Estas fueron las últimas palabras de Lady Di antes de morir

24 AÑOS DESPUÉS

Estas fueron las últimas palabras de Lady Di antes de morir

El primero médico que asistió a la Princesa Diana de Gales recuerda ahora, 24 años después, como fueron sus primeros minutos junto a ella tras producirse el accidente.

Estas fueron las últimas palabras de Lady Di antes de morir

Pasada las 12:20 de la madrugada de aquel fatídico 31 de agosto el doctor Frederic Mailliez conducía su coche bajo el Puente del Alma en compañía de su novio cuando se percatan de que acaba de ocurrir un accidente. A pesar de no estar de servicio, este no dudó en acercarse al coche accidentando para comprobar cómo se encontraban sus ocupantes y si tenía que asistir a alguno de ellos. "Dentro del Mercedes dos personas aparentemente ya estaban muertas y dos resultaron gravemente heridas, pero aún con vida. Hice una evaluación muy rápida y luego volví a mi coche para buscar algo de equipo médico que había allí", recuerda ahora, 24 años después de aquella noche, en una entrevista para el Daily Mail como parte de una extensa investigación sobre los últimos meses de vida de la que fuera esposa del Príncipe Carlos con motivo del que sería su 60 cumpleaños el próximo 1 de julio.

Lady Di y Dodi Al-FayedLady Di y Dodi Al-Fayed

"La joven [Lady Di, aunque por aquel entonces todavía no sabía de quién se trataba] estaba sentada en la parte de atrás y descubrí que era una mujer muy hermosa y que no tenía ninguna herida grave en la cara. No estaba sangrando, pero estaba casi inconsciente y tenía dificultad para respirar", fueron sus primeras impresiones: "Mi objetivo era ayudarla a respirar fácilmente. Fue una situación bastante complicada para mí. Estaba solo y tenía poco material. Durante los primeros minutos parecía que estaba bien [la Princesa], pero accidente había sido bastante grave y en estos casos siempre se sospecha que pueda tener lesiones internas graves". No se equivocaba.

El doctor comenzó a percatarse de que ese accidente no era como otro cualquiera en cuanto una nube de personas se reunión en torno al coche y no paraban de sacar fotografías. "A menudo las personas toman fotos en un accidente porque sienten curiosidad", aunque en aquella ocasión era incluso más de lo normal. Esto, en cambio, no distrajo a Mailliez de sus labores médicas así que, mientras intentaba que esa mujer mantuviese la calma, comenzó a hablar en francés para hacerle saber que estaba ayudándole. Fue entonces cuando alguien de entre la gente allí le presente le hizo saber que no hablaba francés, sino inglés, así que cambio de idioma. En cambio, en ningún momento nadie le hizo saber que estaba asistiendo a la madre del Príncipe Guillermo y el Príncipe Harry.

"Damas y caballeros, la Princesa ha muerto"

Cuando llegaron los primeros equipos médicos, estos se ocuparon por intentar reanimar a Dodi Al-Fayed mientras que el entrevistado siguió encargándose de los cuidados de Lady Di. Fue entonces cuando esta pronunció las que serían sus últimas palabras: "Dios mío, ¿qué paso?", dijo en inglés. Segundos más tarde, quizá minutos, ya los equipos médicos de servicio se hicieron cargo de la situación y el primer doctor que atendió a la Princesa Diana de Gales volvió a su coche para irse a casa junto a su pareja.

Última foto de Lady Di vivaÚltima foto de Lady Di viva

Posteriormente se sucedieron horas de lucha incansable por diferentes médicos, hasta el cirujano más prestigioso de París, por conseguir mantener a la Lady Di con vida, pero las heridas internas a causa del accidente eran ya demasiado graves para conseguirlo. A las 4:00 de la madrugada se dan por rendidos: la Princesa Diana de Gales había muerto.

En Reino Unidos, enterados ya del trágico accidente, los hombres de confianza de Diana Spencer atendían a las noticias para saber qué estaba ocurriendo en París a lo tener, todavía, comunicación directa con el hospital. Collin Tebbutt, chófer oficial de Lady Di, recuerda que estaban escuchando en las noticias que, pese a la gravedad del accidente, todavía seguía con vida cuando sonó el teléfono: "Michael Gibbins [secretario personal de Diana] respondió y habló muy poco. Luego colgó, apagó la televisión y nos dijo con mucha calma: 'Damas y caballeros, la Princesa ha muerto'. Fue un shock. No fue fácil de aceptar. Las secretarias de Diana y Burrell [su mayordomo] se echaron a llorar".

Te puede interesar