La Familia Real Jordana: los errores en la sucesión y una conspiración

REINO HACHEMÍ

La Familia Real Jordana: los errores en la sucesión y una conspiración

Una conspiración que terminó con la detención del mayor de los hijos de Hussein y Noor de Jordania y antiguo heredero ha mostrado los problemas en la sucesión jordana.

La Familia Real Jordana: los errores en la sucesión y una conspiración

La sucesión en las Casas Reales de Europa es clara. Todavía en algunas, como en España, el varón va por delante de la mujer en la misma línea, pero en ningún caso hereda un hermano del Rey o Reina si este tiene un hijo, sea hombre o mujer. No ocurre lo mismo en las Monarquías árabes, donde es común que el trono recaiga en hermanos, en vez de elegir un modelo de sucesión de arriba a abajo que no genera tantas dudas.

Abdalá II y Rania de Jordania el día de la coronación del Rey en 1999Abdalá II y Rania de Jordania el día de la coronación del Rey en 1999

De las Casas Reales árabes se puede decir que la más moderna es la Jordana. Lo es en varios aspectos, y uno de ellos es en la sucesión. Desde el 7 de febrero de 1999, Albalá II reina en Jordania al suceder a su padre, el Rey Hussein I, fallecido ese mismo día a los 63 años. El monarca era padre de 12 hijos, de los cuales 5 eran varones y por tanto sucesores potenciales de Hussein I. Sin embargo, estaba previsto que el siguiente monarca fuera su hermano, Hassan bin Talal.

Todo cambió tres semanas antes de su muerte, cuando el Príncipe Hassan en su papel como regente debido a la grave enfermedad del Rey, tomó una serie de decisiones que no gustaron al Monarca. Le destituyó y bien pensó en nombrar a Hamzah como su sucesor, el mayor de los cuatro que tuvo con la Reina Noor, después tomó la decisión de que fuera Abdalá el que le sucediera. Después de Abdalá reinaría Hamzah, pero nunca Hassan bin Talal ni el hijo de este, el Príncipe Rashid.

Abdalá y Rania de Jordania con sus hijos Hussein, Hashem, Iman y Salma en un retrato familiar oficialAbdalá y Rania de Jordania con sus hijos Hussein, Hashem, Iman y Salma en un retrato familiar oficial

Así, el 7 de febrero de 1999 moría Hussein I y subía al trono hachemí el mayor de los cuatro hijos que había tenido con la segunda esposa de sus cuatro esposas, la británica Toni Gardiner, rebautizada como Princesa Muna tras su matrimonio. Abdalá II era Rey e hizo Reina a su mujer, Rania. Ambos ya eran padres entonces de Hussein (1994) e Iman (1996), a los que siguieron después Salma (2000) y Hashem (2005), pero en un primer momento Abdalá respetó los deseos de su padre de que después de él reinara Hamzah, hijo de la muy conocida Reina Noor, la última esposa de Hussein.

Hamzah, de heredero a conspirador

Todo cambió en 2004, cuando el Monarca despojó a su medio hermano de su condición de Heredero, dejando este puesto sin titular: "Su posesión de este puesto simbólico ha restringido su libertad y ha impedido que le confiemos ciertas responsabilidades para las que está plenamente calificado", señaló entonces el Monarca, disfrazando haberle relegado con la excusa de que le estaba limitando. En aquel tiempo, si a Hamzah le sentó mal, lo disimuló como pudo. Se habló entonces de una guerra entre Rania y Noor por colocar a sus respectivos hijos en el trono, como se comentó en su momento que si Hussein I apartó a su hermano, fue cosa de Noor, que quiso que heredara su hijo Hamzah y no Hassan bin Talal. La Reina Noor negó haber estado detrás de la decisión final de Hussein de apartar a su hermano.

Hamzah de Jordania con su hermano Hashim de JordaniaHamzah de Jordania con su hermano Hashim de Jordania

No habiendo heredero oficial, el puesto estaba oficiosamente en manos del Príncipe Hussein, primogénito de Abdalá y Rania de Jordania. La confirmación oficial llegó el 2 de julio de 2009, cuando se emitió un decreto real que le nombraba heredero. No había ya ningún tipo de esperanza para Hamzah, que quedaba totalmente relegado. Si hubo realmente una guerra de reinas consortes, la ganó Rania. Hamzah, que ha estudiado en Harvard y ha servido en el ejército jordano, no solo fue considerado como el hijo favorito de Hussein de Jordania, sino que tiene cierta popularidad en algunos sectores del país. Casado en 2003 con su prima, la Princesa Noor bint Asem bin Nayef, fueron padres de una niña, la Princesa Haya, en 2017, divorciándose en 2009. En 2012, el hijo de Hussein y Noor volvió a casarse, esta vez con Basmah Bani Ahmad, con la que ha tenido cuatro hijas, las Princesas Zein, Noor, Badiya y Nafisa, y un niño, el Príncipe Hussein, nacido en 2019.

