El Príncipe Carlos gana por una vez a la Reina Isabel por el bautizo de Archie Harrison Mountbatten-Windsor

LOS WINDSOR

El Príncipe Carlos gana por una vez a la Reina Isabel por el bautizo de Archie Harrison Mountbatten-Windsor

La presencia del Príncipe de Gales y la ausencia de la Reina Isabel en el bautizo de Archie Harrison tienen una explicación.

El Príncipe Carlos gana por una vez a la Reina Isabel por el bautizo de Archie Harrison Mountbatten-Windsor

La Reina Isabel está por encima de todo y de todos. Más allá de que sea la Jefa del Estado, y por tanto, la primera autoridad de Reino Unido y de los países de la Commonwealth que le tienen como Monarca, es también la persona más importante de la Familia Real Británica, y todo o casi todo está supeditado a sus órdenes y decisiones.

El Príncipe Harry y Meghan Markle con su hijo Archie Harrison el día de su bautizoEl Príncipe Harry y Meghan Markle con su hijo Archie Harrison el día de su bautizo

Sin embargo, en ocasiones hay que priorizar a otros miembros de la dinastía, como ha ocurrido con el bautizo de Archie Harrison Mountbatten-Windsor. El acontecimiento tuvo lugar el pasado sábado 6 de julio de 2019 y contó con la presencia de los Sussex, de los Cambridge, de algunos de los Spencer y del Príncipe Carlos y Camilla Parker. No se esperaba la presencia de la Reina Isabel, ni tampoco la del Duque de Edimburgo.

¿Por qué no fueron? En un primer momento se dispuso otra fecha para el bautizo, pero el Príncipe Carlos no podía asistir al encontrarse de viaje oficial en Gales para conmemorar sus 50 años como Príncipe de Gales. Tras una cumbre familiar se optó por el sábado 6 de julio, fecha en la que el Príncipe Carlos ya estaba en Londres y además iba mejor a los familiares y amigos de Estados Unidos de Meghan Markle.

Los Duques de Sussex con su hijo Archie y parte de la Familia Real el día de su bautizoLos Duques de Sussex con su hijo Archie y parte de la Familia Real el día de su bautizo

Por su parte, la Reina Isabel ha estado muy ocupada en su semana en Escocia. Es tradición que la Monarca pase unos días en el Palacio de Holyroodhouse, residencia oficial de la Reina en la que en su día vivió María Estuardo, Reina de Escocia. Una vez terminados sus compromisos, y antes de retomar sus obligaciones hasta la llegada de las vacaciones de verano, Isabel II hizo una parada en Sandringham para pasar el fin de semana con el Duque de Edimburgo. Así, no podía haber presencia de la Reina Isabel ni del Príncipe Felipe en el bautizo de su octavo bisnieto.

Malestar en Buckingham Palace

¿Cuál fue la decisión? Como ha quedado de manifiesto, en la cumbre familiar se acordó que se iba a priorizar la presencia del Príncipe de Gales por delante de la de la Reina. Vale que la Monarca va siempre antes, pero el Príncipe Carlos es el abuelo y tenía que estar sí o sí. De este modo, por una vez ha ganado el Heredero.

Los Duques de Sussex presentando a su hijo Archie Harrison a la Reina Isabel, el Duque de Edimburgo y Doria RaglandLos Duques de Sussex presentando a su hijo Archie Harrison a la Reina Isabel, el Duque de Edimburgo y Doria Ragland

Aunque a la Reina le hubiera gustado asistir al bautizo, ya que también se perdió el del Príncipe Luis en 2018, entendió que era la mejor decisión. De todos modos, no todo el mundo comparte este punto de vista. De acuerdo con Daily Mail, personal de alto nivel de Buckingham Palace considera que los Duques de Sussex deberían haber buscado otra fecha para que todo el mundo pudiera asistir. Aunque son conscientes de que el Príncipe Harry y Meghan Markle tienen su forma de hacer las cosas y lo entienden, la tradición es la que manda en momentos como un bautizo. De todos modos, en la citada cumbre familiar se acordó que sería el 6 de julio, por lo que parece que en la Familia Real Británica no ha habido problemas con las presencias y las ausencias.

Te puede interesar