Michelle Obama confiesa el peor momento de su vida: "Me sentí perdida y sola tras el aborto"

SE CONFIESA

Michelle Obama confiesa el peor momento de su vida: "Me sentí perdida y sola tras el aborto"

La ex Primera Dama cuenta en las memorias de su libro algunas intimidades familiares y matrimoniales hasta ahora desconocidas, como el duro golpe que la marcó para siempre: su aborto.

Michelle Obama confiesa el peor momento de su vida: "Me sentí perdida y sola tras el aborto"

'Becoming' es el libro en el que Michelle Obama cuenta sus memorias. Sale a la venta en Estados Unidos el martes 13 de noviembre, pero los más curiosos que ya han tenido el libro en sus manos cuentan que la ex Primera Dama ha sabido relatar sus memorias separando con elegancia su vida privada de lo íntimo. En la portada aparece posando con un top blanco mostrando generosamente el hombro.

Michelle Obama junto a su marido y sus dos niñas pequeñasMichelle Obama junto a su marido y sus dos niñas pequeñas

En el relato, de 426 páginas, Michelle Obama muestra su más que desagrado por Donald Trump. "Nunca te perdonaré", le dice, contando el daño que el actual inquilino de la Casa Blanca le hizo a su familia al difundir rumores sobre la legitimidad de la presidencia de su marido, Barack Obama, al decir que no había nacido en Estado Unidos. Explica que fue una situación intolerante, con fanatismo y mucha xenofobia escondida, además de mala intención. "Pero es que, además, era muy peligroso porque estaba dirigido a promover el odio de todo tipo de chiflados y locos", escribe. "¿Qué hubiera pasado si alguien mentalmente no muy estable hubiera conducido hasta Washington con un arma cargada? ¿Qué hubiera sucedido si esa persona hubiera ido directamente a por nuestras hijas?", se pregunta Michelle Obama. "Donald Trump, con sus vociferantes e insensatas insinuaciones estaba poniendo a mi familia en peligro. Y por eso, nunca le perdonaré".

El duro trago de Michelle Obama

Pero la ex Primera Dama también ha querido plasmar el momento más duro de su vida: la pérdida del bebé que venía en camino. Explica que por ello se sometió a un tratamiento de fecundación in vitro para poder así quedarse embarazada de sus dos hijas: Malia y Sasha. "Me sentí perdida y sola tras la pérdida del feto", admite. "La producción de óvulos es limitada. Me di cuenta de eso cuando tenía 34 y 35 años. Tuvimos que recurrir a la fecundación in vitro", cuenta la esposa de Barack Obama.

En una entrevista en el programa 'Good Morning America' de la cadena televisiva ABC, la que en su momento fue abogada de reconocido prestigio en Harvard explica: "Entonces no era consciente de que era algo que sucedía con relativa normalidad, tener un aborto espontáneo. Sentí que había fallado, entonces no sabía que eran tan comunes los abortos espontáneos porque no hablamos de ellos". Todos aquellos acontecimiento la hicieron darse cuenta como mujer del reloj biológico. Barack Obama admite que necesitaron terapia de pareja por aquel entonces. Él estaba sumergido en la política y ella era la que se pinchaba las inyecciones sola en casa para poder quedarse embarazada.

Michelle y Barack Obama posando muy cariñososMichelle y Barack Obama posando muy cariñosos

Estas experiencias son las que hacen que Michelle Obama alce la voz y apueste por la apertura, ya que asegura que la información es fundamental en el proceso de conocernos a nosotros mismos, especialmente a las mujeres. "Creo que es lo peor que nos hacemos las unas a las otras como mujeres: no compartir la verdad acerca de nuestros cuerpos y cómo funcionan...", aseguró.

Te puede interesar