7 impactantes muertes de 'The Vampire Diaries' que conmocionaron a los espectadores

CONTIENE SPOILERS

7 impactantes muertes de 'The Vampire Diaries' que conmocionaron a los espectadores

Aunque en esta serie no todo sea definitivo, lo cierto es que la marcha de estos personajes ha girado radicalmente las tramas.

7 impactantes muertes de 'The Vampire Diaries' que conmocionaron a los espectadores

Con unos "no-muertos" sedientos de sangre como protagonistas, 'The Vampire Diaries' prometía muchas sorpresas y muertes. Desde el minuto uno comienza a ser la base de la serie ya que todo arranca con una protagonista intentando superar la muerte de sus padres.

En The CW, la cadena norteamericana en la que se emite la ficción, apostaron por jugar con el final de los destinos de los personajes y seguir la delgada línea que probaron en otras series como 'Sobrenatural': no todas las muertes serían del todo definitivas. Así que siguiendo esta premisa los espectadores tuvieron que decir adiós a personajes protagonistas como Elena (Nina Dobrev) o Bonnie (Kat Graham), y otros que llegaron al corazón por su bondad o maldad como Katherine o Elizabeth Forbes (Marguerite MacIntyre)

1 Katherine Pierce

Si ha habido una guerrera en la historia de la serie esa ha sido Katherine, la culpable de que los hermanos Salvatore comenzaran su vida inmortal. Su parecido con Elena, explicado en temporadas posteriores, le hacía aún más interesante para el público. Después de ser la causante de que Damon y Stefan estuvieran enfrentados, que Elena sufriera por la estabilidad de su entorno, de que Jeremy muriera...su tono irónico era indispensable.

Pero toda una vida de maldad, de traiciones y de miedos, no podían terminar bien. Katherine tenía muchas cuentas pendientes y, cuando cae el velo entre las realidades, queda aún más claro. Las fuerzas que rigen el mundo quieren vengarse de ella y le impiden de manera fulminante que vuelva a Mystic Falls. La escena en la que es engullida por la oscuridad será difícil de olvidar para los amantes de la ficción.

2 Damon y Bonnie

La serie sufrió un reinicio completo cuando Damon (Ian Somerhalder) y Bonnie no pudieron regresar a la vida. Después de ser los héroes de la historia, de romper las barreras entre los mundos, tuvieron que sacrificarse y emprender un incierto futuro. Llegados a ese punto era difícil imaginar que estos personajes no formaran parte de las tramas, que de manera tan clara y directa terminaran fuera del juego.

Durante una temporada al menos así lo hicieron creer, que la historia de estos dos recién convertidos en compañeros de viaje ponía punto final. La revolución de los seguidores quedó más que clara en las redes sociales y pronto tuvo su recompensa. Al final, fueron salvados por las grandes energías mágicas aunque no de la forma que esperaban: siendo encerrados en un punto temporal en el que el día se repetía y ellos eran los únicos supervivientes, una especie de infierno personal.

3 Elena Gilbert

La transformación de Elena de vampiro a humana es digna de destacar porque supuso un antes y un después. A partir de este momento cambiaría la dinámica de juego establecida y Damon tomaría la delantera en su corazón. Todo se debió a una mala decisión de Rebekah (Claire Holt) que para terminar con el peligro que suponía Alaric (Matt Davis) decidió hacerlo con Elena.

En este momento de la trama la vida de la joven y de su 'tio' estaban unidas por un conjuro de manera que matar a uno significaba matar al otro. Alaric estaba convertido, por aquel entonces, en una especie de "super cazador" con una única misión: terminar con la saga de los Originales.

Reviviendo el tormento que vivieron sus padres, y en la misma carretera en la que conocería al mayor de los Salvatore, terminó en el fondo de un río junto a Matt. La decisión de Stefan de salvar al joven y no a ella desencadenaría el final. La sorpresa llegó cuando Elena despertó ya que había sido curada con sangre de vampiro que todavía estaba en su sangre. El daño colateral de esta historia fue Alaric que terminó muriendo al verse roto el vínculo.

4 Jenna Sommers

Lo dramático de esta muerte la sitúa como una de las más inolvidables. Jenna era el único apoyo familiar con el que contaban los hermanos Gilbert. Aunque fuera más la tia joven y moderna, era el motor de la familia, en la que se incluía a su pareja Alaric. Aquí se vuelve a dejar latente la cobardía de Katherine frente a uno de sus mayores temores, Klaus.

La tía de los Gilbert decide sacrificarse, siendo transformada en vampiro, en el lugar que según una profecía establecía que debería ir Elena. El drama estaba servido. Su muerte pone en jaque la vida que se habían conseguido labrar hasta el momento y le da a Alaric una nueva perspectiva.

5 Jo Parker

Una de las mayores tragedias de la serie se vivieron cuando por fin Alaric parece tener su vida completa. La suerte en el amor no le acompaña y sufre en sus propias carnes como es tenerlo todo y perderlo en un segundo. El culpable de todo esto fue Kai, uno de los mayores villanos habidos y por haber. El que fuera el hermano repudiado de Jo, una doctora muy mágica y prometida del profesor, no está dispuesto a dejar a su familia feliz.

Desde que tuvo conciencia de que ese infierno que compartió con Bonnie y Damon había sido creado para él, para que no se escapara, clamó venganza. El día de la boda de la pareja decidió hacer su aparición estelar armado de un arma blanca y de forma invisible. Convirtió el que sería uno de los momentos más felices en toda una tragedia. Terminando con la vida de Jo, lo hacia también con la de los gemelos que iba a tener y que le iban a relevar en el 'árbol genealógico' mágico, dejándolo casi sin poder.

6 Elizabeth Forbes

Era una parte fundamental de Mystic Falls. Gracias a la presencia de Elizabeth en las instituciones se consiguió un cierto equilibrio entre los vampiros y los humanos. Con su unión a Damon, además, logró que muchos de los crímenes fueran resueltos y que su falta de humanidad se mantuviera a raya. Es una de las pocas muertes que se podrían definir en esta serie por causa natural.

La que fuera la madre de Caroline no pudo resistir la enfermedad a la que se estaba enfrentando y terminó marchándose cuando su hija más la necesitaba. En la cama del hospital y gracias a los poderes que tienen los vampiros, se puede despedir de su pequeña como se merece. Para la rubia más reconocible de la serie comienza a plantearse un gigante dilema y es que ya está sola en el mundo y ha perdido a su mayor apoyo. Para Damon también es un duro golpe, ha perdido a una de sus mejores amigas. Es, sin lugar a duda, una de las ausencias más destacadas.

7 Alaric Saltzman

Era uno de los personajes más queridos no solo por ser la referencia familiar de los Gilbert, sino por la gran química que tenía con Damon, convirtiéndose en todo un bromance, las denominadas parejas de amigos que tienen tanta conexión que entre bromas se ganan al público. Todo lo que aquí sucedió está muy relacionado con la muerte de Elena anteriormente explicada.

Al haber sido por la madre de los Originales el elegido para terminar con ellos, es el peligro número 1 para su existencia. Por ello deciden tomar las riendas de la situación y terminar con ellos. En plena disputa con Damon, que ve temer por su vida pero que no quiere terminar con su amigo, se desploma y se desencadena el mayor cambio de la ficción. Si él muere, es porque la Elena humana también lo ha hecho. Su despedida ya como 'fantasma' fue una de las más emotivas recordadas.

Te puede interesar