De tal palo, tal astilla: las razones que mantienen más unidas que nunca a Paz Padilla y su hija Anna Ferrer

MUY UNIDAS

De tal palo, tal astilla: las razones que mantienen más unidas que nunca a Paz Padilla y su hija Anna Ferrer

Descubre las aventuras y experiencias que han hecho de la relación madre e hija entre Paz Padilla y Anna Ferrer una unión envidiable.

De tal palo, tal astilla: las razones que mantienen más unidas que nunca a Paz Padilla y su hija Anna Ferrer

Intocable. Así es como ha definido Paz Padilla a su hija Anna Ferrer en una de sus últimas publicaciones de Instagram. Madre e hija comparten desde siempre una relación muy unida, en la que nunca han dejado de mostrarse apoyo sincero e incondicional y un orgullo inexplicable. Y es que, momento en el que la pequeña Ferrer apareció en la vida de la presentadora de 'Sálvame', esta sabía que se convertiría en uno de los apoyos más importantes de su vida. No hay duda de que junto a ella ha vivido historias imborrables y otras no tan agradables como hubiera esperado la gaditana.

Sin embargo, supone motivo suficiente como para que ahora mantenga ese vínculo familiar tan envidiable. Les fascina compartir experiencias juntas, y sus redes sociales se hacen continuamente eco de ello. Congenian a la perfección, de ahí que incluso se hayan atrevido a sumergirse, hace muy poco, en una nueva aventura familiar y profesional. El espíritu joven es lo que les caracteriza -sin importar la diferencia de edad-, y las ganas de disfrutar juntas de la vida es lo que les hace estar siempre tan unidas. Probablemente, han sido los años y las vivencias los motivos que les han llevado a convertirse en el tandem perfecto...

Un pasado especial

Paz Padilla con su hija Ana cuando era un bebéPaz Padilla con su hija Ana cuando era un bebé
Seguramente, Paz Padilla nunca hubiera imaginado que un 23 de febrero -de 1997 concretamente- su vida acabaría cambiando por completo. Un pasado al que la presentadora no parece agradarle del todo retroceder pero que, finalmente, acabó convirtiéndose en el inicio de una de las experiencias más bonitas de su vida: la llegada al mundo de su pequeña Anna. Primogénita que nacería de su vertiginoso amor con el que fue su representante, Albert Ferrer. Una relación que, a pocos meses de su comienzo, acabaría brindándoles un regalo muy especial.

Pero lo que quizás no llegaron a imaginar es que este amor se truncaría apenas 6 años después de que Anna Ferrer naciera, suponiendo un reto difícil de afrontar para la presentadora de Telecinco. De ahí en adelante, el apoyo de su familia -principalmente, el de su madre Dolores- y la ternura de su pequeña serían lo que le animarían a seguir adelante. Es más, hace unos meses, Padilla se sinceraba públicamente recordando el inicio de la relación el padre de su hija: "Yo a los tres meses ya estaba embarazada y viviendo con el padre de mi hija. Lo llego a saber a priori y cualquiera me trinca a mí a posteriori", decía.

Paz Padilla y su hija Anna Ferrer comiendo con sombreros mexicanosPaz Padilla y su hija Anna Ferrer comiendo con sombreros mexicanos

Su madre, su mejor apoyo

De esta forma, y al hacerse Anna Ferrer mayor, parece que este vínculo ha logrado fortalecerse tanto que se podría decir que ambas presumen, incluso, de ser mejores amigas. No hay plan que les pueda emocionar más que pasar tiempo juntas, ya sea de viaje a cualquier ciudad del mundo como disfrutando de una agradable y divertida velada entre madre e hija. Cualquier razón vale como excusa para gritar a los cuatro vientos lo mucho que se apoyan y se quieren. Así, Ferrer no quiso dudar ni un momento en sorprender a su madre, hace unos meses, en 'Sálvame' tras alcanzar la cifra de un millón de seguidores en Instagram.

