El cariño de Leonor y Sofía, las explicaciones de Letizia y el motivo por el que la Reina Sofía estaba incómoda

ESTAMPA FAMILIAR

El cariño de Leonor y Sofía, las explicaciones de Letizia y el motivo por el que la Reina Sofía estaba incómoda

El posado-robado de las mujeres de la Familia Real fue toda una sorpresa y dejó varias anécdotas.

El cariño de Leonor y Sofía, las explicaciones de Letizia y el motivo por el que la Reina Sofía estaba incómoda

Nadie, salvo la prensa avisada de lo que iba a ocurrir, esperaba que el lunes 31 de julio, el Mercat de l'Olivar de Palma contara con la presencia de las cuatro mujeres con las que cuenta la Familia Real Española. La Reina Letizia, la Princesa Leonor, la Infanta Sofía y la Reina Sofía aparecieron por allí para dejarse ver y mostrar esas imágenes que siempre hacen bien a las Casas Reales.

La Reina Sofía muy feliz con la Reina Letizia, la Infanta Sofía y la Princesa Leonor en un mercado en MallorcaLa Reina Sofía muy feliz con la Reina Letizia, la Infanta Sofía y la Princesa Leonor en un mercado en Mallorca

Las cuatro se dejaron ver sonrientes, felices y relajadas, si bien es cierto que las niñas buscaban demasiado a su abuela y la Reina Letizia quiso quedarse en un segundo plano. Puede que estos gestos resulten naturales, pero son demasiado convenientes tras el incidente a la salida de la Misa del Domingo en la Catedral de Palma, donde sucedió lo que todo el mundo sabe ya.

Después de la visita en el hospital al Rey Juan Carlos y la salida cultural a la que se unieron Victoria de Marichalar e Irene Urdangarin, tocaba una de las cuatro en Mallorca, porque se sabía que la Reina Sofía estaba allí, pero no se había dejado ver. Sin la mitad de sus nietos ni cursos de vela, ni demasiadas jornadas de navegación en la Somni que tan generosamente presta Josep Cusí a la Familia Real, de Doña Sofía no había casi ni rastro.

La Reina Sofía con la Reina Letizia, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía en una pescaderíaLa Reina Sofía con la Reina Letizia, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía en una pescadería

Y entonces aparecieron las cuatro por L'Olivar, plaza de abastos que data de 1951 y donde no se esperaba la presencia regia. Mar Fiol Nadal, de la Pescadería Mar, contó a Hola.com que las dos Reinas se mostraron muy cómplices y hablaron entre ellas. Además, la Princesa de Asturias y su hermana buscaban siempre a su abuela, algo poco frecuente pero que es la tónica habitual en este tipo de actos, ya sin Doña Letizia haciendo señas a su primogénita con el bolso para que se acerque a la Reina Emérita.

Buscando la suerte

Doña Letizia explicó a sus hijas lo que sabía del pescado de la zona, y aunque estaban muy interesadas, no compraron nada porque solo iban de visita. Lo que sí compraron fue un décimo de Lotería Nacional que les puede hacer un poco más millonarias. El número en cuestión es el 53.025, que como contó al citado medio el lotero Bernardo Morro, les ofreció y acabaron comprando tanto Doña Sofía como Doña Letizia, y detrás de ellas un montón de gente que quería ese mismo número.

La Reina Sofía refrescándose con un ventilador portátilLa Reina Sofía refrescándose con un ventilador portátil

Las cuatro royals se hicieron fotos con los ciudadanos y ciudadanas que se lo pidieron en esta salida 'de trabajo' para intentar mejorar la imagen de la Casa Real. Al final no salió tan mal la cosa, aunque falta un poco más de naturalidad. Estén como estén y sean como sean las relaciones entre los miembros de la Familia Real, la que estaba más incómoda en esa salida era la Reina Sofía, que llevó junto a ella un ventilador de mano a pilas que no soltó en ningún momento. La ola de calor llegó también a Mallorca, y la Reina Emérita estaba especialmente acalorada e incómoda, así que no le quedó otra.

Te puede interesar