Sonia de Noruega, una reina turista junto a Rania de Jordania en su Visita de Estado a Jordania

CONOCIENDO JORDANIA

Sonia de Noruega, una reina turista junto a Rania de Jordania en su Visita de Estado a Jordania

La Reina Sonia está disfrutando al máximo de su Visita de Estado a Jordania y quiere documentarlo todo.

Sonia de Noruega, una reina turista junto a Rania de Jordania en su Visita de Estado a Jordania

Sonia de Noruega hace fotos en un yacimiento arqueológico junto al Jordán acompañada de Rania de JordaniaSonia de Noruega hace fotos en un yacimiento arqueológico junto al Jordán acompañada de Rania de Jordania

Después de agasajarles con una ceremonia de bienvenida y una cena de gala, Abdalá y Rania de Jordania, acompañados del Príncipe Ali bin Al Hussein y el Príncipe Ghazi bin Muhammad, llevaron a sus homólogos a visitar el río Jordán, donde Jesucristo fue bautizado y que tiene una gran importancia para los cristianos. De hecho, es costumbre que los niños y niñas de la realeza sean bautizados con agua del Jordán.

La reina del móvil

La Reina Rania no se separó de la Reina Sonia, y a su vez, la consorte de Harald de Noruega no se despegó de su teléfono móvil. A pesar de ser una visita con seguimiento mediático en el que no iban a faltar las fotos que quisiera, Sonia de Noruega deseaba realizar sus propias imágenes.

Sonia de Noruega hace una foto a Harald de Noruega mientras firma en su Visita de Estado a JordaniaSonia de Noruega hace una foto a Harald de Noruega mientras firma en su Visita de Estado a Jordania

Fue realmente curioso ver a la Reina de Noruega haciendo fotos sin parar durante el paseo que dio con Harald V y los Reyes de Jordania por el yacimiento arqueológico de Al-Maghtas. Incluso mientras recibía explicaciones de personas con conocimiento del terreno, seguía fotografiando lo que veía.

Mientras el Rey Harald firmaba con motivo de su visita, Sonia de Noruega inmortalizaba el momento con su móvil. Quizás así luego se las envíe a sus hijos, el Príncipe Haakon y la Princesa Marta Luisa, para contarles lo que hacen día a día. Además del yacimiento arqueológico de Al-Maghtas, los Reyes de Noruega conocieron la Iglesia Evangélica Luterana en Betania, un lugar que al igual que Maghtas, les produjo un gran impacto.

Te puede interesar