Familia Real Saudí: conoce a los miembros de la inmensa Casa de Saud
PODEROSA SAGA

Familia Real Saudí: conoce a los miembros de la inmensa Casa de Saud

Salman bin Abdulaziz Al Saud es el actual Rey de Arabia Saudí y proviene de una larguísima dinastía... ¿quién es quién?

Familia Real Saudí: conoce a los miembros de la inmensa Casa de Saud

El Reino de Arabia Saudita está gobernado por la Casa de Saud en forma de monarquía absoluta, un sistema de gobierno del que solo quedan 6 en el mundo. Situada en la península arábiga, Arabia Saudí se encuentra entre los veinte países más ricos del mundo, principalmente debido a su liderazgo en la exportación de petróleo. Además, este país cuenta con algunas de las mezquitas más importantes, como la Gran Mezquita en La Meca y la Mezquita del Profeta en Medina, lo que supone que sea considerado "la tierra de las mezquitas sagradas".

Los orígenes tanto del Estado saudita como de la Familia Real Saudí actuales se remontan al siglo XVIII. La componen los descendientes de Muhammad bin Saud, que es el fundador del primer Estado saudí, el Emirato de Diriyah. En el siglo XIX lo siguió el segundo Estado saudí, el Emirato de Najd, y por último se encuentra el moderno Estado de Arabia Saudí, que se constituyó como tal en 1932 y perdura en la actualidad.

El Rey Abdalá de Arabia Saudí junto al Rey Juan Carlos, la Reina Sofía y el Príncipe Felipe en 2007El Rey Abdalá de Arabia Saudí junto al Rey Juan Carlos, la Reina Sofía y el Príncipe Felipe en 2007

En líneas generales, la historia de la Casa de Saud ha pretendido siempre unificar la península de Arabia y conseguir implantar una visión del islam 'pura y simple' (no obstante, también criticada por su extremismo), cuya expresión principal es el wahabismo. Desde 2015, el Rey de Arabia Saudí es Salman bin Abdulaziz Al Saud, pero debido a su elevada edad, todas las miradas se encuentran ya puestas en quien será su sucesor, su hijo Mohamed. ¿Quién es quién en esta gran familia?

Ibn Saud, el fundador

Abdulaziz bin Saud, más conocido como Ibn Saud, es el fundador del Estado moderno de Arabia Saudí. Su padre era Adbul Rahman bin Faisal, y en 1902 tomó la ciudad de Riad, tras lo cual continuó expandiendo y consolidando su dominio por toda la península arábiga. Entre sus hitos más importantes se encuentran la toma de la ciudad de La Meca, en 1924, y el pacto que estableció en 1915 con el Imperio Británico, por el cual estos reconocían y protegían su reino.

Finalmente, el 23 de septiembre de 1932, Ibn Saud constituyó oficialmente el Reino de Arabia Saudí. Sin duda, lo que marcó su reinado fueron las extracciones de petróleo, iniciadas en marzo de 1938, y que llevaron la riqueza del país a puntos insospechados, haciendo que la Familia Real Saudí llevara una vida de auténtico lujo. En su gobierno destaca también el acuerdo militar que estableció en 1945 con el presidente estadounidense Roosevelt, origen de la férrea alianza entre ambos países, así como un intento de asesinato al que sobrevivió en 1935.

El Rey Salmán de Arabia Saudí llegando al aeropuerto de BarajasEl Rey Salmán de Arabia Saudí llegando al aeropuerto de Barajas

Empeñado en consolidar y continuar el linaje real que había comenzado, Ibn Saud apartó a sus hermanos y sobrinos de la línea de sucesión. Su carácter le ganó la fama de déspota, aunque para otros ha sido el árabe más destacado y grande desde el profeta Mahoma. En cuanto a su vida personal, estuvo marcada una poligamia excesiva. Se desconoce realmente el número de mujeres que tuvo, aunque los datos apuntan a más de 30, las cuales le dieron casi 100 hijos. Seis de sus hijos varones han gobernado Arabia Saudí, debido a que allí la línea de sucesión no es padre-hijo sino hermano-hermano.

Saud bin Abdulaziz

Ibn Saud murió el 9 de noviembre de 1953 de un ataque al corazón, dejando como heredero a Saud bin Abdulaziz, su hijo mayor con vida, conocido como el Rey Saud. Su reinado destacó principalmente por la corrupción y el derroche que hizo de los fondos estatales en beneficio de su familia y sus palacios. Antes de proclamarse rey, Saud se disputó el ascenso al trono con su hermano Faisal, que lo consideraba incompetente para suceder a su padre.

