'Crónicas vampíricas' a través de 4 de sus mejores parejas: "Delena", "Steroline"...

PURA QUÍMICA

'Crónicas vampíricas' a través de 4 de sus mejores parejas: "Delena", "Steroline"...

En esta primera entregas se encuentran cuatro de los romances que más importancia en la trama tiene: Bonnie y Enzo, Alaric y Jenna...

'Crónicas vampíricas' a través de 4 de sus mejores parejas: "Delena", "Steroline"...

El final de su relación, donde los rumores de enfados eran constantes, no impidió que su ficticia historia siguiera. La química de ambos y la lucha por conseguir ser felices en un mundo lleno de sangre es lo que les ha dado el toque especial. La marcha de la actriz en la octava temporada trastocó todos los planes para ambos, aunque su amor ha seguido vivo y la lucha del bien y el mal que tiene constantemente Damon por su amada y sus valores de vida siempre han sido el "late motiv" de todo.

2 Stefan y Caroline

Sí, parecía mentira, pero dos de las "almas" más diferentes de la serie lograban enamorarse. Stefan (Paul Wesley) pasaba a una nueva etapa, ya con Elena lejos del horizonte, y la presencia de Caroline (Candice Accola) constantemente en sus vidas terminó haciendo mella en él. Los numerosos momentos que han vivido juntos provocó que la chispa saltara y que los espectadores rogaran por ello.

Aunque parte de los espectadores preferían a la vampira con uno de los Originales, el protagonismo que fue cogiendo con el tiempo lo impidió. Stefan vio en ella a su perfecta compañera, a alguien con quien compartir su eternidad. La química entre ambos es inevitable y el amor que se profesan, como en el caso anterior, surgió. Como todo en esta serie, no sería ni mucho menos fácil conseguir que ambos estuvieran juntos.

Mientras que Caroline tuvo que emprender una familia lejos del vampiro debido a la jugada para salvar a las gemelas de Jo de Kai, Stefan luchaba por mantener a su hermano en el camino correcto y evitar que su yo del pasado, el destripador, terminara arrastrando todo lo que había construido.

Su historia de amor, a falta de un capítulo, apunta a final feliz. Pase lo que pase, aunque alguno de los dos no continuase, ya han conseguido ser marido y mujer. Nada sencillo teniendo en cuenta la amenaza de Katherine (Nina Dobrev), la culpable de las desgracia de los Salvatore, y que ya no es humano. La luz que desprenden ambos y lo difícil que lo han tenido hacen que su historia haya sido cada vez más bonita, más seductora y más real.

3 Bonnie y Enzo

Nuevo ejemplo de que los polos opuestos se atraen. Bonnie Bennet (Kat Graham) no ha tenido fortuna en el amor, y mira que la pobre lo ha tenido cerca. Primero fue con Jeremy con quien parecía que terminaría, pero las constantes idas y venidas y su papel como cazador terminó por impedirlo. Cuando las fans ya veían incluso una posible relación con Damon, y es que estar encerrado en un mundo paralelo en un día bucle une mucho, todo giró hacia Enzo (Michael Malarkey).

La personalidad tan potente de ambos, sin embargo, hizo que chocaran muchas veces antes de encontrarse. Al final, uno y otro se rindieron a sus sentimientos y lucharon hasta el final por poder tener el tan ansiado final feliz. Todo parecía bien pero la locura de la trama terminó por separarles, de una manera física al menos.

La vida de Enzo se paró en seco en el momento en que Stefan, desubicado por completo, decidió convertirle en daño colateral de su lucha. Su "muerte" frente a los ojos de su amada es uno de los peores momentos, sin lugar a duda, de la octava temporada. Toda la emoción contenido y las lágrimas han provocado que la bruja pueda seguir teniendo contacto con él y que se haya impuesto como futuro cercano recuperarlo.

4 Alaric y Jenna

Esta, sin duda, no ha sido una de las parejas que más tiempo ha tenido en pantalla pero sí una de las mas determinantes. Gracias a Jenna (Sara Canning), la tía de Elena y Jeremy (Steven R. McQueen), Alaric (Matt Davis) llegó a Mystic Falls para quedarse. Ambos mantenían un tira y afloja difícil de convertirse en relación por la responsabilidad que cuidar de sus sobrinos, siendo tan joven, suponía. Cuando todas las barreras se rompieron y triunfo el amor, llegó la desgracia, como siempre en esta ficción.

Debido a las ansias de poder de Klaus (Joseph Morgan) Jenna tuvo que perder la vida, convirtiéndose en el último momento en un ser sobrenatural y sacrificándose por ella. Lejos de alejarse, Alaric decidió quedarse como padrastro de los Gilbert y se metió de lleno en todo. Desde este punto le hemos visto ser un cazador, objetivo de los Originales, profesor de historia, e incluso padre.

