Scott Eastwood se sincera: "Mi padre Clint Eastwood nunca me dio un céntimo"

UN PADRE ESTRICTO

Scott Eastwood se sincera: "Mi padre Clint Eastwood nunca me dio un céntimo"

Para Scott Eastwood no ha sido fácil llegar al éxito en cuanto a la interpretación se refiere, ya que en ocasiones tener un padre actor solo te perjudica.

Scott Eastwood se sincera: "Mi padre Clint Eastwood nunca me dio un céntimo"

Scott Eastwood se ha convertido en un actor de gran éxito participando en películas tan importantes y reconocidas como 'Escuadrón suicida' o su último trabajo en 'Fast and Furious 8'. Sin lugar a dudas este guapísimo joven ha conseguido llegar a lo que tanto ansiaba y que podría haber sido fácil de conseguir por su padre, Clint Eastwood, pero que ha resultado no ser así.

El actor ha concedido una entrevista para la revista Men's Health y ha confesado que su padre le hizo trabajar muy duro para llegar hasta la cima. Lejos de ponérselo fácil él le incitó a trabajar para que se labrara su propio camino en el mundo de la interpretación. Además afirma: "Mi padre nunca me dio un céntimo". Continúa diciendo: "Él me hizo trabajar para todo, fue duro conmigo pero me endureció y dio impulso".

Clint Eastwood posa con sus hijos Francesa y Scott EastwoodClint Eastwood posa con sus hijos Francesa y Scott Eastwood

Según contó Scott Eastwood para una entrevista anterior en Daily Mail no le ha sido nada fácil ser un actor de gran éxito: "Vine a Hollywood para intentar trabajar en algo y nadie me tomó en serio. Todo el mundo me rechazó diciéndome: 'tu eres hijo de Clint Eastwood, no eres un verdadero actor". Además continúa contando su experiencia: "Algunas personas siguen siendo así, nunca pensé que iba a durar en este negocio, pero al final parece que está funcionando".

Su padre le inculcó la pasión por el deporte

Si de algo puede presumir Scott Eastwood es de tener un cuerpo de infarto, pero su trabajo le cuesta. Según ha contado en su entrevista para Men's Health fue su padre Clint Eastwood el que le inculcó la pasión por el deporte y trabajo físico: "Mi padre era una máquina del ejercicio. Me enseñó como hacerlo cuando tenía 14 o 15 años". No es de extrañar que ahora a sus 31 años pueda presumir de un físico envidiable.

Te puede interesar