El Príncipe Salmán bin Abdelaziz Al Saud junto al Príncipe Federico de Dinamarca en 2010El Príncipe Salmán bin Abdelaziz Al Saud junto al Príncipe Federico de Dinamarca en 2010

Este hecho se hizo patente durante sus años de reinado, pues Saud bin Abdulaziz no solo no consiguió saldar las deudas que había dejado su padre, sino que estas aumentaron a más del doble en 1958, alcanzando los 450 millones de dólares y muy a pesar de los cuantiosos ingresos que daba el petróleo. Es por ello que Saud y Faisal mantuvieron una larga batalla por el gobierno, que dio como resultado la abdicación, en marzo de 1964, del Rey Saud en favor de su hermano Faisal, tras la cual el primero se exilió a Europa.

Faisal bin Abdulaziz

Comenzó así el reinado del Rey Faisal bin Abdulaziz. Su Gobierno estuvo marcado por la sobriedad y la mejora de la situación económica, que habían sido sus prioridades y el motivo del conflicto contra su hermano, a cuyo desmesurado gasto quería poner freno. Por ello se asocia su figura con la estabilidad y el comienzo de la modernización del país. Equilibró el presupuesto de Arabia Saudí gracias al aumento en la producción de petróleo.

El Príncipe Carlos de Inglaterra con el Rey Salman bin Abdulaziz Al Saud en su visita oficial a Arabia Saudí en 2015El Príncipe Carlos de Inglaterra con el Rey Salman bin Abdulaziz Al Saud en su visita oficial a Arabia Saudí en 2015

Estableció en el país un sistema judicial, creó las principales administraciones públicas y sentó las bases de un 'estado de bienestar'. Con él llegaron las emisiones de televisión, el sistema de seguridad social, y continuaron también las alianzas con Estados Unidos. El Rey Faisal fue asesinado en marzo de 1975 por su sobrino, el Príncipe Faisal Ibn Musaed Ibn Abdulaziz, que le disparó durante los actos de celebración del Día del Profeta, en el Palacio de Riad. Aunque todo apuntaba a motivos de venganza, el Príncipe fue declarado loco y decapitado en junio de ese mismo año.

Jalid y Fahd bin Abdulaziz

Al Rey Faisal lo sucedió su hermano por parte de padre, Jalid (o Khalid) bin Abdulaziz, cuyo inmediato nombramiento se interpretó como un acto de continuidad del régimen anterior. Jalid había sido nombrado asesor y sucesor de su hermano en 1965, y solía acompañarlo a todos los viajes, por lo que estaba bien preparado para gobernar un estado moderno. Fue un Monarca mucho más liberal, que incluso informaba a la prensa de sus decisiones en política exterior.

El Rey Abdalá de Arabia Saudí junto al Presidente del Gobierno José Luis Rodríguez ZapateroEl Rey Abdalá de Arabia Saudí junto al Presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero

Gracias a la buena situación económica que había dejado su hermano, originada por su austera y estricta política, la Arabia Saudí del Rey Jalid disfrutó de unos años de desarrollo y expansión muy notables. Destacan, eso sí, las revueltas en Gran Mezquita de La Meca de noviembre de 1979, donde 500 detractores se atrincheraron pidiendo la vuelta al tradicionalismo religioso. En cuanto a su salud, el Rey Jalid padecía problemas cardíacos, un clásico en su familia, lo que le hizo viajar a Estados Unidos para ser intervenido. Finalmente, murió en junio de 1982 de un ataque al corazón.

Al comienzo de su reinado, en 1975, el Rey Jalid nombró heredero a su hermano Fahd, que ascendió al trono tras su muerte. El Rey Fahd sufrió un infarto en 1995, el cual le causó una hemiplejia y le obligó a dejar de realizar sus tareas oficiales. Fue por ello que, desde entonces, su hermano Abdalá bin Abdulaziz tuvo que ejercer de regente del reino. Tras diversos problemas de salud, el Rey Fahd fue hospitalizado en mayo de 2005, falleciendo en agosto de ese mismo año.

Abdalá bin Abdulaziz

Abdalá bin Abdelaziz, que había estado gobernando 'de facto' desde 1995, fue nombrado rey el 1 de agosto de 2005, tras la muerte de su hermano, siendo ya un veterano en el gobierno. Era también Primer Ministro de Arabia Saudí y poseía el título de Comandante de la Guardia Nacional Saudí. Su sucesor iba a ser su medio hermano Sultán bin Abdulaziz, pero murió en 2011 a causa de un cáncer de colon. Por ello, el Rey Abdalá designó otro heredero, Nayef, pero murió también tan solo ocho meses después de su nombramiento.

