La razón por la que la Princesa Leonor no pediría nunca una reverencia a sus amigos y compañeros

LA VERDAD

La razón por la que la Princesa Leonor no pediría nunca una reverencia a sus amigos y compañeros

Pilar Eyre, autora de 'Carmen la rebelde', expone la razón por la que la Princesa de Asturias jamás haría lo que dijo Peñafiel.

La razón por la que la Princesa Leonor no pediría nunca una reverencia a sus amigos y compañeros

La Princesa Leonor vivió el momento más importante de su vida a nivel institucional el pasado 30 de enero, fecha en la que el Rey Felipe VI le impuso el Collar de la Insigne Orden del Toisón de Oro en una ceremonia solemne en el Palacio Real. Con este acto, el Monarca celebró oficialmente su 50 cumpleaños y le dio la dignidad que merecía, ya que la Princesa de Asturias poseía el Toisón desde el 31 de octubre de 2015, día de su décimo cumpleaños, pero faltaba un acto acorde.

La Princesa Leonor hace la reverencia al Rey Felipe en la entrega del Toisón de OroLa Princesa Leonor hace la reverencia al Rey Felipe en la entrega del Toisón de Oro
La que está llamada a ser Reina de España tuvo un comportamiento ejemplar en este acto, y aunque hubo críticas hacia el acto, también muchas alabanzas. Ya se sabe que nunca se puede contentar a todo el mundo y todo lo que hace la Familia Real es objeto de comentario, tanto para bien como para mal.

Entre las críticas surgió una voz poderosa, la de Jaime Peñafiel, que a través de su columna de El Mundo atacó a la Princesa de Asturias a través del testimonio de dos madres de niñas que estudian con ella en el colegio Santa María de los Rosales: "Dos madres de compañeras de colegio de la niña toisonada me cuentan que esta les había dicho: 'De ahora en adelante, tendréis que hacerme la reverencia'", fueron las demoledoras palabras, que dejaban en mal lugar a una niña de 12 años.

La respuesta de Pilar Eye

Sin embargo, en una entrevista con Bekia que puedes ver en vídeo, Pilar Eyre desmiente a Jaime Peñafiel aunque sabe que es un buen periodista que tiene muy buenas fuentes. De todos modos, la autora del libro 'Carmen la rebelde' cree que esto no es verdad y lo pone en duda totalmente.

"Jame Peñafiel tiene sus fuentes, pero yo esto no me lo creo. Es cierto que cuando Felipe cumplió 8 años se pasó un comunicado del tratamiento que tenía que recibir. Se le tenía que llamar señor y se le tenía que hacer la reverencia, pero en ningún momento ni él ni sus hermanos lo exigieron. Lo tenías que hacer, porque sabías que lo tenías que hacer porque hay un papel que lo decía, pero no me imagino a estas niñas tan educadas cometiendo esta grosería con sus amiguitas del colegio. Quizá Jaime tiene unas fuentes fantásticas y se lo han contado, pero yo lo dudo mucho", asegura Pilar Eyre.

Te puede interesar