La Reina Isabel prohíbe a Meghan Markle usar la mayor parte de las joyas de la Familia Real Británica

ROYAL COLLECTION

La Reina Isabel prohíbe a Meghan Markle usar la mayor parte de las joyas de la Familia Real Británica

Buckingham Palace sí da acceso completo a Kate Middleton, pero no a la Duquesa de Sussex.

La Reina Isabel prohíbe a Meghan Markle usar la mayor parte de las joyas de la Familia Real Británica

Los rumores en torno a Meghan Markle no cesan. Aunque se ha dicho que impresionó a la Reina Isabel y que la Soberana no tardó en aceptarla, lo cierto es que el ya famoso "Lo que quiera Meghan, lo tendrá", del Príncipe Harry o la insistencia de Meghan Markle por colocarse en su boda la tiara Greville Emerald Kokoshnik hicieron mella en su relación. La Reina Isabel mostró quién manda al responder que la Duquesa de Sussex llevaría la tiara que ella quisiera prestarle, y así fue, ya que lució en su enlace la tiara Bandeau de la Reina Mary, abuela de la Monarca, que tampoco estaba nada mal.

La Reina Isabel y Meghan Markle muy cómplices durante un acto en CheshireLa Reina Isabel y Meghan Markle muy cómplices durante un acto en Cheshire

Isabel II volvió a dejar claro quién tiene el poder cuando junto al Príncipe de Gales rechazó la pretensión del Príncipe Harry y Meghan Markle de crear una 'Marca Sussex' basada en la filantropía y las causas humanitarias. Aunque la idea podía ser buena, les dejó claro que debían trabajar bajo el paraguas de Buckingham Palace. La única concesión por el momento ha sido que tengan su propia cuenta de Instagram, que ha sido todo un éxito nada más empezar su andaduda.

Orden, la jerarquía y la prioridad

Sin embargo, la Reina les ha dado una de cal y otra de arena, ya que de acuerdo con Daily Mail, ha prohibido a la Duquesa de Sussex usar la mayor parte del joyero de la Royal Collection, algo que sí tiene permitido Kate Middleton. Isabel II puede usar todo lo que quiera en calidad de Reina, y dispone de quién se pone cada cosa del joyero real.

Buckingham Palace se ha vuelto muy estricto con esta materia, ya que se pretende mantener el orden, la jerarquía y la prioridad, algo muy importante para las Casas Reales. Así, la Duquesa de Cambridge está llamada a ser primero Princesa de Gales y después Reina consorte, y por tanto puede acceder al joyero real siempre y cuando la Soberana dé su beneplácito a sus requerimientos.

Meghan Markle tendrá que conformarse con acceder a un número menor de joyas, si bien es cierto que debido a su posición más secundaria dentro del organigrama real, no necesita acceder a la Royal Collection con tanta asiduidad como la Duquesa de Cambridge. El Príncipe Harry habría mostrado su malestar, pero no le queda otra que aceptar la decisión de la Reina.

Te puede interesar