en aquel momento nunca le contó el episodio a nadie: "Tenía vergüenza", y añadió: "No quería ser una víctima".

Dunning: "Me gritó: '¡Nunca tendrás éxito en la industria!'"

A pesar de la promesa del magnate en aquel momento, dos semanas más tarde volvieron a tener un encuentro para hablar de proyectos profesionales, le dijo Weinstein. Cuando llegó al hotel donde la había citado, uno de sus asistentes la llevó hasta una de la suits donde la recibió el productor vistiendo simplemente una bata. Este le propuso conseguir un papel en una de sus películas a cambio de hacer un trío con él y con el asistente que le había acompañado hasta allí. La situación le pareció tan surrealista que se echó a reír, algo que no le hizo ninguna gracia al ahora considerado como "el depredador de Hollywood". "Se puso realmente furioso", decía desde el estrado: "Me gritó: '¡Nunca tendrás éxito en la industria!'". La cosa no se quedó aquí sino que también añadió que otras grandes actrices como Charlize Theron y Salma Hayek habían cumplido sus deseos. Tras esto, Dunning reconoció que tuvo mucho miedo a lo que le pudiese pasar: "Después de eso puse fin a mi carrera como actriz".

Dawn Dunning durante una entrevista previa al juicio | Foto: NBCDawn Dunning durante una entrevista previa al juicio | Foto: NBC

Una vez terminó de declarar, la defensa de Harvey Weinstein intentó buscar -como llevan haciendo durante todas las jornadas del juicio- alguna mala práctica llevada a cabo por la presunta víctima para demostrar que su testimonio es falso. En este caso, que hubiese ido por su propia voluntad a un segundo encuentro después de haber vivido un primer abuso. También replicó que nunca hubiese hablado de ese primer encuentro en todas las entrevistas que concedió hablando del productor de Hollywood desde que se destapó el caso en noviembre de 2017.

Wulff: "Fue un auténtico shock"

Tras la ronda de preguntas, se subió al estrado Tarale Wulff, la segunda presunta víctima de Harvey Weinstein. La modelo reconoce haber conocido al acusado cuando trabajaba como camarera en el restaurante Cipriani en el barrio del Soho en Nueva York. Esta contó que una noche también en 2005 el por aquel entonces productor la llevó a un rincón apartado del local y se masturbó delante de ella. Pero este no sería el único capítulo desagradable que vivió con él. Tiempo después Weinstein mandó un coche a recogerla para reunirse con él en su apartamento para hablar sobre algún proyecto profesional. También era mentira. Este la llevó hasta la cama. Ella le dijo que no quería acostarse con él pero Weinstein insistió: "No te preocupes, no puedo tener hijos". Y entonces ocurrió todo: "Se metió dentro de mí y me violó. Ciertamente él era mucho más grande y pesado que yo. Fue un auténtico shock", relató. Tras esto, el producto de cine nunca se puso en contacto con ella y mucho menos salió beneficiada profesionalmente.

Desde que el juicio dio comienzo el pasado miércoles 22 de enero, el jurado popular ha podido escuchar ya el testimonio de una de las mujeres que denunció a Weinstein, Miriam 'Mimi' Haley, quien había sido violada por él hasta en dos ocasiones en 2006 cuando tenía 28 años y era ayudante de producción; y tres víctimas más (entre ellas la actriz de 'Los Soprano', Annabelle Sciorra) que la acusación presenta como pruebas del juicio intentando demostrar un patrón de comportamiento por parte del productor en los últimos 30 años y que acabe siendo declarado jurado de un procedimiento que se prevé que dure hasta el 6 de marzo.

Te puede interesar