Sarah Ferguson aclara su situación con el Príncipe Andrés y se pone nostálgica al recordar su boda

MUY SINCERA

Sarah Ferguson aclara su situación con el Príncipe Andrés y se pone nostálgica al recordar su boda

La Duquesa de York ha abierto su corazón y ha dado su entrevista más personal hablando de su relación con el Príncipe Andrés y de la boda de su hija Eugenia de York.

Sarah Ferguson aclara su situación con el Príncipe Andrés y se pone nostálgica al recordar su boda

Es una mujer única. Nadie puede dudar de que cuando aparece en escena el mundo tiembla. Así lo voy a demostrar cuadno se saltó el protocolo el día de la boda de su hija la Princesa Eugenia de York cuando se acercó a abrazar a la multitud que les vitoreaba. Ahora ha dado una entrevista para Daily Mail que, por supuesto, volverá a dar para mucho.

Una entrevista en la que abre su corazón como nunca antes lo había hecho y en la que se emocionó al recordar las emociones vividas el 12 de octubre con motivo del 'sí quiero' de su hija con Jack Brooksbank. Es más, tuvo que sacar el pañuelo porque las lágrimas volvieron a brotar de sus ojos ha asegurado el entrevistador.

El Príncipe Andrés, Sarah Ferguson, Beatriz de York y los pajes y damas en la boda de Eugenia de York y Jack BrooksbankEl Príncipe Andrés, Sarah Ferguson, Beatriz de York y los pajes y damas en la boda de Eugenia de York y Jack Brooksbank

"Siempre iba a las bodas y pensaba '¿por qué llora la madre de la novia?'", aseguraba antes de sentir en sus propias carnes ese momento. "Ahora lo entiendo perfectamente. Es increíble porque tu hija ha crecido, se va de casa y empieza a formar su propia vida...".

El momento de mayor orgullo de la boda de su hija Eugenia de York

Un día muy especial en el que la Duquesa de York también se acordó de los ausentes como la Princesa Lady Di. "Ella está conmigo todo el tiempo. Lo que más extraño es su risa. Era mi mejor amiga y la persona más divertida que he conocido. Juntas nos reíamos y disfrutábamos mucho de la vida. A ella le habría encantado ir a la boda".

Una entrevista en la que Sarah Ferguson también ha contado que decidieron llamar a la Capilla de San Jorge para asegurarse de que no había problema en que su hija fuera sin velo. Y, como se pudo comprobar, efectivamente no hubo mayor problema.

El Príncipe Andrés y Sarah Ferguson ríen divertidos junto a Beatriz de YorkEl Príncipe Andrés y Sarah Ferguson ríen divertidos junto a Beatriz de York

Eso también permitió que se viera aún más la cicatriz que tiene en la espalda fruto de una intervención quirúgica ocasionada por la escoliosis y que ella misma quería enseñar sin pudor: "Fue mi momento de mayor orgullo. Ver a Eugenia de pie, mostrando orgullosa su cicatriz con ese vestido de espalda baja".

Sin rencores con la Familia Real Británica

Por supuesto, esta larga entrevista no podía terminar sin hablar del resto de los miembros de la Familia Real Británica, con los que siempre se ha dicho que la relación no era para nada buena y que, incluso, se avergozaban de ella.

Pero hace ya más de dos décadas que se separó del Príncipe Andrés y ese posible rencor en cosa del pasado. Ahora la armonía fluye entre ellos y así lo ha querido dejar patente asegurando que los York son una familia unida y que considera que son la "pareja divorciada más feliz del mundo".

Los Duques de York besándose después de su bodaLos Duques de York besándose después de su boda

Consciente de que algunas personas piensan que incluso podrían estar comenzando una reconciliación, Ferguson ha querido dejar claro que se tienen muchísimo respeto y se apoyan mucho, pero su matrimonio no se va a retomar. "El 23 de julio de 1986 fue el día más feliz de mi vida. Andrés es el mejor hombre que conozco y estoy muy orgullosa de él. No somos una pareja, pero creemos el uno en el otro".

Y en concreto sobre esa posible reconciliación, la Duquesa de York es consciente de los rumores pero los quiere zanjar: "Me lo ha preguntado mucho gente, pero estamos felices como estamos, disfrutando de nuestra compañía". Así ha querido dejar claro que la decisión de divorciarse fue cosa de los dos, que nadie se divorció del otro, y que esa armonía es familiar únicamente, no sentimental.

Te puede interesar