El Príncipe Abdalá de Arabia Saudí junto al Papa Juan Pablo IIEl Príncipe Abdalá de Arabia Saudí junto al Papa Juan Pablo II

Debido a esto, desde octubre de 2011 lo seguía en la línea de sucesión su hermano Salmán bin Abdulaziz, el rey actual. El Rey Abdalá tuvo más de 11 mujeres y alrededor de 16 hijos. Su salud se fue mermando a partir de 2010, y tuvo que someterse a cuatro operaciones quirúrgicas en la espalda en dos años. En sus últimas entrevistas aparecía conectado a un respirador, y finalmente falleció a causa de una pulmonía el 23 de enero de 2015. El Rey Abdalá falleció con 90 años, llegando a ser el jefe de Estado más longevo del mundo en el momento de su muerte.

Salman bin Abdulaziz

El Rey Salman es el actual monarca de Arabia Saudí. Fue Asistente del Gobernador y Gobernador de Riad durante 48 años, desde 1963 hasta 2011, tras lo cual fue nombrado Ministro de Defensa. Fue nombrado príncipe heredero tras la muerte de otros dos medio hermanos suyos, y finalmente se convirtió en el séptimo rey de la dinastía Al Saud en Arabia Saudí en enero de 2015. Hechos destacados bajo su reinado han sido la Guerra civil de Yemen o la Estampida de La Meca, ambos sucedidos en 2015.

El Rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdulaziz Al SaudEl Rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdulaziz Al Saud

Varios de sus hijos han logrado carreras destacadas o tienen cargos en el Gobierno, dado el poder absoluto que tiene el Rey en Arabia Saudí. Su hijo Sultán bin Salman se convirtió en los años 80 en el primer astronauta musulmán en llegar al espacio exterior, Turki bin Salmán es un destacado empresario, el Príncipe Abdulaziz es viceministro de petróleo, y el Príncipe Faisal bin Salmán es gobernador de la ciudad de Medina. Pero, sin duda alguna, quien más presencia tiene es su hijo el Príncipe heredero Mohammed bin Salman, del que muchos dicen tiene el auténtico poder en Arabia Saudí.

A su llegada al trono, el Rey Salman nombraba heredero a uno de sus sobrinos, Muhammed bin Naif bin Abdulaziz Al Saud, y al mismo tiempo su hijo era designado como sustituto. Sin embargo, el 21 de junio de 2017 el Rey Salmán apartó a su sobrino de este cargo, otorgando el mismo a su hijo Mohamed. El Príncipe heredero se graduó en Derecho, y es hijo de la tercera esposa del Rey Sulmán, Fahda bint Falah bin Sultán Al Hithalayn.

Las mujeres, oprimidas

A lo largo de la historia de Arabia Saudí, las mujeres en general han jugado un papel totalmente secundario y apartado de la vida pública. No suelen acompañar a sus maridos públicamente ni mostrar siquiera el rostro, y tienen muy restringidos sus derechos (trabajar, viajar, ser intervenidas quirúrgicamente), además de estar sometidas a la custodia de un varón. Sin embargo, dentro de la Casa de Saud se pueden encontrar algunas excepciones.

El Príncipe Mohamed bin Salman de Arabia Saudí con Donald TrumpEl Príncipe Mohamed bin Salman de Arabia Saudí con Donald Trump

La Princesa Adila, hija del rey Abdalá, es de las pocas princesas sauditas que se deja ver públicamente. Está casada con su primo Faisal bin Abdulah, y es conocida por abogar por el derecho de las mujeres a conducir. Este derecho ha sido reconocido recientemente, cuando en 2017 el Rey Salmán firmó un Real Decreto por el que las mujeres de Arabia Saudí podrían conducir a partir de 2018.

En la vida del Rey Salmán destacan sus tres esposas, Sultana, fallecida en 2011, Sarah y Fadah, madre del Príncipe heredero. Gran amigo del Rey Juan Carlos, el Rey Salmán solía pasar los veranos en su yate en Marbella, junto a su esposa Sultana y sus hijos. Allí llegaban a dejar grandes cantidades de dinero, y muchas tiendas de lujo cerraban solo para ellos. Ahora, su esposa Fadha prefiere Tánger para pasar las vacaciones.

El Príncipe Mohamed bin Salman de Arabia SaudíEl Príncipe Mohamed bin Salman de Arabia Saudí

Aunque algunas princesas de la propia Casa de Saud (como Reema bint Bandar Al Saud) están levantando su voz, lo cierto es que el país todavía se encuentra muy atrasado en lo que a derechos de las mujeres se refiere. Por otro lado, parece que la tradicional línea sucesora saudita va a llegar a su fin con el Rey Salmán, sexto hijo de Ibn Saud en reinar. La enorme influencia y poder de su hijo, el Príncipe Mohamed, ha hecho que él sea finalmente el heredero, un futuro Monarca que promete ser el modernizador de Arabia Saudí.

Te puede interesar