Porque sí, dentro de esta misma pareja, se podría desgranar otra, la de Jo y Alaric. Gracias a ese enlace, y la sangrienta boda que celebraron, están las pequeñas gemelas junto a Caroline a salvo. De momento, parece que va a ser uno de los que no sea afortunado en amores, pero nunca se sabe. Lo que sí se puede confirmar es lo importante que ha sido para todos, y también para Damon, desde que apareciera junto a Jenna en los inicios.

El final de su relación, donde los rumores de enfados eran constantes, no impidió que su ficticia historia siguiera. La química de ambos y la lucha por conseguir ser felices en un mundo lleno de sangre es lo que les ha dado el toque especial. La marcha de la actriz en la octava temporada trastocó todos los planes para ambos, aunque su amor ha seguido vivo y la lucha del bien y el mal que tiene constantemente Damon por su amada y sus valores de vida siempre han sido el "late motiv" de todo.

2 Stefan y Caroline

Sí, parecía mentira, pero dos de las "almas" más diferentes de la serie lograban enamorarse. Stefan (Paul Wesley) pasaba a una nueva etapa, ya con Elena lejos del horizonte, y la presencia de Caroline (Candice Accola) constantemente en sus vidas terminó haciendo mella en él. Los numerosos momentos que han vivido juntos provocó que la chispa saltara y que los espectadores rogaran por ello.

Aunque parte de los espectadores preferían a la vampira con uno de los Originales, el protagonismo que fue cogiendo con el tiempo lo impidió. Stefan vio en ella a su perfecta compañera, a alguien con quien compartir su eternidad. La química entre ambos es inevitable y el amor que se profesan, como en el caso anterior, surgió. Como todo en esta serie, no sería ni mucho menos fácil conseguir que ambos estuvieran juntos.

Mientras que Caroline tuvo que emprender una familia lejos del vampiro debido a la jugada para salvar a las gemelas de Jo de Kai, Stefan luchaba por mantener a su hermano en el camino correcto y evitar que su yo del pasado, el destripador, terminara arrastrando todo lo que había construido.

Su historia de amor, a falta de un capítulo, apunta a final feliz. Pase lo que pase, aunque alguno de los dos no continuase, ya han conseguido ser marido y mujer. Nada sencillo teniendo en cuenta la amenaza de Katherine (Nina Dobrev), la culpable de las desgracia de los Salvatore, y que ya no es humano. La luz que desprenden ambos y lo difícil que lo han tenido hacen que su historia haya sido cada vez más bonita, más seductora y más real.

3 Bonnie y Enzo

Nuevo ejemplo de que los polos opuestos se atraen. Bonnie Bennet (Kat Graham) no ha tenido fortuna en el amor, y mira que la pobre lo ha tenido cerca. Primero fue con Jeremy con quien parecía que terminaría, pero las constantes idas y venidas y su papel como cazador terminó por impedirlo. Cuando las fans ya veían incluso una posible relación con Damon, y es que estar encerrado en un mundo paralelo en un día bucle une mucho, todo giró hacia Enzo (Michael Malarkey).

La personalidad tan potente de ambos, sin embargo, hizo que chocaran muchas veces antes de encontrarse. Al final, uno y otro se rindieron a sus sentimientos y lucharon hasta el final por poder tener el tan ansiado final feliz. Todo parecía bien pero la locura de la trama terminó por separarles, de una manera física al menos.

La vida de Enzo se paró en seco en el momento en que Stefan, desubicado por completo, decidió convertirle en daño colateral de su lucha. Su "muerte" frente a los ojos de su amada es uno de los peores momentos, sin lugar a duda, de la octava temporada. Toda la emoción contenido y las lágrimas han provocado que la bruja pueda seguir teniendo contacto con él y que se haya impuesto como futuro cercano recuperarlo.

4 Alaric y Jenna

Esta, sin duda, no ha sido una de las parejas que más tiempo ha tenido en pantalla pero sí una de las mas determinantes. Gracias a Jenna (Sara Canning), la tía de Elena y Jeremy (Steven R. McQueen), Alaric (Matt Davis) llegó a Mystic Falls para quedarse. Ambos mantenían un tira y afloja difícil de convertirse en relación por la responsabilidad que cuidar de sus sobrinos, siendo tan joven, suponía. Cuando todas las barreras se rompieron y triunfo el amor, llegó la desgracia, como siempre en esta ficción.

Debido a las ansias de poder de Klaus (Joseph Morgan) Jenna tuvo que perder la vida, convirtiéndose en el último momento en un ser sobrenatural y sacrificándose por ella. Lejos de alejarse, Alaric decidió quedarse como padrastro de los Gilbert y se metió de lleno en todo. Desde este punto le hemos visto ser un cazador, objetivo de los Originales, profesor de historia, e incluso padre.

Porque sí, dentro de esta misma pareja, se podría desgranar otra, la de Jo y Alaric. Gracias a ese enlace, y la sangrienta boda que celebraron, están las pequeñas gemelas junto a Caroline a salvo. De momento, parece que va a ser uno de los que no sea afortunado en amores, pero nunca se sabe. Lo que sí se puede confirmar es lo importante que ha sido para todos, y también para Damon, desde que apareciera junto a Jenna en los inicios.

Te puede interesar