José Fernando, con la vacuna puesta pero sin visitas en el centro todavía por el coronavirus

FALTA POCO

José Fernando, con la vacuna puesta pero sin visitas en el centro todavía por el coronavirus

El joven permanece ingresado en un centro desde hace bastante tiempo y ahora la situación es más complicada por el coronavirus.

José Fernando, con la vacuna puesta pero sin visitas en el centro todavía por el coronavirus

La vida de José Fernando dio un giro de 180 grados cuando ingresó en el centro psiquiátrico San Juan de Dios en Ciempozuelos, donde se encuentra reencauzando su vida y poniendo todo en orden para poder vivir feliz con sus seres queridos sin problemas de salud ni judiciales. Esta era la vida que llevaba antes de decidir entrar en este centro y pudo terminar bastante mal pero, por suerte, su familia consiguió que entrara en el centro y ahora todo va bien.

José Fernando está recuperándose en la clínica y su familia no se ha separado de él en ningún momento. A sus 28 años ya es otra persona y ha sido gracias al apoyo de sus seres queridos y a la ayuda profesional por lo que está a punto de lograr recuperar su vida. Tanto José Ortega Cano como Gloria Camila han estado visitando al joven una vez en semana, pero según ha podido saber La Razón, ya son varios los meses que llevan sin poder verse.

José Fernando saliendo de los Juzgados con heridas en la caraJosé Fernando saliendo de los Juzgados con heridas en la cara

El citado medio ha podido hablar con una de las trabajadoras del centro y esta contaba lo siguiente: "Las visitas están prohibidas desde enero para todos. La última visita que recibió José Fernando fue el día de Navidad. Además, los encuentros fueron más cortos de lo habitual y se han llevado a cabo a través de una mampara". Sin duda, la pandemia del coronavirus ha sido un grave impedimento para todos los internos, quienes tampoco han podido salir del centro desde entonces.

Con la vacuna puesta y con esperanzas

Dicha trabajadora también ha confirmado que José Fernando ya está inmunizado frente al coronavirus, lo que le permitirá poder reencontrarse con sus seres queridos dentro de poco: "José Fernando y el resto de los internos ya se han vacunado. Algunos están esperando la segunda dosis", explicaba para La Razón. A pesar de no poder tener contacto en persona, sí que han hablado a través del móvil, por lo que las videollamadas se han convertido en sus grandes aliadas.

José Fernando Ortega en el bautizo de su hija RocíoJosé Fernando Ortega en el bautizo de su hija Rocío

Lo mismo ha sucedido con Michu, su pareja y madre de su hija, con quien ha estado en contacto a través de videollamada para mantener vivo su amor. La propia Michu ha contado al citado medio que "sobreviven" con dichas llamadas y parece que lo suyo va viento en popa para el momento en el que José Fernando pueda salir del centro perfectamente recuperado.

Te puede interesar