Katy Perry, Jared Leto y Sarah Jessica Parker fueron hechos un 'Cristo' a la Met Gala 2018

NOCHE BÍBLICA

Katy Perry, Jared Leto y Sarah Jessica Parker fueron hechos un 'Cristo' a la Met Gala 2018

Cientos de celebrities acudieron al Museo Metropolitano de Nueva York para disfrutar de la velada vestidos con sus mejores -y sus peores- galas.

Katy Perry, Jared Leto y Sarah Jessica Parker fueron hechos un 'Cristo' a la Met Gala 2018

Si bien ya hace más de 2000 años que una estrella se dejó caer por Belén para anunciar el nacimiento del Niño Jesús, recientemente han sido cientos las que se han desplazado hasta la ciudad de los rascacielos para dar la bienvenida a la exposición anual sobre moda del prestigioso Museo Metropolitano de Nueva York.

La ceremonia, que se celebra anualmente, tiene siempre una temática diferente, y la elegida para este año ha sido la de 'Cuerpos celestes: la moda y la imaginación católica'. De este modo, el dorado y la pedrería han sido predominantes en los estilismos elegidos por algunas celebrities, que parecían recién sacadas del musical 'Jesus Christ Superstar'.

Jared Leto en la alfombra roja de la Gala MET 2018Jared Leto en la alfombra roja de la Gala MET 2018

De hecho, más de uno se habrá llevado un buen susto después de comprobar que el salvador de la humanidad caminaba de nuevo entre sus hijos. Por fortuna, todavía no ha llegado el Día del Juicio Final, y no era Jesucristo quien se paseaba por la alfombra roja, sino el también conocido mundialmente Jared Leto. El actor escogió un discreto traje azul de grandes solapas negras para acudir a la fiesta, pero Gucci metió la mano y lo acompañó de una camisa rosa con cuello lazado y una gran estola con preciosos bordados de estilo barroco. Además, el intérprete cubrió su cabeza con una diadema dorada que recordaba bastante a la corona de espinas con la que el hijo Dios murió en la cruz. La media melena y la barba de Mesías completaron este bíblico look que hizo aflorar en más de uno la esperanza de que Leto convertiría el agua en vino para hacer así la velada algo más amena y entretenida.

Pero, ¿quién es Cristo sin sus ángeles? Los mensajeros de Dios no podían faltar en esta gala, y aunque se vieron varios diseños que podían recordar sutilmente a estas figuras religiosas, fue Katy Perry la que no quiso dejar lugar a dudas y llevó al extremo la temática de la noche. La cantante dejó a todo el mundo boquiabierto combinando un vestido de manga larga con unas botas over-the-knee, todo en color dorado y diseñado bajo la firma de Versace.

Katy Perry en la alfombra roja de la Gala MET 2018Katy Perry en la alfombra roja de la Gala MET 2018

La intérprete de 'Roar' completó su look con unas gigantescas alas que nacían desde sus hombros y llegaban hasta el suelo. Las plumas que las cubrían también eran color oro al principio, degradándose al blanco según se acercaban a las puntas. Con tan colosal estructura, la americana parecía recién llegada del concurso de reinas del carnaval de Canarias, y es que las alas eran tan grandes que tuvo que presentarse en el museo a bordo de un coche descapotable, ya que con semejante disfraz no encontró la forma de meterse dentro de uno con techo... ¡Menos mal que no llovió!

Sarah Jessica Parker en la alfombra roja de la Gala MET 2018Sarah Jessica Parker en la alfombra roja de la Gala MET 2018

Pero, sin duda alguna, quien realmente destacó con su estilismo fue Sarah Jessica Parker. La actriz no tenía claro por qué personaje bíblico decidirse, por lo que decidió armar el belén, literalmente. Dolce & Gabanna escogió para ella un cargado vestido dorado, decorado con corazones rojos hechos de lentejuelas y brocados, acompañado de una larga capa que hacía las veces de mopa sobre el inmaculado suelo de la galería. Lo cierto es que al traje no le faltaba detalle, y elemento decorativo que podía rememorar a la religión católica, elemento decorativo que la intérprete se colocaba... ¿Menos es más? ¡Tonterías! Además, lejos de contrarrestar el exagerado atuendo con un peinado discreto, la que dio vida a Carrie Bradshaw en 'Sexo en Nueva York' se colocó sobre la cabeza un belén en miniatura, luciendo a José, María y al Niño Jesús entre sus cabellos. Con este tocado como colofón, el outfit final de Parker hacía creer a todos los presentes que se acababa de escapar de un cuadro de la realeza del siglo XVI, haciéndose con la corona (aunque no le cupiera en la cabeza) de las más comentadas de la noche.

Noche de vírgenes

Doutzen Kroes en la alfombra roja de la Gala MET 2018Doutzen Kroes en la alfombra roja de la Gala MET 2018

Rihanna, reconvertida de cantante a papisa; Lana del Rey, que junto a Jard Leto y a Alessandro Michele representó a la Santísima Trinidad; y Doutzen Kroes, vestida -más o menos- como la Virgen María. La exángel de Victoria's Secret nunca se pierde esta gala y su estilismo siempre es de los más esperados. Normalmente suele acertar, pero este año ha pecado y su atuendo no ha sido de los más acertados de la noche. La holandesa eligió un vestido de seda cruzado de Sies Marjan, luciendo los colores clave de esta temporada: blanco, fucsia y ultravioleta. La top model dejó su espalda descubierta y se colocó una capucha sobre la cabeza, convirtiéndose ésta en la única referencia religiosa que portaba. Aunque las comparaciones son odiosas, lo cierto es que el look final resultó ser algo soso y bastante simple en comparación con los que se vieron durante la gala. Kroes descuidó los complementos y los accesorios, llevando al límite aquello que se dice de "unas tanto y otras tan poco".

Kate Bosworth en la alfombra roja de la Gala MET 2018Kate Bosworth en la alfombra roja de la Gala MET 2018

En el lado opuesto, se encontraba la actriz Kate Bosworth, que acertó de lleno con otro estilismo virginal. La que dio vida a Lois Lane en 'Superman Returns' se presentó en el Museo Metropolitano con un fino vestido de tul diseñado por Óscar de la Renta, cosido con varias capas de tela adornada con lentejuelas que acababan en una enorme cola de sirena que arrastraba por el suelo de la galería. El traje, con escote en palabra de honor, estaba acompañado de un velo transparente colocado de la forma tradicional, tal y como lo lleva la Virgen María en las estampas religiosas. Aunque su outfit fue todo un acierto, a muchos les recordó al traje de novia que vistió cuando se casó con Michael Polish en 2013, levantando algunas críticas por falta de originalidad. En cualquier caso, ya sea por ataviarse con estilos muy exagerados o demasiado sencillos, está claro que los modelitos de las estrellas de la Gala del Met de 2018 han sido de los más comentados desde que el acto se lleva celebrando.

Te puede interesar