De igual modo, y con motivo de la graduación universitaria de Anna Ferrer, la también actriz tampoco ha querido desaprovechar la oportunidad para presumir de hija en redes sociales. "Qué bonito!!! Qué noche tan bonita!!!! Qué hija tan bonita!!! Y qué vida tan bonita!!! Qué bonito ha sido educarte, qué bonito ha sido estar siempre cerca de ti, qué bonito es que nunca quieras alejarte de mi. Eres mi motor, mi sentido de vivir, mi orgullo de tus logros conseguido", escribía la presentadora en su perfil de Instagram, acompañado de un vídeo en el que se podía ver a Ferrer dirigiéndose hacia el escenario de tal acto.

Paz Padilla, agarrada de la mano de su hija Anna Ferrer en su graduaciónPaz Padilla, agarrada de la mano de su hija Anna Ferrer en su graduación

"Comienza una nueva etapa en la vida, en la que ya solo necesitas consejos, porque sabes hacia dónde quieres ir, te acompañaré en tus nuevos caminos, como cuando empezaste a andar, sin darte la mano, pero muy pendiente de si te caías para levantarte rápidamente y decirte !!!!No passa res!!! !!!Ápali!!. Boleta, com no volies que et diguessis. Juntas pasamos momentos difíciles y juntas pasaremos lo que el futuro nos traiga. Cuando me encontré sola contigo tuve mucho miedo, pero pronto descubrí que eras fuerte y que la unión de ambas nos hacía crecer e intocables, así serás tu siempre, "INTOCABLE". Te quieroooo!!!! Felicidades!!!!", concluía Padilla.

Compañeras de viaje

Por otro lado, una de las aficiones que les hacer ser uña y carne es la curiosidad por descubrir nuevos rincones y culturas del mundo. Siempre que el tiempo se lo permite, Padilla y Ferrer -muchas veces acompañadas por el marido de la actriz, Juan Vidal Agarrado- se animan a emprender nuevas aventuras fuera de nuestro país, empapándose de experiencias emocionantes. Uno de esos viajes fue el que esta familia de tres realizó en el verano del 2018 a Birmania, del que llegaron completamente cambiados. "Impactadas", así se definían madre e hija tras poner fin a uno de los viajes más emocionantes de sus vidas.

Paz Padilla y Anna Ferrer disfrutando de sus vacaciones en FormenteraPaz Padilla y Anna Ferrer disfrutando de sus vacaciones en Formentera

Asimismo, y durante el año en el que Anna Ferrer estuvo estudiando en Londres, ambas también pudieron disfrutar de la capital británica, en una de las escapadas de la presentadora junto a su marido. Un año complicado para Padilla, sin su pequeña cerca, que supo llevar de la mejor manera posible, con las continuas visitas que ambas realizaban. Por otro lado, uno de esos lugares que mantiene atrapadas y enamoradas a madre e hija es Zahara de los Atunes. Un precioso pueblo de la costa gaditana al que nunca faltan, haciéndole, verano tras verano, su rincón favorito. Hace un par de años, además, Padilla se animó a emprender una nueva aventura empresarial con la apertura de su chiringuito La Trompeta, un éxito veraniego.

Paz Padilla y su hija Anna abrazando un oso gigantePaz Padilla y su hija Anna abrazando un oso gigante

Madre e hija, amigas y socias

Aunque a día de hoy, no es el único negocio con el que cuenta la presentadora en este pequeño rincón de Cádiz. Hace apenas unos meses, madre e hija se animan a emprender una bonita aventura juntas: abrir juntas su propia tienda en este mismo lugar. La inauguración fue todo un éxito, a la que no quisieron faltar multitud de amigos, familiares e incluso los propios habitantes de Zahara de los Atunes. No Ni Ná es el nombre con el que quisieron bautizar este inicio en los negocios juntas, con prendas variadas y a precios no muy asequibles, al parecer, para todo el mundo. Una hazaña empresarial que las mantiene muy ilusionadas...

Te puede interesar