La Infanta Cristina pasa del veto del Rey Juan Carlos y viaja a Madrid, se aloja en La Zarzuela y se va de cumpleaños

FIN DE SEMANA EN MADRID

La Infanta Cristina pasa del veto del Rey Juan Carlos y viaja a Madrid, se aloja en La Zarzuela y se va de cumpleaños

La Duquesa de Palma viajó a la capital de España para disfrutar, mientras que en Barcelona estuvo para solucionar los problemas con la venta de la casa de Pedralbes.

La Infanta Cristina en GinebraLa Infanta Cristina en Ginebra

La Infanta Cristina abandonó su exilio dorado en Ginebra para pasar un fin de semana en Madrid, la ciudad en la que nació y vivió durante su infancia y adolescencia, y donde vive su familia. Allí, la Duquesa de Palma aprovechó para pasar tiempo con su madre, la Reina Sofía, a la que adora y que ha sido su mejor apoyo desde que estalló el Caso Nóos.

Según ha informado 'El Programa de Ana Rosa', la Infanta Cristina viajó primero a Barcelona, donde pasó el jueves y el viernes acompañada por su hijo Juan. El motivo de su visita fue pasar por La Caixa, y además prorrogar la venta de la casa de Pedralbes. El viaje ha sido fructífero, ya que Cristina de Borbón ha conseguido prorrogar la venta dos meses tras un pacto con la sociedad que adquirió la propiedad.

Piscina y casa de Pedralbes de los Duques de PalmaPiscina y casa de Pedralbes de los Duques de Palma

En el cumpleaños de Cristina de Borbón-Dos Sicilias

Mientras Juan Urdangarín se quedó en Barcelona en casa de una de sus tías, Cristina de Borbón viajó a Madrid. Se alojó en el Palacio de La Zarzuela, una decisión muy llamativa después de conocerse hace un mes que el Rey Juan Carlos habría prohibido la entrada de su hija mediana al recinto real.

Cristina de Borbón no vio solo a su madre, sino que también se encontró con su hermana, la Infanta Elena, con Carlos García Revenga y su prima Cristina de Borbón-Dos Sicilias, que celebró su cumpleaños este fin de semana e invitó a la Infanta Cristina. A quien no vio fue a los Reyes Felipe y Letizia ni al Rey Juan Carlos.

La Infanta Cristina sonriente en BarcelonaLa Infanta Cristina sonriente en Barcelona

Además de eso tuvo tiempo para las compras. El sábado por la mañana quedó con una amiga y la hija de esta para irse de compras a un centro comercial de La Moraleja, lujosa urbanización al norte de la ciudad de Madrid. Cristina de Borbón no hizo mucho gasto y solo se llevó una camisa a un precio de 50 euros.

Te puede interesar