Sarah Ferguson se convierte en Caperucita Roja leyendo el clásico cuento infantil

TARDE DE LECTURA

Sarah Ferguson se convierte en Caperucita Roja leyendo el clásico cuento infantil

La exmujer del Príncipe Andrés ha leído y escenificado en su canal de Youtube el mítico cuento infantil, metiéndose en la piel de Caperucita Roja.

Sarah Ferguson se convierte en Caperucita Roja leyendo el clásico cuento infantil

Sarah Ferguson no deja de sorprender. La Duquesa de York, que se encuentra confinada en Royal Lodge junto a su exmarido el Príncipe Andrés y su hija la Princesa Eugenia junto a su marido Jack Brooksbank, ha decidido recordar uno de los cuentos más clásicos haciendo una lectura muy peculiar a través de Youtube.

Nada más y nada menos que en Caperucita Roja se ha convertido Ferguson. Con la capa roja y la capucha puesta, la Duquesa de York ha ido caminando por los jardines de su residencia mientras leía el cuento. En un momento dado se ha encontrado con el temible lobo feroz, cuya identidad no ha sido desvelada.

Un divertido vídeo en el que Sarah Ferguson ha ido mostrando las diferentes ilustraciones del libro que estaba leyendo al tiempo que caminaba por sus jardines, una parte de la casa que todavía no había enseñado en los diferentes vídeos que ha colgado durante el confinamiento en su canal.

Sarah Ferguson junto al misterioso Lobo FerozSarah Ferguson junto al misterioso Lobo Feroz

Un confinamiento junto a su exmarido y su hija que se le está haciendo muy ameno pero en el que está echando mucho de menos a su otra hija, la Princesa Beatriz de York, que se confinó junto a su prometido Edo Mapelli y su futura suegra Nikki Shale en su casa de campo de Chipping Norton, en el condado de Oxfordshire.

La polémica del confinamiento de los York

Además, durante estas semanas, y a pesar de la cuarentena, el exmatrimonio no ha podido mantenerse al margen de polémicas. Y es que han sido acusados de no pagar parte de un lujoso chalet en Suiza, donde suelen acudir cada invierno para disfrutar de unos días de vacaciones, y se enfrentan a una denuncia por impago.

Te puede interesar