Yaemil quiere desenmascarar a su exmujer Aramís Fuster: "Ni es bruja ni es nada, es una estafadora"

EN 'SÁLVAME'

Yaemil quiere desenmascarar a su exmujer Aramís Fuster: "Ni es bruja ni es nada, es una estafadora"

El cubano reconoció que solo se casó por ella para poder llegar a España sin ningún inconveniente legal.

Yaemil quiere desenmascarar a su exmujer Aramís Fuster: "Ni es bruja ni es nada, es una estafadora"

El paso de Aramís Fuster por la casa de 'Gran Hermano VIP 6' está provocando que muchos fantasmas de su pasado salgan a la luz para airear los trapos más sucios y oscuros de la vidente. Si hace unos días ya lo hacía su hijo menor, Karim, para defenderse de las acusaciones que su madre lanzó contra él en Guadalix de la Sierra, ahora lo ha hecho su exmarido, Yaemil, que se ha dejado caer por el plató de 'Sálvame' para relatar como fue su vida de casado con la eminencia mundial del ocultismo.

El invitado comenzó sorprendiendo a todo el mundo al desvelar que los poderes de los que habla Fuster no existen y que en realidad no tiene ningún don, ¡vaya fiasco!. "Aramís no es vidente, no es bruja, no es nada. Es una estafadora desde que la conozco. Ella iba a Cuba y contaba que en España era el oráculo supremo", añadió. Lo cierto es que su exmarido no la recordaba con buenas palabras, lo que hizo que Terelu Campos se preguntara por qué se casó con ella si tan poco le gustaba.

Yaemil, el exmarido de Aramís Fuster / Telecinco.esYaemil, el exmarido de Aramís Fuster / Telecinco.es

Así, Yaemil confesó que solo se dieron el 'sí, quiero' por pura conveniencia, y es que esa era la forma más rápida de cruzar el charco y llegar a España de forma legal. "Yo siempre quise salir de Cuba", reconoció. Sin embargo, el joven explicó que al principio Fuster no le parecía tan mala persona y que fue descubriendo lo peor de ella a partir de su convivencia durante meses. "Viendo lo que hacía ya empecé a darme cuenta como era", apunta. De hecho, desveló que llegaron a consumar.

Los hábitos poco higiénicos de la bruja

Gracias a su paso por 'Gran Hermano VIP', todos los espectadores del reality show han podido comprobar que Fuster no le tiene mucho apego al agua y al jabón, una especia de fobia que Yaemil ha confirmado. "Cuando se levantaba no se aseaba. Podía estar tres días sin ducharse", comentó. "¡Qué horror!", exclamó una despavorida Lydia Lozano, que más tarde cuestionó: "¿Por eso no lleva bragas, para no lavarlas?". Gracias a estos testimonios, la audiencia puede conocer un poco mejor a la vidente y quién sabe si dentro de poco darán la cara otras figuras importantes para ella, como Barack Obama, para desvelar nuevos detalles ocultos.

Te puede interesar