La Princesa Leonor y la Infanta Sofía, de la mano de su abuela la Reina Sofía en su visita al Rey Juan Carlos
VUELTA A LA CALMA

La Princesa Leonor y la Infanta Sofía, de la mano de su abuela la Reina Sofía en su visita al Rey Juan Carlos

Tras la aparición de la reina Letizia y la Reina Sofía, ahora han sido la Princesa Leonor y la Infanta Sofía quienes han querido visitar a su abuelo.

La Princesa Leonor y la Infanta Sofía, de la mano de su abuela la Reina Sofía en su visita al Rey Juan Carlos

Un día después de que la Reina Sofía y la Reina Letizia aparecieran de lo más amigables y cordiales en la puerta del hospital en el que se encuentra ingresado en Rey Juan Carlos han aparecido, también con ellas y con el Rey Felipe, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía.

Las reinas se han vuelto a mostrar simpáticas la una con la otra en este encuentro, el primero en el que está la Princesa Leonor desde que en la Misa de la Pascua hubiese un desencuentro familiar que ha sido cuestionado nacional e internacionalmente. El Rey Juan Carlos ya está en planta según ha contado la Infanta Elena a la prensa, y por eso sus nietas han querido visitar tras haber sido operado de su rodilla derecha.

El Rey Felipe, la Reina Letizia, la Reina Sofía, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía visitando al Rey Juan CarlosEl Rey Felipe, la Reina Letizia, la Reina Sofía, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía visitando al Rey Juan Carlos

En medio de aplausos, han llegado en un mismo vehículo conducido por el Rey Felipe, quien ha abierto la puerta del coche a la Infanta Sofía mientras que la Reina Letizia abría la puerta a su hija la Princesa Leonor y a la Reina Sofía. Las tres protagonistas del vídeo del rifirrafe familiar parece que han vuelto a la calma tras una lluvia de críticas, la desolación del entorno de la Casa Real y mucha tensión que se ha transmitido a través de los medios de comunicación.

Han posado ante la prensa y lo más significativo es que las niñas se han agarrado de la mano de su abuela y se han fotografiado con ellas, algo que le resulto prácticamente imposible durante la Misa de la Pascua cuando la Reina Letizia se lo impidió cruzándose delante del fotógrafo en repetidas ocasiones. Todos ellos han mostrado una imagen de unidad y sus mejores sonrisas olvidándose -o eso han querido transmitir- de aquel episodio que está muy reciente en la vida de los españoles.

La Reina Sofía saludando cariñosamente a la Princesa Leonor ante la atenta mirada de la Reina LetiziaLa Reina Sofía saludando cariñosamente a la Princesa Leonor ante la atenta mirada de la Reina Letizia

La visita de los Reyes y sus hijas ha durado aproximadamente tres cuartos de hora, mientras que la Reina Sofía ha preferido quedarse para almorzar en el hospital junto a su marido. El Rey Felipe ha hablado a la salida comunicando que durante la tarde más miembros de la familia visitarían a su padre.

Esta ha sido la primera aparición de la Princesa Leonor y de la Infanta Sofía desde la famosa misa que tuvo lugar en la Catedral de Palma de Mallorca y que consiguió que se desatara la polémica. Suegra y nuera se han dejado ver muy juntas, quizás más de la cuenta, igual que en esta ocasión la Reina Sofía con sus nietas, quienes no se han despegado de ella a pesar de que la última vez que se las vio juntas se palpaba la incomodidad.

El Rey Felipe, la Reina Letizia, la Reina Sofía, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía caminando hacia el hospitalEl Rey Felipe, la Reina Letizia, la Reina Sofía, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía caminando hacia el hospital

Más críticas con este nuevo episodio

Por lo pronto, tras la aparición de las Reinas en la puerta del hospital en la tarde del sábado 7 de abril, no han parado de sucederse comentarios que tachan esta nueva aparición de 'teatrillo' para que Letizia consiga limpiar su imagen. Incluso algunos, como Pilar Eyre, se aventuran a decir que parece que lo han ensayado en el Palacio de la Zarzuela. Más allá de las diferencias de la Reina Emérita y la actual, otro frente abierto es que tiene la Reina Letizia con su suegro, y es que todo apunta a que no entró a su habitación durante su hospitalización porque él no se lo ha permitido.

Te puede interesar