El disgusto de José Ortega Cano: una causa judicial pendiente podría alargar el ingreso de José Fernando

JUICIO PENDIENTE

El disgusto de José Ortega Cano: una causa judicial pendiente podría alargar el ingreso de José Fernando

El torero no está pasando por una buena etapa de salud y ahora se suma esta situación inesperada que podría retrasar la salida de su hijo.

El disgusto de José Ortega Cano: una causa judicial pendiente podría alargar el ingreso de José Fernando

José Ortega Cano no está atravesando un buen momento en lo que su salud se refiere. Hace tan solo unos días se conocía la noticia de las complicaciones que estaba teniendo tras haber padecido coronavirus en el mes de enero, al igual que su mujer Ana María Aldón y Gloria Camila. Como todo el mundo sabe, hay secuelas del coronavirus que permanecen en algunas personas y, cabe recordar, que el torero tiene algunas patologías previas.

Sin embargo, a pesar de que el propio torero confesara que había tenido que estar de médicos para saber qué era lo que le ocurría, aseguró que ya estaba mucho mejor y que no había ningún problema. Lo cierto es que ahora la preocupación viene por otro sitio y es que su hijo José Fernando, que estaba a punto de salir del centro psiquiátrico San Juan de Dios, podría no tener esa oportunidad.

Gloria Camila y José Fernando en la corrida de toros de despedida de José Ortega CanoGloria Camila y José Fernando en la corrida de toros de despedida de José Ortega Cano

José Fernando ingresó en el centro de Ciempozuelos hace años después de llevar una vida frenética de excesos y juicios pero ahora parecía que todo volví a su cauce. El joven tenía fecha para salir de la clínica, concretamente en el mes de abril, pero una causa judicial pendiente podría estar a punto de paralizar su salida. Esto es algo que tiene muy apenado al torero, quien estaba deseando volver a tener a su hijo cerca.

Un juicio pendiente

Según ha podido saber la revista Diez Minutos, José Fernando deberá declarar el día 19 de abril en el Juzgado de lo Penal de Jerez de la Frontera por unos hechos ocurridos en el año 2017. Al parecer, quebrantó la orden de alejamiento que tenía interpuesta con Michu, la madre de su hija, lo que ahora le podría traer unas consecuencias inesperadas y, sobre todo, indeseadas.

Michu en el bautizo de su hija RocíoMichu en el bautizo de su hija Rocío

Por su parte, Michu acudirá como testigo para declarar a favor de José Fernando pero, de ser declarado culpable, deberá continuar en el psiquiátrico. Sin duda, es un jarro de agua fría para el torero y su familia, que llevan cuatro años visitando al joven en el centro pero al que llevan sin ver varios meses por el tema de la pandemia. Habrá que esperar para ver en qué desemboca esta situación.

Te puede interesar