Ian Somerhalder y Nina Dobrev en París

Ian Somerhalder y Nina Dobrev, un amor vampírico que quedó en amistad