El Príncipe Hamzah gozaba de cierta relevancia mediática, pero nada que ver con la tormenta desatada cuando se conoció que se encontraba en arresto domiciliario desde el sábado 3 de abril de 2021. El medio hermano del Rey envió un vídeo a BBC confirmando su arresto y proclamando estar al margen de cualquier revuelta o intento de golpe de estado: "Me dijeron, sin acusarme formalmente, que en anteriores encuentros que mantuve o en mensajes en las redes sociales que los describían se habían expresado críticas contra el Gobierno y el Rey". En sus declaraciones denunció la situación del país: "Yo no soy el responsable del colapso de la gobernabilidad, la corrupción y la incompetencia que ha prevalecido en nuestra estructura de gobierno durante los últimos 15 a 20 años y que ha ido empeorando. Y no soy responsable de la falta de fe que la gente tiene en sus instituciones. Se ha llegado a un punto en el que nadie es capaz de hablar u opinar sobre nada sin ser intimidado, detenido, acosado y amenazado".

Los Príncipes Hamzah y Basma de Jordania en su bodaLos Príncipes Hamzah y Basma de Jordania en su boda

Junto a él se detuvo a una veintena de personas, entre ellas Bassem Awadallah, que había sido muy cercano a Abdalá II, así como Sharif Hasan bin Zaid, emparentado con el Monarca. Posteriormente, la Casa Real Jordana envió un comunicado en el que comunicaba que Hamzah declaraba lealtad al Rey y a la Constitución: "Me pongo a disposición de Su Majestad el Rey, y reafirmo que permaneceré siempre comprometido con la alianza de los antepasados, fiel a su legado, siguiendo sus pasos, devoto a su camino y misión, y comprometido con la Constitución del querido Reino Hachemita de Jordania. Y siempre seré el partidario de Su Majestad el Rey y su Príncipe Heredero".

Noor de Jordania apoyó a su hijo

Al medio hermano del Rey se le acusa de intentar movilizar a líderes tribales contra el Gobierno y tratar de desestabilizar al Estado apoyado por entidades extranjeras. Así lo expresó el Viceprimer Ministro de Jordania, Ayman Safadi, que no especificó qué entidades extranjeras han colaborado con los presuntos conspiradores de un complot que según fuentes oficiales ha sido cortado de raíz antes de ir a más. De todos modos, esta intentona ha dañado la imagen de Jordania, considerado como uno de los países más estables de la zona.

Hamzah de Jordania junto a Noor de Jordania, Abdalá y Rania de Jordania en su primera bodaHamzah de Jordania junto a Noor de Jordania, Abdalá y Rania de Jordania en su primera boda

Desde Twitter, la Reina Noor se puso del lado de su hijo: "Rezando para que la verdad y la justicia prevalezcan para todas las víctimas inocentes de esta malvada calumnia. Dios los bendiga y los mantenga a salvo". En respuesta, la Princesa Firyal, que estuvo casada con el Príncipe Muhammad bin Talal, hermano de Hussein, replicó en las redes sociales con un mensaje que dejaba en mal lugar a la Reina Noor y a su descendencia: "La ambición de la Reina Noor y sus hijos es falsa, inmerecida y no tiene ningún sentido. Todos deberían saberlo. Como dice la Constitución, la sucesión va de padre a hijo mayor de forma ininterrumpida. Madurad, chicos". El mensaje fue eliminado posteriormente.

En todo caso, la sucesión en la línea de Abdalá II está asegurada por la Constitución si no desea hacer cambios. Así lo dice el Artículo 28, que establece que al Trono del Reino Hachemita de Jordania pasa del Rey a su hijo mayor, y así de forma lineal entre padres e hijos. En caso de que el heredero muriera antes de reinar, sería el heredero de este el que se colocaría en primer lugar. Eso sí, hubo una enmienda en 1965 que señala que el Rey puede seleccionar a uno de sus hermanos como heredero aparente. Hussein lo hizo, pero después se arrepintió y nombró al mayor de sus vástagos varones, y por eso el trono siguió la línea directa.

Te puede interesar